Hey (I)

-Hey.

-Ostias, ¿Te he despertado?

-Sí.

-Lo siento tío, no era mi intención…

-Corta el rollo que nos conocemos. Llevamos siendo compañeros de piso 2 años durante los cuales has salido de fiesta siempre que pudiste y jamás me has despertado, así que para que hagas tantísimo ruido un jueves a las 4 y media de la mañana tienes que estar muy alterado. Qué pasa.

-Es que acabo de estar con una tía.

-Qué raaaaaaro en ti…

-La acabo de conocer en el botellón. Se me insinuó, me dijo que tenía condones y me la tiré. Era su primera vez.

-¿Y? Ni que fuera la primera a la que estrenas.

-Pero es que esta era diferente, ella…

-Me aburro, ya me lo contarás mañana.

-Ella solo tenía 13 años.

-Mejor me quedo 10 minutos más, que total ya me has jodido la fase REM. Sigue contando.

-A ver tío, estaba borracho, ella muy bien formada y me dijo de follar, sabes que llevo una mala racha últimamente y como tenía el coche al lado pues…

-Joder, la tapicería a la mierda, ¿Eh?

-¿Eres incapaz de tomarte esto en serio?

-¿Quieres realmente que me lo tome en serio? Muy bien. ¡¿¡¿En qué coño estabas pensando?!?! ¡¿Desde cuando preguntas antes “¿Follamos?” que “¿Cuantos años tienes?”?! ¡No me vengas a joder, con 19 años deberías ser capaz de distinguir a una cría de una adulta.!

-¿¡Te crees que no lo sé!?

-¡Callaos ostia, algunos mañana madrugamos!

-¡Que te jodan, viejo de mierda! Mira lo que has conseguido. No solo me has despertado a mí, sino también al vecino.

-Fuiste tú quien empezó a gritar.

-Y tú quien desvirgó a esa cría.

-Joder, lo sé. Por eso mismo no podía dormir. Desde que me lo dijo no paro de darle vueltas a la cabeza. Tío, soy casi un pederasta…

-Quítale el casi. Si te denuncia estás jodido. Dime, ¿Cuando te dijo su edad?

-Después de hacerlo. Bajamos del coche, le dije “Vaya, para ser tu primera vez no ha estado nada mal” y me contestó “Bueno, tengo 13 años pero varias hermanas mayores con bastante experiencia que me dieron un par de consejos para cuando fuera mi primera vez”.

-Joder, aún por encima de precoz la apoya su familia.

-Ya te digo. Ahí se me bajó el colocón de golpe.

-En fin, llorando no solucionarás nada. A lo hecho pecho. Por mucho que te preocupes no puedes solucionar el pasado. Venga, vamos a jugar a la play, que me has dejado desvelado.

-¿Y qué hay del vecino?

-Que le jodan, que él y su puta costumbre de poner la lavadora de noche ya me habían despertado varias veces esta noche antes de que tú llegaras…

Hey (II)