Noviembre en Japón

Esto pretende ser un homenaje doble. Por un lado a noviembre, mi mes favorito del año, y por otro al otoño japonés, el más bonito del mundo.

A noviembre le tengo un cariño especial porque en este mes me han pasado el 90 por ciento de las mejores cosas de mi vida (y también de las peores, para compensar). Siempre es un mes emocionante para mi, por lo que cada año lo espero con ansia. En noviembre nací, me casé, conocí a gente increíble, conseguí mi primer trabajo, me enamoré por primera vez, experimenté lo mejor y lo peor del ser humano, subí por primera vez a un avión, gané mi primer concurso, casi me voy de este mundo, comencé mi vida en Japón, y tantas y tantas cosas que si las relatara todas os parecería increíble el desequilibrio favorable a noviembre que hay en mis años.

Y qué decir del otoño en Japón. Aunque no es mi estación favorita (ese honor lo tiene el invierno), hay que reconocer que sólo por verlo vale la pena visitar el país del sol naciente. Los cerezos (sakura) tienen su encanto y belleza, pero el paisaje otoñal nipón es increíble. Lo más bonito que pueden ver los ojos. Y no lo digo sólo yo. Infinidad de gente se ha enamorado de él y caído bajo su embrujo. Sirvan las siguientes 11 fotos para homenajear al 11º mes del año y a tanta belleza natural. Y que conste que no le hacen justicia. Esto hay que verlo en persona.

Adiós noviembre de 2008. No puedo esperar al de 2009. ¡Que venga rápido!

Por cierto, ¿tenéis algún mes o estación de año favoritos?