RECOMENDACIÓN SERIE: Shiki

Tranquilos, no os asustéis con el estilo de dibujo de la imagen superior. La serie que os estoy recomendando no es ni un empalagoso shojo ni un shonen del montón sino que se trata de uno de los mangas que más deprisa he devorado en lo que va de año (y recordemos que este año me he leído tanto Pluto como Maus, dos obras impresionantes).
Como suele ser habitual, centraré mi entrada en la versión en papel, pues siempre intento leer la obra original. Eso significa que debería haberme leído la novela homónima publicada en 1998 por Fuyumi Ono, pero ante la imposibilidad de conseguirla me decanté por el manga publicado en el 2007 (3 años antes que el anime). A causa de esto, no tengo ni idea de si el manga es una buena adaptación de  la novela o si el anime representa fielmente lo que sucede en el original. Lo único que os puedo decir sobre el anime (a parte de que según lo que he leído en la wikipedia cambia el final y se come varias subtramas) es que prefiero con diferencia el segundo opening al primero, el cual os dejo ahora para animaros a dar el salto al interior de la entrada:
Como ya he dicho, prefiero el segundo op, pero al tener spoilers prefiero no ponerlo insertado.
Muchos os estaréis preguntando… ¿y de qué va este manga que comparte el nombre con la chica del lateral derecho del blog? -seguro que más de uno no sabía que la chavalita de la derecha se llama Shiki Misaki- Bien, Shiki nos traslada al pueblo de Sotoba, un lugar perdido en la mano de Dios (o lo que es lo mismo, una pequeña villa en medio de las montañas donde malamente llega er internec) donde todo el mundo se conoce y vive en paz y gracia de Alá. Bueno, eso hasta que empiezan las defunciones.
De un día para otro, una extraña epidemia comienza a asolar el pueblo, provocándoles anemia y muerte repentina a los 3 días. Esto no tardará en levantar las sospechas de algunos contra la familia Kanemasa, los cuales se mudaron al lugar poco antes de que todo empezase y nunca se les ha visto de día por las calles. ¿Serán los Kanemasa vampiros? ¿Los insectos trasladarán la epidemia? ¿Encontrará alguien una cura para tan extraña enfermedad? Si queréis las respuestas a esas preguntas y muchas más, ya sabéis qué debéis leer.
El diseño de personajes está realmente bien, aunque los peinados pueden chocar a más de uno en un primer momento.
A partir de esta premisa comienza una trama que se extenderá durante 11 tomos, la cual nos mantendrá enganchados hasta el final gracias a las varias las virtudes que atesora: gran diseño gráfico, buen argumento, acciones  creíbles por parte de los personajes (SPOILER ver como algunos personajes se vuelven literalmente locos al final del manga al verse superados por la presión no tiene precio SPOILER), un desarrollo rápido sin rellenos… Cierto es que no todo es perfecto, pues algún que otro Deus Ex Machina es oculta entre las hojas del manga (por ejemplo SPOILER que Natsuno se convierta en hombre lobo cuando nos han dicho que apenas hay 4 o 5 en toda Europa tiene narices SPOILER) pero aún así no es nada lo suficientemente serio como para amargarnos la experiencia.
Todo esto ha hecho que durante su lectura no parase de venirme a la cabeza una frase lapidaria: "joder, es que es así como debió haber sido Uzumaki". ¿Recuerda alguien de qué pecaba Uzumaki? Personajes planos que no nos importaba si vivían o morían, pérdida rápida del interés del lector, acciones jodidamente ilógicas (todo el universo se vuelve loco y tú sigues yendo al cole, no vaya a ser que pierdas el hilo de la clase)… Todos estos puntos son la antítesis de Shiki, siendo lo único que tienen en común el que ambas nos cuentan la caída en desgracia de un pueblo perdido en el monte ante la llegada de fuerzas que se escapan de su comprensión, teniendo Shiki en conjunto una progresión infinitamente mejor pese a partir del mismo supuesto básico. 
En algunos momentos concretos se les va la mano con los cadáveres, pero tranquilos que como mucho puede haber una imagen así por tomo.
En lo que respecta a la duración, comentará que tanto a Liz como a mí nos duró aproximadamente un día y medio, ante lo cual podemos sacar dos cosas en claro: que se lee rápido y que mi novia, pese a ser rubia, es capaz de leer igual o de manera más veloz que yo (como nota curiosa, le dije si quería hacer esta entrada o escribir un párrafo con su opinión, pero su respuesta fue un "Tú dí que Liz dijo que la serie está muy muy muy muy muy muy muy muy muy bien", así que ahí dejo su valoración personal).
En definitiva, una serie que al igual que Death note basa su desarrollo en un argumento muy bueno junto a unos personajes carismáticos (pues en cada capítulo veremos el punto de vista de un aldeano diferente, lo que le da al manga un toque realmente interesante que nos recordará a las obras de Urasawa en más de una ocasión) que recomiendo a todo aquel que no sepa qué leer y busque un manga que le mantenga enganchado durante el tiempo que dure.