King Kong (XBOX 360)

Hay juegos que pasan prácticamente desapercibidos tanto en los análisis de los medios especializados como entre el público, pero que uno disfruta tanto o más que los grandes éxitos de ventas y de crítica. La cosa aún es más curiosa si se trata del juego oficial de alguna superproducción cinematográfica, ya que, en el 90% de los casos, eso es sinónimo de mediocridad, dejadez o de juego inacabado por las prisas. Eso es lo que me ocurre a mí con el juego que hoy nos ocupa: King Kong, The official game of the movie.

 

 La primera vez que probé este juego fue cuando me hice con la Edición Especial del mismo para PS2 coincidiendo con el estreno de la película. A decir verdad, tenía pocas expectativas a pesar de las correctas puntuaciones que estaba obteniendo, pero no dudé en comprarlo ya que la película de 1933, al más puro estilo Peter Jackson, se contaba como una de mis favoritas de la infancia junto a Frankenstein (1931). Sí, se puede decir que a mí de pequeño no me importaba que las pelis fueran en blanco y negro… y la verdad es que el juego me dejó tan buen sabor de boca que, cuando años más tarde me hice con la 360, no dudé en volver a comprármelo (también ayudó el hecho de que estuviera rebajado de precio), aunque sólo fuera por volver a disfrutarlo con una mayor calidad gráfica y en HD.

King Kong Edición Limitada para Coleccionistas (PS2)

 

 

Ciertamente, no estamos hablando de ningún juegazo mayúsculo que suponga ninguna revolución (tampoco lo pretende), pero sí es uno de los pocos videojuegos que coincide con el estreno de la pelicula homónima y no te hace sentir vergüenza ajena al jugarlo. De hecho, se trata de una aventura bastante entretenida.

El juego comienza con el desembarco del Venture junto a Skull Island y nos mete en la piel de Jack Driscoll, el prota, con una perspectiva en primera persona al más puro estilo shooter. El objetivo es sencillo: sobrevivir en una isla plagada de peligros en forma de dinosaurios, insectos gigantes y otras criaturas antediluvianas, además de los propios indígenas del lugar. Para ello, el jugador dispone de armas de fuego o de cualquier otro utensilio que pueda servirle para defenderse, ya sean palos, huesos, antorchas, lanzas, etc. Además, en muchas ocasiones deberemos saber usarlos con ingenio para superar determinados puntos o para ahorrar munición. Un detalle que ayuda bastante a sentirte inmerso en el juego es el hecho de que en ningún momento contamos con una barra de vida visible en la pantalla; cuando somos golpeados o mordidos la imagen se volverá borrosa, de color rojizo, y se oirán los latidos del corazón.

 

 

 

 

Cabe destacar que en el caso de las criaturas más peligrosas que nos encontraremos, los V-Rex, no contaremos con ningún arma que pueda liquidarlos, pero sí servirán para dirigir su atención y proteger a algún compañero, o bien para distraerlos liquidando previamente a alguna alimaña cercana que les sirva de alimento.

Contra los V-Rex, las armas sirven de poco.

 

 

 

La aventura también cuenta con algunos puzzles, aunque son bastante sencillos.

Ahora bien, lo que realmente aporta variedad al juego es la posibilidad de jugar algunas fases controlando a Kong, en las que básicamente nos dedicaremos a luchar contra los V-Rex y otros peligros mientras evitamos que se merienden a Ann (la chica que "acompaña" a Kong). Los movimientos de lucha del gorila se reducen a un par de puñetazos y a algún agarre, pero al menos este cambio de perspectiva evita la monotonía. Las fases de Kong suponen,más o menos, un 30% del juego.

Los gráficos en 360 son bastante discretillos teniendo en cuenta el potencial de la máquina, pero cumplen con su cometido. En cuanto al aspecto sonoro, el doblaje al castellano es bastante bueno, realizado por actores de doblaje profesionales que nos sonarán de infinidad de peliculas, pero ciertamente no es el mismo del film. Los rugidos de los animales y demás sonidos de la jungla son muy correctos y consiguen ambientar la aventura acertadamente. Ídem se puede decir de la música. En cuanto a la jugabilidad, el control es sencillo y no nos costará nada hacernos con él.

En el apartado de los extras desbloqueables, contamos con artworks, el trailer de la película y otras curiosidades, destacando la posibilidad de aplicarle al juego un filtro en blanco y negro, al más puro estilo de película clásica.

En cuanto a los puntos negativos, principalmente se reducen a dos aspectos: el mencionado apartado gráfico, que como he dicho antes, es bastante discreto tratándose de un juego de la 360, y, sobretodo, la escasa duración del juego. Es fácil acabárselo del tirón en pocas horas ya que si bien cuenta con bastantes fases, algunas de ellas duran,literalmente, apenas unos minutos.

En definitiva, si te gusta la peli o el tema de los dinosaurios el juego te va a tener entretenido el tiempo que te dure. Si no es así, pasará por tus manos sin pena ni gloria.

Por último, me gustaría hacer una advertencia sobre este juego: en su versión 360, que es la que nos ocupa, se hace necesario jugarlo con un cable HDMI. Si lo jugais en una consola conectada a la tele a través de euroconector, el juego se verá demasiado oscuro.

Un saludo a todos.