Cómo saber si eres un fanboy

Haydos tipos de fanboys en el mundo: los que apoyan apasionadamente unequipo, un producto, una compañía o una organización de una maneraequilibrada, y los que apoyan apasionadamente algo hasta el punto deconvertirlo en algo irracional, transformándose en un tornado decólera. El primer tipo es normal y es el resultado de una naturalezacompetitiva sana. El problema, sin embargo, es cuando una persona estapoco dispuesta a criticar algo objetivamente; críticas que solodefienden el interés personal del individuo, en relación al triunfo deun producto o compañía a la que apoya.

La última cosa que el mundo necesita es otro artículo sobre fanboys, yaque llamarles la atención es animarles, algo que la mayoría tratamos deevitar. Sin embargo, pensamos que es importante llevarles la contrariacon la esperanza de cambiar su cultura y radical forma de pensar.Quizás la próxima vez que te mires fijamente al espejo te hagas lapregunta: ¿La siguiente lista me describe?.

1. – Te enfadas cuando algo que te gusta es cuestionado.

Los fanboys casi siempre interpretan las críticas como algo malo, ygeneralmente responden con hostilidad. La ironía de esto es que elentusiasmo desenfrenado no beneficia a nadie a largo plazo. Cuando lascompañías desarrolladoras ignoran las críticas, las mejoras en futurosproductos no se llevan a cabo, y los compradores terminan pagándolo.Evaluar y analizar en su justa medida lo que se vende es un beneficiopara todos, ya sean productos hechos por Sony, Microsoft o Nintendo.

2. Eres intelectualmente deshonesto.

Si de verdad piensas que siempre tienes la razón y nunca te puedesequivocar, significa que eres intelectualmente deshonesto.Generalmente, esto provoca una total indisposición para escuchar otrasopiniones diferentes a la tuya, un miedo sobreexpuesto a los hechos yun rechazo hacia la verdad, opinando de los temas sin tener elconocimiento necesario, o incluso peor, sin conocer los hechos sobrelos que se discute.

3. Recurres a los ataques personales durante una discusión.

Los fanboys dejan que su propia miopía los defina al mantener siemprela fijación de su existencia en el éxito o el fracaso de productos comola Xbox 360, la PS3 o la Wii. Además, la inseguridad personal de nodisponer de argumentos claros, generalmente deriva en insultos y unvocabulario desagradable cuando entablan una discusión con otraspersonas. El diccionario define eso como “Infravalorar a las personasque no les guste lo mismo que a ti y desentenderse de cualquier factorque difiera de tu punto de vista individual”. Si te cuesta mantenerseparadas la emoción y la discusión, posiblemente seas un fanboy.

4. La derrota de tu enemigo es más gratificante que tu victoria.

Alegrarse por el éxito de un “equipo” no es malo. De hecho, millones depersonas lo hacen diariamente en los deportes profesionales (como losde la selección de fútbol) y otros productos, así como por los éxitosde ventas de las compañías. Pero celebrar el fracaso en vez de tupropia victoria es algo problemático. No me refiero a alegrarse cuandotu equipo pierde; me refiero a encontrar placer al spamear los foros dela consola rival. Es decir, no solo buscas que tu consola o juegofavorito triunfe, si no que deseas que la consola de la compañía rivalse hunda criticándola siempre que tienes oportunidad.

5. No aportar nada nuevo a una conversación.

¿Consolas distribuidas contra consolas vendidas? Hemos escuchado eseargumento tan repetitivo miles de veces. ¿De verdad importa? Si tesientes un gran conocedor del tema, demuéstralo mediante ejemplosclaros, presentando pruebas y mostrando las referencias de que lo quedices es cierto. Intenta aclarar tus argumentos, no digas una y otravez lo mismo. Mejor aún, intenta una aproximación desde un punto devista diferente si sientes que nadie te está escuchando. Si “es unamierda” es uno de los mejores argumentos que encuentras para rebatiralgo con lo que estas en desacuerdo, ni siquiera deberías postear.

6. Eres un anti-fanboy.

No me malinterpretes, a nadie le gustan los “trolls”. Pero si dedicastodo tu tiempo a contradecir y ponerte en contra de los fanboys, eresuna parte más del problema. Los anti-fanboys, generalmente acusan a losdemás de ser fanboys de una forma despectiva y con insultos muysimilares, convirtiéndose todo en un círculo vicioso. Con esto seconsigue que el nombre de quien lo dice se desprestigie más que lapersona a quién va dirigido. Llamar fanboy a alguien sin una causaapropiada es una clara evidencia de una mente débil tratando deconseguir notoriedad a base de llamar la atención.

Nadie está libre de perjuicios y posiblemente todo el mundo tiene unpoco de fanboy dentro de si mismo, pero los extremos deben serevitados. El hecho es que ser un fanboy te convierte en un consumidorciego sumido en la más absoluta irracionalidad. Así que tomad notaGamers, y pensad en la idea de un mundo con mucha menos provocación porparte de todos.