ANTIRECOMENDACIÓN PELICULERA: El pequeño salvaje

Como quizás muchos sabréis, hoy por hoy me encuentro estudiando psicología en la facultad de Santiago. Allí, para estudiar la influencia de la sociedad a lo largo de nuestro desarrrollo, la profesora decidió ponernos la siguiente cinta basada en la historia real de Victor, un niño que fue abandonado con tan solo 3 años y que estuvo solo en el bosque hasta cumplir los 12, momento en que fue descubierto por unos cazadores y llevado a casa del Doctor Itard, el cual se propuso como meta convertirlo en un niño normal.
La trama pinta bien. ¿Dónde podría estar el problema? En que el director debería haber hecho un documental en lugar de esta… ¿película?
El film se centra en el entrenamiento de Victor por parte del doctor y vemos cómo va modificando su conducta conforme pasan los meses. ¿Y? Nada más. Toda la película consiste en los experimentos del doctor sobre el joven. ¿Que qué tiene de malo? En que casi todos los experimentos del doctor son iguales. "Coge esto, ordena de menor a mayor, encuentra la nuez…" además de que el alargamiento forzado de todas las escenas (con primeros planos del cielo o de la fachada de una casa) hacen que el espectador pierda la poca atención concedida anteriormente a la película.
Además, todavía queda lo mejor. Pese a vivir durante bastantes años, la película termina de forma brusca dejándonos con varios cabos sueltos: ¿Consigue desarrollar el habla? ¿Aprende a leer? ¿Escapó de nuevo? Todas esas cosas, las cuales tienen bastante peso a lo largo de la trama, quedan colgando una vez salen los créditos, tiñendo nuestras caras de indignación al comprobar que si queremos saber cómo terminó la vida de Victor tendremos que emplear algún tipo de buscador online.
Lo que más me fastidió fue que, pese a ser un tema realmente interesante (y que resulta un material bastante apto para estudiar) que el autor podría haber empleado en un documental, intentase hacer una película cuyo único fin es mostrar datos y progresos al visionador sin lograr un resultado satisfactorio.