Especial Motor 08

Nos subimos a los vehículos más potentes de los juegos de conducción de este año.

 

Competiciones reales, tuning, conducción salvaje…Este 2008 ha sido un año clave en el género de la conducción en todassus vertientes. Hemos tenido ocasión de subirnos a la moto de Valentinoen el campeonato de MotoGP, conducir realistas turismos en GTA5Prologue, los siempre frenéticos karts de Mario y compañía, elparadisíaco mundo abierto de Burnout o dar increíbles saltos con Pure.Han sido muchos y es indudable que muchos de ellos han dejado unaprofunda huella entre sus seguidores, pero esta gran riqueza conllevauna importante pregunta asociada: ¿qué juego de conducción es el idóneo para ti?Básicamente "todos ellos", cualquiera de los juegos que verás en esteespecial cuentan con una calidad excelente y te depararán un inmensoentretenimiento vuelta tras vuelta, competición tras competición.

Lamentablemente,la compra de todos estos juegos no es necesariamente una opcióneconómica viable para nadie. Obviamente cada uno de ellos tiene grandesvirtudes, algún punto flaco y diferencias sobre el resto. ¿Cuál es elmás entretenido, desafiante y perfecto para tu estilo de conducción?Esa es la cuestión que vamos a abordar aquí en nuestro especial "Motor 2008".


Con la sobresaliente y mítica saga TOCA en sus genes, Race Driver: Gridse conduce como una versión corregida, aumentada y bajo una perspectivamucho más arcade y directa de lo esperado teniendo en cuenta sus"simuladores" credenciales. Ofrece una visión similar en términosgenerales a la de sus predecesores, pero muy diferente en su manejo ycontrol. Conducción directa y accesible, maniobras imposibles, modos dejuego directos y sin complicaciones, un apartado tecnológico y visualirrefutable y un sistema de colisiones y daño de los vehículosimpecable hacen que el juego entre por los ojos desde el primer momento.

Su mayor potencial: Diversión directa, visualmente impactante, gran motor de colisiones.

Bajas revoluciones: Modo multijugador muy simple, propuesta jugable bastante convencional.



Espectacularidad sobre ruedas y destrucción, esas eran las premisas que la serie Burnoutdebía ofrecer con su primera incursión en Xbox 360 y PS3 (pronto enPC). Lejos de no conseguirlo, lo superó con creces añadiendo a lamezcla un apartado técnico brillante, un tratamiento de colisiones ydaños como pocas veces se han visto y, lo mejor de todo, un desarrolloabierto que funciona de lujo tanto en su faceta de exploración como ensu vertiente más tangible de espectaculares y vertiginosas pruebas.

Espectacular,aparatoso y sobrecogedor, Burnout Paradise es un cúmulo de emociones ytodas funcionan como un gigantesco estallido de adrenalina.

Su mayor potencial: El sistema de colisiones y daño, contar con un mundo abierto, múltiples actualizaciones.

Bajas revoluciones: Los coches no llevan conductor, el doblaje no acaba de cuajar.



El Motorstorm original marcó los patrones para convertirseen una saga: conducción arcade, agresiva y sin complejos, en unosrecorridos donde los rivales son tanto otros pilotos como una abruptanaturaleza. Esta segunda entrega los ha retomado al pie de la letra, hacambiado su localización, aumentado los modos de juego y calibradomejor la dificultad disparando la vida útil del videojuego.

Su mayor potencial: Su desatada sensación de poder mecánico.

Bajas revoluciones: En ocasiones el motor de físicas es impredecible en las colisiones cambiando en un santiaménén el transcurso de la carrera.



El incombustible Mario Kart es un viejo conocido en laconsolas de Nintendo y con esta versión el fontanero y compañíadebutaron en Wii. La fórmula utilizada por el juego es de sobraconocida y efectiva: intensidad, poderes en carrera capaces de cambiarsu transcurso en segundos, gráficos resultones y variados circuitos quememorizar para exprimir al máximo nuestros bólidos. Las novedades delequipo mecánico: el juego incluye un control adaptado al Wiimote juntoal volante Wiiwheel, motos y la esperada vertiente online para disputarcarreras con otros jugadores o comparar ránkings.

Su mayor potencial: Su exquisita jugabilidad a prueba de bombas y poder jugar online.

Bajas revoluciones: Visual y jugablemente es muy parecido a la versión anterior de Gamecube. El multijugador podría dar mucho más de sí.



Con Milestone como único estudio de desarrollo de todas susversiones y Capcom como distribuidora con licencia oficial delcampeonato, MotoGP 08 llegó a consolas y compatibles dispuestoa ofrecer una "réplica" exacta de esta espectacular competición. Elresultado, si bien no es perfecto, ha sido muy satisfactorio. Tenemostodos los circuitos, pilotos y cilindradas, gráficos resultones, unagran sensación de velocidad y modos de juego adicionales al campeonato.

Su mayor potencial: La licencia oficial. Están todos los pilotos, circuitos y cilindradas.

Bajas revoluciones: El control es poco realista en ocasiones, el juego on-line es tremendamente simple, sólo carreras rápidas.



Ambientado en una hipotética y bastante real ciudad de Los Angeles, Midnight Club LApresenta una propuesta de conducción abierta y totalmente arcade conmucho ritmo. Pruebas y desafíos muy variados, gran sensación develocidad, abundantes opciones de tuneo, modo multijugador y un grancontrol de los vehículos cierran un título que se rige por el dinero ynuestra reputación al volante, las dos vías para ir desbloqueandonuevas pruebas. Su conducción es bastante exigente y peliculera.

Su mayor potencial: Muy desafiante, sensación de velocidad muy lograda, manejo de vehículos ajustado y competente.

Bajas revoluciones: Escasa interacción entre colisiones y escenario, gestión de daños mejorable, conducción exigente.



Corto pero espectacular. Con estos dos calificativos puededefinirse sin temor a equivocarse la propuesta de Polyphony Digital yeste apetitoso aperitivo de lo que será el esperado Gran Turismo 5.Seis escenarios, 30 eventos de carrera, pruebas contrarreloj y dederrape, el canal Gran Turismo TV, sencillas carreras online para 16jugadores, 1080p de resolución y una tasa estable de 60 imágenes porsegundo completan un soberbio trabajo visual con los vehículos y lailuminación que, por su naturaleza de "prólogo", se queda a mediocamino en ofrecer alternativas jugables de calado.

Su mayor potencial: Soberbio visualmente, estable como una roca.

Bajas revoluciones: Corto, muy corto.



Por sorpresa, así entró Pure en los embarrados circuitos deconsolas y pc. Por sorpresa y rompiendo la imagen tradicional de sucompañía, Disney, gracias a su corte gamberro y desenfado. ¿Elresultado? Pure es un poderoso título de conducción con unapartado gráfico de altura, sencilla pero efectiva jugabilidad propiade un buen arcade de conducción, y unos vertiginosos y acrobáticosquads que desafían las normas de la gravedad con sus imposiblesmaniobras. Una combinación letal que hace saltar todo por los aires.

Su mayor potencial: Los súper saltos, visualmente espectacular.

Bajas revoluciones: Física un tanto exagerada, escenarios muy similares.

 

fuente: 3djuegos….

 

¿Estamos como hace 15 años?

Taly como Martin Varsavsky indica en su post, hace 30 años los hombresesperábamos, bien entrado el siglo XXI, volar en vez de ir en coche,curarnos con innovadores haces de luz indoloros, o viajar fuera delsistema solar de forma tan usual como coger la línea 5 del metro.Lamentablemente los coches tienen la misma tecnología que hace más de40 años (básicamente), la medicina, aunque ha avanzado, no ha ofrecidonada espectacular en los últimos años que nos indique que estamos unpaso por delante de nuestros padres, y de los viajes espaciales mejorni hablamos. Nuestro mayor logro es un telescopio que tenemos quereparar cada poco. Exagero, quizá un poco, pero creo que en líneasgenerales todos me entendéis.

Ahora bien, toca hablar de videojuegos.Voy a contar mi experienciapersonal. Sinceramente, hace algún tiempo que he dejado de comprarvideojuegos. Uno de los motivos es el poco tiempo que tengo (familia, yesas cosas), pero otro muy importante es que he perdido quizá lailusión por las novedades. Sinceramente: la mayoría de los juegos meparecen iguales que hace 15 años. Tienen mejores gráficos, sin duda,mejores efectos (absolutamente), son impresionantes en cuanto a lapuesta en escena (necesariamente), pero mira, a mi no me hace elcerebro ya ese clic cuando descubro un videojuego nuevo. Tan sólo muyraramente, una o dos veces cada año encuentro una apuesta que me haceacabar un juego. El resto del tiempo no dejo de ver títulos que ya hevisto antes. Dead Space es un ejemplo, un juego increíble que he podidoprobar, pero yo ya lo he jugado, hace 10 años por lo menos. No a estepor supuesto, a otro parecido. En su día quizá tenía más tiempo parajugar o quizá era la primera vez que veía algo parecido. A ver sialguno sabe qué juego es: tenías que arrancar a un guarda una pierna ymatarle a golpes con ella… El gore no se ha inventado en el 2008,existía hace mucho tiempo.

Veo Monopoly en la PlayStation 3, Karaoke por todos los lados como sifuera algo nuevo, ajedreces en la DS, y juegos de motos y coches quesí, son fantásticos, pero en los que ya no me dejo horas y horas parareducir 1 segundo mi tiempo por vuelta. Ya no. Eso ya lo he hechoantes. Este año me llamó la atención el Toca 4.. digo perdón el RaceDriver Grid. Muy bueno. Hay excepciones hombre, no hay que serpesimistas.

Aventuras gráficas que he visto decenas de veces, juegos de fútbol concientos de mejoras cada año que, perdonen, no soy capaz de ver. Cuartasy quintas partes, sextas y séptimas. Yo jugaba a Guitar Hero cuando alresto le parecía una frikada para hacer el ganso. Ahora, personalmente,me aburren Rock Band y Guitar Hero nosequeparteya.

Lo cierto es que mi Fifa 2009 fue el Fifa 98 o incluso el Matchday II;mi Fable 2 fue La Abadía del Crimen; mi Red Faction fue… (coño este sifue la primera parte, buenísimo); mi Far Cry/Bioshock/Call of Duty fueDuke Nukem o incluso Cabal; mi GTA IV fue GTA y asi un largo etcéteracomo os podéis imaginar.

Pero este post no es pesimista, todo lo contrario. Sólo os quiero decirque es vuestra mente lo que hará buenos a los juegos. Cuando tengáistreinta y tantos, recordaréis Fifa 09 como el juego de fútbol devuestra vida o Dead Space como el juego más acongojante. Disfrutadlosahora, sacarles todo el jugo, porque sensaciones como esas es difícilque vuelvan a vuestra mente en el futuro.

Por mi parte no os preocupéis, esperando estoy a GTA IV para PC, o a unbuen simulador de F1 también para PC. Siguiendo la saga Half Life, yestando atento a joyitas escondidas en Internet como Miniracing Online.Hay miles de videojuegos para muchas plataformas, siempre acabo jugandoa alguno: móviles, DS, PSP, Wii… Con el tiempo, eso sí, te haces másexigente y pides mas innovación, por lo que juegas menos, pero tampocopasa nada porque tienes menos tiempo para jugar. Así que te concentrassólo en los juegos “de verdad” para uno mismo, que no tienen que serlos mismos que para los demás, por supuesto.

Finalizando el post, decía Martin Varsavsky que todo sigue igual quehace 30 años. En el mundo de los videojuegos también, todo sigue igualque hace 15 años… Y me refiero a la ilusión por jugar a videojuegos.Los videojuegos tampoco han cambiado mucho si somos objetivos, nada derealidad virtual ni chuminadas de esas. Como mucho un mando más bientosco que reconoce algunos movimientos… Poquito hemos avanzado. Peroeso tampoco importa demasiado ¿verdad?

 

fuente. gameprotv