RECOMENDACIÓN SERIE: Akira

Jodida obra maestra
Sé que es la foto promocional del film, pero es igual, mola más que las portadas del manga que no tienen spoilers…

Quizás sea algo vulgar, pero creo que la frase que encabeza esta entrada es la ideal para definir este manga. Hasta el día antes de leerlo, si alguien me dijera "¿Cual es el mejor manga que has leído hasta ahora?" yo contestaría sin lugar a dudas "20 century boys". Hoy, ante la misma pregunta, mi respuesta sería "Depende. Si buscas la mejor historia de un manga, escoje 20 century boys. En cambio, si buscas un manga mucho más directo pero que mantenga el nivelazo, leete Akira".

Publicado en los años 80, Akira nos traslada a una realidad alternativa en la cual, en el año 1988, una bomba nuclear lanzada sobre Tokio desató la tercera guerra mundial. Varios años después, una vez terminada la contienda, se alzan sobre los escombros de la mencionada ciudad una nueva urbe conocida como Neo-Tokio, en la cual viven nuestros protagonistas: Kaneda y Tetsuo.


Ambos son adolescentes problemáticos que pertenecen a la misma banda de motoristas. Del mismo modo que haría cualquier joven en su situación, se dedican a peleas de bandas, tomar drogas, carreras ilegales… Será en una de estas últimas cuando, a causa de un niño con aspecto de anciano, Tetsuo sufra un accidente y deba ser ingresado en un hospital. Una vez sale de allí, el ejército se da cuenta que Tetsuo está empezando a desarrollar ciertos poderes que encajan a la perfección con sus planes.

Mientras tanto, Kaneda, ávido de venganza, trata de coger al crío para darle su merecido, solo para descubrir que el chaval es mucho más peligroso de lo que aparenta, que bajo la ciudad hay algo más que alcantarillas y que quizás la realidad sea mucho más terrorífica de lo que se podría imaginar…

Y aquí paro. Tras spoilearos las primeras 20 páginas del manga, ahora es vuestro turno descubrir qué hay más allá de este escueto resumen del inicio de la obra, para lo cual tenéis dos opciones: leeros el manga (bibliotecas o tiendas online hay a montones), o pasar de la línea amarilla que viene ahora e internaros en la zona de los spoilers, en la cual destriparé (a grandes rasgos, eso sí) el resto de la historia del manga. A continuación irán dos breves secciones: unas reseñas de algunos personajes (con spoilers, eso sí) y unas pocas líneas dedicadas a la influencia posterior de Akira en el mundillo otaku y fuera de él. La película la dejaré para otro día, pero puedo decir sin miedo que me ha parecido un bodrio.

Eso sí, me gustaría comentar una última cosa antes de entrar de lleno en los spoilers. El manga (en España) tiene varias ediciones, pero por mis manos solo han pasado dos: una de trece tomos en blanco y negro y otra de 6 tomos en color. Si podéis escoger… pillaros la de color. Hay poca diferencia de precio y la calidad es tremenda. Además, al ser de un tamaño superior al habitual (altura revista), la cantidad de detalles que captamos es también mayor que la media.

Si quieres bajar hasta los comentarios ya sea para leerlos o para comentar sin pasar por los spoilers, click aquí.














De aquí en adelante, si te spoileas, ya no es culpa mía.



Avance de la historia a lo largo del manga.
Si no os importa, lo separaré del modo en que están separados los tomos que yo leí, es decir, seis partes:
Tomo 1: Del inicio hasta que Tetsuo se va con El Coronel a la base del ejército. Pese a comenzar despacito, muy pronto (a mediados de dicho tomo) empieza el show: Tetsuo empieza a matar por placer mediante sus nuevos poderes, se convierte en el nuevo líder de los clowns, Kaneda se une a la resistencia, comienza una batalla entre todas las bandas contra Tetsuo… Además, el combate entre Kaneda y Tetsuo le pone la guinda a uno de los mejores inicios que nunca había leído. Simplemente impresionante.

Tomo 2: el mejor de toda la serie. Si lo terminas y no te has interesado ni una sola vez deja de leer mangas. El tomo comienza justo donde lo dejó el anterior: Tetsuo acaba de eliminar a todos los motoristas a excepción de Kaneda y se marcha con el Coronel para recibir más drogas. Una vez allí, descubre que no solo hay más gente que también tiene poderes, sino que en alguna parte del complejo se encuentra un ser llamado Akira, el cual tiene un poder tan grande que fue el detonante de la tercera guerra mundial (y también la causa de la destrucción de Tokio varios años antes).

En un alarde de cabezonería, Tetsuo obliga a los soldados a llevarle hasta Akira. Mientras tanto, Kaneda y Kay (una de los miembros de la resistenica) son apresados por el ejército y confinados en el mismo complejo que Tetsuo, pero gracias a algunos de los niños con poderes logran huir de allí. Además, estos chavales les guían hasta un arma láser, con la que se supone podrán matar a Tetsuo, pues han visto el futuro y saben que, si no le detienen, despertará a Akira.

Una vez se encuentran los dos jóvenes, reemprenden su batalla hasta que aparece no solo el resto del ejército, sino también varios nuevos poderes de Tetsuo, los cuales le permiten escapar y dirigirse hasta el subterráneo en el que se encuentra el cuerpo congelado de Akira.

Tras una persecución por toda la base, llegamos a la escena de la portada de este tomo, tras lo cual Tetsuo libera a Akira, quien resulta ser un crío que carece de personalidad a causa de la congelación, siendo nada más que un cuerpo que, pese a moverse, no toma inicialmente partido por nadie.

Es entonces, a tan solo 10 páginas del final del tomo, cuando el Coronel toma una decisión: destruirá tanto a Akira como a Tetsuo con el satélite SOL, arma capaz de lanzar un láser destructor desde el espacio. Desafortunadamente, falla el tiro, pero logra algo que tendrá grandes repercusiones en el futuro: le secciona el brazo izquierdo a Tetsuo.

Así es como termina uno de los mejores tomos que nunca haya leído: Tetsuo mutilado, Akira liberado y Kaneda y Kay intentando huir con un Dios en el cuerpo de un niño a sus espaldas.

Tomo 3: el que menos me gustó de todos, aunque es normal, pues ante la altísima calidad del anterior este supone un bajón de nivel, mas aún así sigue estando entretenido.

El tomo consiste en un cúmulo de traiciones entre los miembros de la resistencia, el ejército y los partidos políticos. Al final, el Coronel da un golpe de estado y declara el estado de alerta a fin de atrapar a Akira, quien en ese momento se encuentra bajo la protección de Kaneda, Kay y ¿Chiroko? (no recuerdo su nombre y en internet no lo encuentro).

Aún así, el tomo al final logra resarcirse. En el momento en el que los antiguos compañeros de Akira (los niños con poderes que custodiaba el ejército) se encuentran con el joven, uno de ellos es asesinado ante sus ojos. Es entonces cuando, a causa del profundo shock, Akira pierde el control y destruye la ciudad, matando en el proceso a la mayoría de la población (Kaneda inclusive). Tras la explosión, el tomo termina con una imagen que nos pondrá los pelos de punta:

Tetsuo encontrándose al fin con Akira. ¿Cuales serán sus planes?

Tomo 4: todo está destruido. El poder de Akira ha convertido Tokio en un auténtico campo de guerra en el que se enfrentan dos tendencias: aquellos que se unen a Lady Miyako (una sacerdotisa con poderes que en el pasado perteneció al grupo de niños que compartían confinamiento con Akira) y el "Imperio de Akira", los cuales están dirigidos por Tetsuo, quien utiliza la imagen de Akira para cumplir sus propósitos de poder.

Se podría decir que es un "tomo de transición", en el cual vemos como han sobrevidido algunos personajes y nos topamos con otros nuevos (como el ejército americano o Kaori, la "compañera sentimental" de Tetsuo). Además, también descubrimos que Tetsuo se dedica a repartir pastillas entre sus súbditos para despertar en ellos poderes psíquicos como los suyos para formar un ejército de monstruitos.

El tomo termina de forma impresionante: tras dejar las drogas, los poderes de Tetsuo son mayores que nunca, llegando incluso a destruir toda una flota de la marina él solito. Además, construye un brazo mecánico para substituir el suyo propio. A la par de estos sucesos, el segundo al mano de Tetsuo inicia una guerra contra Miyako y ataca el santuario directamente. Justo en el último momento, sucede una de las dos incongruencias de la serie: Kaneda cae del cielo.

A ver, mirando por internet leí que supuestamente estaría en un bucle espaciotemporal y eso, pero… ¿Tanto costaba decir "Pasó esto" y explicarlo en lugar de dejar a los lectores especulando sobre de donde coño acaba de salir? Y aún por encima luego todo el mundo como si llevara todo el tiempo ahí.

Tomo 5: comienza el desenlace. Tras la victoria de Miyako, muchos de los miembros del bando de Tetsuo comienzan a huir, así que decide organizar un espectáculo para demostrar sus poderes. ¿Alguien adivina qué decide hacer para dejar a todos con la boca abierta? … destruir la luna. Sí sí, parte en dos la luna. Obviamente, todo el mundo se queda boquiabierto, pero este acto trae nefastas consecuencias para Tetsuo…

Mientras tanto, Kaneda y Kai (un chico antiguo miembro de la banda a la que pertenecía) parten hacia la base de Tetsuo para destruirle antes de que Kay (la chica) tenga que enfrentarse a él, pues dado que es médium Miyako desea enviarla a pelear contra Tetsuo. 

El tomo termina con la batalla entre Kay y Tetsuo en los portaaviones del ejército. Aquí es donde descubrimos que el poder de Tetsuo ha crecido tanto que ya no tiene suficiente con su cuerpo y comienza a absorver cuanto le rodea (quedando como en la imagen que da portada al tomo) para aumentar su poder. El fin se acerca…
Tomo 6: al fin, llegamos a la resolución final de esta obra de arte. Tetsuo está descontrolado, Kaneda y Kai están preparados para atacar y Kay acumula todas sus fuerzas para un último ataque. Así empieza el asalto al estadio en el que se esconde Tetsuo.

Tras montones de muertes (incluida la de Kaori, la cual hace perder el control a Tetsuo por algunos minutos), se encuentran al fin todos los involucrados en la batalla (excepto Kai, que secuestra a Akira y lo aleja todo lo posible para que no se altere y destruya a todos), cogiendo especial protagonismo Kaneda y Tetsuo en su última pelea, como en los viejos tiempos: a puños.

Una de las mejores batallas que vi nunca… y eso que es brevísima…


Pero la contienda es interrumpida por un ataque del satélite SOL, el cual hiere a Tetsuo y le hace perder el poco control que tenía de sí mismo. Así, Tetsuo se convierte en un monstruo sin conciencia que comienza a destruir cuanto encuentra a su paso, el cual parece inmune a cualquier ataque.

El horror… el horrror…

Llegados a este punto, las fantasmadas se suceden (Kay volando hasta el espacio para modificar el rumbo del satélite SOL,  Kaneda dentro de los recuerdos de Tetsuo, un Akira herido de bala en el pecho que desintegra a Tetsuo sin inmutarse…) pero consiguen un resultado vistoso y que nos conduce al cierre de la obra, en el cual descubrimos como Kaneda, nuevo líder de los supervivientes, forma su propia banda y rechaza la ayuda del extrajero para reconstruir la nación por sí mismos. Un final simple pero efectivo.



Como ya dije antes, la serie tiene (por lo menos desde mi punto de vista) dos incongruencias que empañan el (aún con ello) gran resultado final. Una es el de donde coño sale Kaneda en el tomo 3. La otra es la motivación de Tetsuo de liberar a Akira.


¿Para qué? ¿Qué beneficio puede obtener liberando al único ser vivo capaz de aniquilarle en cuestión de segundos? Son pequeños detalles, pero creo que no le hacen precisamente bien a la serie… aunque pese a ello sigue siendo de lo mejor que jamás haya leído.







Los personajes

A causa de la gran cantidad de personajes que comparten protagonismo a lo largo de todo el manga, en esta ocasión solo me centraré en los tres que más me han llamado la atención por un motivo u otro.
Kaneda. El personaje que más cambia a lo largo de la serie. Pasa de ser un crío irresponsable, maleducado y alocado a un joven maduro que, pese a cometer todavía locuras, no duda en arriesgarse por la gente que quiere pese a ser prácticamente el único personaje de la serie que carece de poderes [aunque quizás el hecho de ver como le vuelan la cabeza delante tuya a tu mejor amigo tenga algo que ver en esa rápida maduración (y quizás que el que se la vuele otro de tus amigos tras matar al resto de tus colegas influya incluso más)].
Tetsuo: el causante de todos los problemas, es un joven que, tras el accidente, desarrolla unos poderes capaces de poner en jaque al ejército de todo un país. Es justo el tipo de villano que a mi me gusta: loco, sádico y muy, muy poderoso. Los complejos de inferioridad que tenía ante Kaneda le evitan dudar al hacer cualquier clase de burrada que le haga sentir superior a él.

Además, la inclusión de Kaori en el argumento le dota de una mayor humanidad, dejando de lado ese instinto predador constante para mostrarnos su lado más humano, llegando incluso a perder el control al verla muerta y comprobar que le es imposible curarla.
Kaori: el síndrome de estocolmo es la mejor definición posible para esta mujer. Inicialmente es elegida para ser una más en el harem de Tetsuo, pero tras ser la única que sobrevive a la primera noche con él, Tetsuo la mantiene bajo su protección. Se encarga tanto del cuidado de Akira (recordemos que solo es un crío) como de apoyar a Tetsuo en todo momento, pues es obvio que se termina enamorando de él (y él de ella).
Su muerte es de lo más desafortunada. Traicionada, muere de un disparo por la espalda mientras corre a salvar a Tetsuo, quien en ese momento se encontraba herido.











Influencia posterior

Negar la influencia que ha tenido Akira (tanto su horrible película como su impresionante manga) sería de necios. No solo supuso la apertura al resto del globo del manganime, sino que además demostró que no todos los mangas y animes son para niños pequeños. Sé a la perfección que no es ni de lejos el primero de los mangas dirigidos a adultos de la historia, pero sí el primero en lograr una repercusión internacional tan grande.


El paso de los años no han hecho más que engrandecer su ya de por sí inmensa fama. Si en 1992 era ya una obra de culto, es difícil encontrar un calificativo que pueda abarcar la inmensa notoriedad que posee actualmente. A poco que seamos observadores, podremos ver cómo su influencia se extendió lenta pero inexorablemente tanto en su propio campo (cualquier serie japonesa con ambientación cyberpunk bebe en mayor o en menor medida de Akira) como en, por ejemplo, la música. ¿Sabíais que en el último minuto de Scream de Michael Jackson aparecen escenas de la película de Akira? Lo mismo encontramos en The samurai in auttum de Pet shop boys y en Stronger de Kanye West.

Sería imposible para mí, alguien sin más recursos que su portátil y curiosidad, descubrir todos y cada uno de los distintos lugares en los que Akira ha dejado su marca a lo largo de los años, así que no me queda otra que decir que esto se acabó. Espero que hayáis disfrutado de esta entrada tanto como yo de esta serie (imposible) o que por lo menos os haya introducido en el cuerpo las ganas de echarle un ojo a esta obra maestra del manga, cuya influencia se mantiene hasta nuestros días, como acabo de mostrar,  tanto en videoclips como en la cultura urbana.