Los Cuatro jinetes del Apocalipsis, Vicente Blasco Ibáñez

Buenos días, tardes, noches, o lo que sea cuando leas esta entrada, distinguido visitante.

Esta entrada de hoy es acerca de una novela que leí a principios de este curso, y de la que me he acordado en una conversación en otro blog, así que, antes de que me vuelva a olvidar, hago rápidamente una entrada sobre ella.

Antecedentes:

El autor es este señor, Vicente Blasco Ibáñez.

Resulta que este escritor valenciano, famoso actualmente por sus obras de ambiente rural ambientadas en Valencia, ya era un escritor conocido en su época, y estaba afincado en París en el momento del inicio de la Gran Guerra.

En  estas estaba cuando Poincaré, el mismísimo presidente de la República Francesa, conociendo su fama, le encargó la escritura de una novela que mostrase los horrores de la guerra. Y fue publicada en 1916, y, por lo tanto, en pleno apogeo de la guerra, antes de su desenlace. Esta novela era Los cuatro jinetes del apocalipsis.

Desde el mismo momento de su publicación, fue un grandísimo éxito en todo el mundo (Vamos, como Ken Follet hoy en día), llegando a vender varios millones de novelas (unos 10).

Bueno, ahora hablaré de la novela en sí.

Narra la historia de Desnoyers, un rico francés, harto de su vida aburrida en Francia, que decide emigrar a Argentina, donde acaba trabajando para un rico terrateniente, con dos hijas. Con el paso del tiempo, acaba casándose con una de ellas, mientras la otra se casa con un empleado de la granja, un noble alemán exiliado, Von Hartrott.

Con el paso del tiempo, tienen hijos, crecen, heredan las tierras, y todos (los Desnoyers y los Von Hartrott), deciden venderlas y volver a sus países.

El protagonismo pasa al hijo de Desnoyers, Julio Desnoyers, cuando estalla la guerra mundial, mostrándosenos la vida de una familia separada, cada parte de ella en un bando distinto, incluso llegándose a enfrentar en el campo de batalla.

Como se puede ver el argumento es muy atractivo, ahora bien, tiene unos problemas.

El principal, viendo cuando se publicó, y viendo quien lo encargó, se puede comprobar que sea un tanto propagandístico, mostrando a los soldados alemanes como unas bestias, y a los franceses como unos pobres indefensos, (algo dificil de creer, ambos ejercitos harían lo mismo en el territorio enemigo). Por lo tanto, pese a mostrar genialmente los horrores de la guerra, solo lo hace de uno de los bandos, sin ser imparcial.

Aunque, eso no le hace perder valor y dejar de ser una gran novela, de recomendable lectura, y bastante entretenida.

Por último, destacar que existe una película estadounidense de 1962 de Vicente Minnelli (si, el padre de Liza Minnelli, la de Cabaret) basada en la novela, y está considerada un clásico del cine, aunque para mí un poco larga, casi 3 horas.

Aquí el cartel de la película.

Pues eso ha sido todo, comentar todo lo que querais, y me decis si la habéis leido y os ha gustado.

Un Saludo.