Final Fantasy Dissidia: La culminación de un sueño.

Hace unos 20 años una pequeña compañía en crisis decidió dejar un último testimonio en el mundo de los videojuegos en forma de juego de rol, hoy en día esta "fantasía final" va por su edición número doce, teniendo proyectadas dos más aparte de innumerables spins-offs y alguna que otra secuela y precuela. Su última obra ha sido un recopilatorio de tan largo camino en forma de juego de difícil clasisificación, y es de este juego del que voy a hablar hoy:

La historia nos traslada a lo que parece la batalla definitiva entre las fuerzas del bien (los protagonistas de la saga) , liderados por cosmos y las fuerzas del mal (antagonistas de cada una de las ediciones) cuya cabeza más visible es caos, estos personajes, creados para la ocasión, son la personificación del conflicto que acontece en cada uno de los juegos de la saga. El resultado de la batalla es , como buen principio de historia, a favor del mal ,dejando a los protagonistas con una sola oportunidad de victoria: los clásicos cristales…

Como vereís no es que sea una historia muy original y su desarrollo es poco profundo, y es aquí donde debo avisaros, estamos ante un juego con un planteamiento de lucha, con sus modos historia y arcade aparte del enfrentamiento Ad-Hoc,sin embargo eso es todo lo que tiene de juego de lucha, es como una especie de Smash Bross pero cambiando las plataformas por el rol, ya que desde la jugabilidad a la posibilidad de desarollo de los personajes destila rol.

Los personajes, cara a cara.

Quizá lo que más me ha sorprendido es su parecido con la saga Kingdom Hearts a la hora de controlar los personajes,  es decir, grandes y vistosos combos efectuados con la sencillez de un botón y la inclusión del "blaco fijo" a través del cuál la cámara se fija en el objetivo.

Por último quiero aludir a la profundidad del juego, y reiterar en lo difícil que es situarlo en un género concreto,y en su calidad de juego echo para fans de una saga que, espero, tiene vida para rato….