Final Fantasy XII

 

Ante todo os quiero comentar mi historia personal, pues, si no, no acabariais de entender lo que voy a escribir y pensariais que no tengo buen criterio (sin embargo  he de admitir que tengo un caracter bastante conformista a la hora de valorar algo por lo que he pagado, esto hace que cuente poco mi opinión y , sin embargo, sea más feliz).

Mi primera experiencia con los final fantasy fue con el aclamado Nº VII, aunque he de decir que su sitema por turnos no me acabó de convencer debido a la extrema dificultad que encerraba para un adolescente adicto a los juegos de plataforas, no pude sino maravillarme por su máginfica ambientación y la magia que respiraba ese juego. Sin embargo una tragedia se avecinaba mientras yo seguia jugando extasiado a ese juego en casa de mi amigo: Parece ser que se relacionó una serie de asesinatos con un capitulo posterior de esta saga creando una especie de terror en mis padres ante cualquier cosa que tuviera escrito las palabras "Final Fantasy". Esto hizo que no pudiera jugar a ningún juego de la triología de psx de esta saga, asi que mi primera experiencia completa con un final fantasy fuera con el Nº X, asi que soy un testigo de lo que llamais el "ocaso" de la saga y es ahí hacia donde quiero llegar… mi secreto más inconfesable… el que hace que cualquier aficiondo al rol me mire mal e incluso me excluya…

Me gustó el FF XII

 

 Si tuviera que definir la saga con una palabra elegiría "innovación", de sobra es por todos conocida la completa independencia , argumental y en cuanto a la jugabilidad,que existe entre todos los títulos numericos, e incluso me atrevería a decir que entre estos y sus respectivos Spin-Off, creando asi la unica saga de la que se puede tener el orgullo de decir que no hay un título igual a otro en los 20 años de carrera.

Esta misma palabra la escogería para definir al Final XII ya que, esta entrega supuso una ruptura completa con todo lo que se había establecido anteriormente en la saga. Este hecho fue una apuesta muy, MUY, arriesgada que acabó resultando una completa decepción para los fans de la saga.Esta decepción era un completo misterio para mi hasta que me meti en los foros de esta revista y vi como se demoniza a este, para mi, gran juego.

También he de decir que para mi, jugar a un juego de rol nunca ha sido divertido, en el sentido de que avanzar por él era un verdadero suplicio en el que acabas rezando para que el enemigo no sea tan cabrón como de aparecer justo en el instante antes de cruzar una puerta que te sacaba de la maldita mazmorra, pero no, el maldito aparecía y encima de los más fuertes que parecia decirte "Bienvenido al mundo de los RPGs". Quizá por eso cuando dijeron que se suprimía los combates aleatorios casi lloro de alegría y alborozo al pensar que ya podría estar preparado para lo que viera desde lejos. Aparte, la historia, lejos de llegar al nivel del FFX continuaba con la crítica teológica que empezó este y que parece ser continuará en la siguiente entrega ofreciendo una versión muy libre del mito de Prometeo y que me pareció que, sin ser de lo mejor del juego (ese es un honor reservado al polémico sistema de combate) es bastante interesante y que, al menos te hace reflexionar si de verdad manejamos a los buenos. Este argumento tiene dos grandes lastres: Vaan y Penelo, con menos personalidad que un chocobo y que pintan menos que un Moguri de enemigo final (en realidad mataría por ver esto último) esta pareja hacen de meros espectadores ante quien es la verdadera protagonista: Ashe, atormentada por la muerte de sumarido solo busca la forma de salvar su reino, muy en la linea de Yuna (a la que también considero protagonista del X), por cierto, cabe señalar que al fin se han dejado de tonterias y han puesto a una mujer de protagonista, sin encubrirlo para que tios temerosos de su sexualidad no se compren el juego. Vayne, el archienemigo menos archienemigo del mundo, y que , por tanto, me diera más pena matarlo, cuando ni siquiera se puede considerar realmente malvado, quizás sobre todo por culpa de la falta de más escenas de este.

 

Por último comentar que el desarrolo de este juego está claramente influenciado por occidente y por el estilo de juego que llevan los juegos de rol masivos como la la entrega Nº XI, lo que aportó frescura y diversión a cambio de sacrificar el elemento por excelencia de la saga: la espectacularidad. Sin embargo es dificil no ver la calidad que desprende este titulo y la valentía que demostraron los desarroladores a la hora de sacar un juego tan diferente, pero que es injusto tildarlo de malo por eso.

Es por todo esto que  espero que le deis una oportunidad a un juego único en el rol japonés que ofrece un desarrollo tan occidental sin olvidar esa "magia2 que tiene los japoneses a la hora de contar historias, simplemente os pido que lo mireis con otro prisma, que lo dejeis comparar con un juego de hace 10 años que no tiene nada que ver con este salvo las señas de identidad de la saga, que para nada son jugables si no estéticas. Dadle una oportunidad que no es tan malo como lo pintan.