RECOMENDACIÓN SERIE: Battle royale (+16)

Sé que es el del número 2, pero es que me parece la mejor portada de la serie…
Imaginaros por un momento que, justo cuando os encontrais con el resto de vuestra clase de camino al viaje de fin de curso secuestran el autobús. Imagináos que despertáis en una isla en la que solo estáis vosotros con vuestros compañeros. Imagináos que acabáis de entrar en un macabro reality show con una única norma: matar o morir. Imagináos que, además, lleváis puestos unos extraños collares que explotarán si durante 24 horas no muere ninguno de vuestros compañeros. Imagináos que la única forma de salir es ser el último superviviente de la isla. Imagináos también que este reality show está pagado por el gobierno de tu país y que os da toda clase de armas para aniquilar a los que hasta hace poco eran vuestros compañeros. ¿Qué harías? ¿Jugar y traicionar a los que hasta hace poco eran tus amigos? ¿Intentar huir de la isla a sabiendas de que la costa está rodeada de guardias? ¿Hacer alianzas con la gente de tu confianza? ¿Aprovecharte de tu belleza para engañar y asesinar a tus amigos? Bienvenidos a la obra que plagiaron los directores de La isla de los condenados. Bienvenidos a El programa. Disfrutad de Battle royale.
Por cierto, si alguien se lo pregunta, el +16 va por la cantidad de escenas de sexo (no hablo de erotismo, sino de sexo hasta extremos de lo desagradable) y de gore que pueblan por toda la serie.
Y esta es una de las 3 muertes más suaves de todas… 
Cómo habréis podido observar, el argumento a priori no nos mandará ni a viajar por el mundo recolectando tesoros ni eliminando gigantones suprahumanos, sino a una pesadilla que podría vivir cualquiera (que viva en una zona gobernada por sádicos, todo sea dicho): el verse arrastrado por las circunstancias y obligado a pelear contra todo el mundo. Esto, que no es demasiado novedoso, contiene un componente especial al ser todos unos críos de 15 años (sí, por el dibujo no lo aparentan pero los tienen), pues el autor (Takami) se encarga de darle a cada personaje un pasado que condiciona sus acciones en el programa. Así, veremos como mientras algunos personajes son incapaces de matar a la gente con la que pasó tan buenos momentos y optan por el suicidio, otros ven en el juego la oportunidad ideal para desatar sus más bajos instintos y otros… otros lo aprovecharán para hacer cosas que jamás se habrían atrevido, pues si lo más probable es que mueras en unas pocas horas… ¿Qué motivos hay para seguir guardando secretos?
El manga inicialmente era una novela (escrita también por Takami) que fue adaptada a película algunos años después de su publicación (pues resultó un éxito de ventas). La cinta, que está considerada como una película de culto, sirvió como ya dije de inspiración para La isla de los condenados, versión americana de esta macabra idea. No sería hasta un tiempo después que el autor decidió hacer la "versión definitiva", es decir, el manga, pues no solo no se separa en ningún momento de la trama de la novela (cosa que sí hacía la película en algunos puntos) sino que además aumentaba la dimensión mental de los personajes, dotándolos de un mayor trasfondo sobre sus acciones, cosa que pese a haber dicho ya me gustaría recalcar dado que muy pocas veces un autor genera flashbacks que expliquen la conducta de más de 40 personajes a lo largo de una obra.
Cómo ya dije, el sexo no muestra aquí su cara más erótica y sutil…
Durante los 15 tomos que dura, la acción no decaerá en ningún momento y estaremos en vilo por todos y cada uno de los personajes pues nunca se sabe en qué momento puede salir un compañero que estaba oculto y que decida liquidar por la espalda a su viejo compañero de pupitre. Eso sí, hay dos momentos que para mí se cargan totalmente el realismo de la serie y tienen que ver con "la putita del autor". Lo explicaré en el siguiente párrafo, así que si no queréis joderos partes del argumento saltároslo.



Kiriyama. Su puta madre. A ver, yo comprendo que sea la puta del autor y que él quería que fuese el enemigo final de El programa, pero joder, lo que no puede ser es que sea el que más peleas tenga y que solo sea herido en la última (cuando muere) y contra Sugimura (y ahí es una sola herida superficial…). Una cosa es que crees a un enemigo sin sentimientos y jodidamente poderoso y otra es que además se iguale en segundos a un maestro en artes marciales, escape de una bomba, sepa hacerle un puente a un coche, tenga una puntería sin igual… y todo lo demás que le salga de los cojones al autor. A parte, ambas batallas son alargadas de manera demasiado cantosa (dos capítulos para el tiro final, no me jodas). Vamos, que a mi parecer el único error serio del manga es el exagerado dopaje de este personaje.




– 
Bueno, y creo que con esto es todo, pues intentar hablar más terminaría por joderos la experiencia. Lo único que me queda por comentar es el estilo gráfico de la obra, pues digamos que es… muy suyo, sobre todo en los diseños faciales. Al principio pueden hacerse raros los rostros que dibuja, pero a la larga (cuando la mayoría que tengan caras raras hayan muerto, para qué negarlo) nos acostumbramos a sus caras.
Si estás cansado de las típicas historias donde se enfrentan el bien contra el mal en combates destruye planetas o si buscas algo más que una orgía de tiros sin argumento, Battle Royale es tu elección, pues sus múltiples giros argumentales gracias a las traiciones y alianzas sorpresa que veremos durante toda su longitud nos mantedrá pegado al asiento durante toda su duración.
"Es la hora de las apuestas, caballeros. El programa acaba de comenzar ¿Quién sobreviriá?"