Los adictos a los videojuegos no pierden su capacidad de relacionarse

Un reciente estudio desmiente ciertas leyendas urbanas sobre los jugadores.

Un informe de la agencia Reuters ha sacado a la luz que los adictos alos videojuegos –es decir personas que dedican más de 50 horassemanales a jugar- no tienen una pérdida de sus capacidades sociales.

El estudio ha sido llevado a cabo por un graduado en psicología quien al parecer ha demostrado que “el juego no causa problemas sociales”,ni tampoco viceversa, pues “los problemas sociales tampoco empujan a lagente a jugar”. Lo que el estudio consideraba más destacable es elhecho de que “los jugadores adictos no exhiben signos manifiestosde una pobreza a la hora de relacionarse con los demás, o una bajaautoestima”.