RECOMENDACIÓN PELICULERA: Los tres mosqueteros

Como cualquier estudiante español que se precie, yo también necesito mis descansos del ajetreo del estudio, las clases universitarias, las arduas jornadas de trabajo en las minas de carbón… bueno, vale, llevo semanas tocándome los cojones, lo admito, pero mejor que pase ahora en lugar a que suceda durante los exámenes, ¿No? Pues bien, ayer, aprovechando que hacía mucho que no iba con mi novia al cine, la invité a ver la última adaptación de la obra de Dumas a la gran pantalla. ¿Mereció la pena el desembolso? ¿Es fiel al libro? En breves, mis impresiones.
La película comienza con una presentación de los personajes que sería más propia de un shonen que de una película realista, pues los primeros minutos nos dejan clara una cosa: la peli prima por la espectacularidad y no por la realidad. Ojo, esto no es malo, simplemente es un aviso para todos los que busquen una cinta que se parezca a las anteriores adaptaciones fílmicas… o al libro, pues muchas de las situaciones (barcos voladores, la batalla sobre Notre Dame, que el romance de Ana sea una trampa…) son totalmente inventadas por los guionistas de la película.
Una vez aceptado esto, veremos cómo se suceden las escenas de acción (la inmensa mayoría a cámara lenta, recurso demasiado explotado por el director) a la par que la (no demasiado sorprendente) trama se desarrolla… aunque esté aderezada por constantes intentos de provocar la risa del espectador, dado que aunque algunos chistes hagan gracia en ocasiones lo que darán será vergüenza ajena.
Aún así, la película cumple con su función de entretener durante las casi dos horas que dura, con lo cual si buscáis una peli palomitera con la que pasar la tarde no dudéis echarle un ojo. Eso sí, si vuestra intención es ver algo que se asemeje a "El hombre de la máscara de hierro" te llevarás una pequeña decepción.
"¡Por Francia!"