Como fugarte de tu país

¿Acabas de cometer un crimen? ¿Has suspendido todas? ¿La regla de tu novia lleva 6 días de retraso y no tiene pinta de que la cosa vaya a mejorar en los próximos días? No te desesperes más y… ¡Fúgate del país! Gracias a la ayuda de nuestros expertos, la escapada perfecta es algo que está al alcance de tu mano

Lo primero y más importante de todo, a la hora de escapar del país, es…

a) Tener dinero. Sin dinero no vamos a ninguna parte.

b) Reflexionar seriamente si escapar de los problemas es una actitud madura.

c) Elegir a donde nos vamos a escapar.

Si has escogido la C, enhorabuena, sigues con nosotros. Si escogiste la A no te preocupes, aún tienes salvación. Si eres una de esas nenazas que se echan atrás a la primera de cambio (caso B)… largo de aquí, en esta entrada solo quedan los leones. Los cobardes solo son un estorbo al cruzar la frontera.

Si eres un león… ¡Te queremos en la marina!

Música para escoger país y cosas.

Y… ¿A qué país nos vamos? Por que seamos realistas, mola mucho irse a una isla tropical como en las pelis, pero cuanto más lejos de casa más caro. Por ende, hemos redactado un listado de lugares para esconderse en caso de necesitar escapar de tu hogar:

PORTUGAL:

Nos queda cerca, está en crisis y, a poco que veamos los deportes, ya sabemos hablar en portugués. Un lugar idílico al alcance de tu mano.

MÉXICO

Está lejos de cojones, pero coño, que no hay que aprender idiomas.

AFGANISTÁN

El destino más sencillo de todos. Te alistas al ejército y te pagan la fuga y el traslado. NOTA: pocas probabilidades de retorno.

Todos estos son países orientativos, pero recuerden que ustedes tienen la última palabra, pudiendo irse al país que les salga de las "joyas de la corona".

Una vez tengamos en mente el país al que queremos ir, nos saldrá al paso la segunda fase de nuestra fuga: ¿Qué nos llevamos?

¿Hola? ¿Es la grúa?

Tengamos en cuenta un par de cosas: 1) No vamos a volver a casa a corto plazo y 2) Lo que llevemos lo tenemos que llevar nosotros, nada de camiones de mudanza. Por ello, nuestro grupo de expertos en huídas contrarreloj le recomienda llevar solamente los siguientes objetos (lo demás lo puedes comprar en tu nuevo hogar):

  • Comida para los primeros días de escapada.
  • Todo el dinero y las joyas que tengas en casa.
  • Pasaporte. Sí, es una fuga, pero a lo mejor en lugar de pasar la frontera a lo loco podemos pasar por la puerta principal y nos ahorramos un par de disgustos con ese papelillo.
  • Memory card y discos duros varios. Los juegos se compran, las partidas no.
  • Portatil, que de algún modo tendrás que seguir leyendo esto una vez salgas de casa, no?
  • Ropa de cambio.
Si ves que con esto llevas demasiadas cosas, deja en casa la comida y la ropa. Lo demás es imprescindible para escapar.
¿A pie o a caballo?
Nos comenzamos a acercar al final de nuestra ansiada fuga. Ya solo nos quedan dos cosas: llegar a la frontera y cruzarla. ¿Cómo llegaremos? Con lo que sea. Si vives cerca, a pata. Lejos, roba un coche, viola una vaca, conduce una carretilla… te vas a fugar del país, da igual lo que hagas mientras escapes.
Si has seguido mis consejos hasta aquí, lo más probable es que ahora te persiga la mitad del país en plan San Andreas. Por ello, es la hora del sigilo. Es la hora de la acción. Es la hora de… cruzar la frontera.
Motívate o muere.
Perros. Alarmas. Guardias de seguridad. Misiles. Francotiradores. Todo eso y mucho más puede estar interponiéndose entre tú y tu libertad… o puede ser que el camino esté libre y con enseñar el pasarpote te llegue. Es la hora de la verdad. Coge aire, aprieta los dientes y… ¡Corre! Si nadie te pega un tiro serás libre como para casarte de nuevo, fundar una secta o huir de tus problemas.
Si te dan… bueno, "algho farías" para tener que huir, quizás te merezcas el disparo, ¿No? Twisted Evil
¡Y esto es todo por hoy! Mañana a la misma hora les enseñaremos como secuestrar una plataforma petrolífera para poner en jaque a un país. ¡Nos vemos!
Aquí un adelanto del capítulo de mañana… solo apto para valientes…