Spiderman: la Saga del Clon

Después de una laaaaarga ausencia,  retomo mi blog, aunque esta vez no voy a hablar de cine ni de videojuegos, al menos directamente, sino de mi saga favorita dentro del universo Spiderman: la Saga del Clon.

 

 

Lo primero que habría que decir respecto a ella es que se trata de una de las sagas más polémicas dentro del mundo de los cómics, ya que la multitud de cambios que en ella se produjo provocó el disgusto general en la inmensa mayoría de los fans del bueno de Spidey. Quizás se pretendió cambiar demasiadas cosas, desde el protagonista principal a algunos de los secundarios más importantes, pasando por algún villano con bastante peso específico. Posteriormente y debido a la caída de las ventas, Marvel decidió dar marcha atrás prácticamente en todos esos cambios. A mi particularmente, ese cambio de rumbo inicial me encantó, aunque era consciente de que me hallaba en minoría.

 

Entrando ya en materia, hay que decir que el inicio de esta saga no se sitúa en 1995, sino 20 años atrás, concretamente en octubre de 1975. Y es que esta saga fue producto de otra polémica decisión de Marvel, la famosa muerte de Gwen Stacy, el primer gran amor de Peter Parker/Spiderman, algo que provocó la indignación masiva de los fans de la época, y que motivó una decisión quizás un tanto precipitada, la de “resucitar” a Gwen Stacy de una manera bastante novedosa en aquellos tiempos: a través de un clon de la misma. Hay que destacar que, evidentemente, el tema de la clonación era algo desconocido para el gran público a mediados de los setenta, de hecho en la edición española de la época se sustituyó la palabra “clon” por la de “dobles robóticos”…

 

La muerte de Gwen Stacy marcó un antes y un después en la historia de los cómics de superhéroes por su crudeza y por su realismo (sin despedida, sin revelación de identidad secreta…). También desató las iras de los fans de Spiderman, ira que Marvel intentó, sin éxito, aplacar con la aparición de un clon de la víctima.

 

 

Primera aparción del clon de Spiderman, octubre de 1975

 

El resumen de la historia es el siguiente: de regreso a su apartamento, Peter Parker se encuentra esperándolo en la puerta a su recientemente fallecida novia, Gwen Stacy, algo que evidentemente le desconcierta (por no mencionar que por aquel entonces Peter y Mary Jane Watson comenzaban a tener algo más que una amistad). Poco después, se descubre que todo el pastel no es más que una maniobra de Miles Warren, alias El Chacal, un nuevo enemigo y exprofesor de Peter y de la propia Gwen, de la cual estaba enamorado. Warren culpa a Spiderman de la muerte de la misma, y después de descubrir la verdadera identidad del arácnido, decide clonarlo a él también y provocar un enfrentamiento entre los dos “Spidermanes”. Finalmente, Spidey derrota al clon, que aparentemente muere, y al propio Chacal, y se despide del clon de Gwen, la cual decide iniciar una vida propia. El problema es que en medio de la batalla, tanto Spiderman como el clon habían quedado inconscientes, por lo que el Peter Parker vencedor se queda con la duda de si él es el original o el clon, ya que ambos tenían los mismos recuerdos hasta el momento de la pelea. Por ello, Spiderman recurre a su amigo el Doctor Connors para que lo someta a unas pruebas que determinen si es una persona “real” o un clon. La historia termina con Spidey lanzando los resultados de los análisis por la ventana sin haberlos leído, ya que después de meditarlo considera que el amor que siente por Mary Jane sería imposible de inculcar en la mente de un clon, y que ello representaba prueba suficiente de que él era el Peter Parker original…

 

 

Spiderman se enfrenta a su clon

 

 

  EL REGRESO DEL EXILIADO 

20 años después (cinco en la continuidad del universo Marvel), Peter está visitando a su tía May, que acaba de ser ingresada de gravedad, y al subir a la azotea del hospital se encuentra cara a cara con… Peter Parker. Spiderman no tarda en descubrir que se trata del clon creado por El Chacal, que sobrevivió a su supuesta muerte. Después de un breve enfrentamiento, Spiderman se marcha y el clon, que ahora se hace llamar Ben Reilly (Ben por el nombre de su tío y Reilly por ser el apellido de soltera de la tía May) decide iniciar una vida superhéroica por su propia cuenta. Para ello, asume la identidad de la Araña Escarlata y se convierte en el nuevo arácnido de la ciudad, intentando superar el trauma de no ser más que un clon del original. La verdad es que teniendo los mismos poderes y la misma fuerza que Spiderman, la cosa se le da bastante bien, y así, en sus  primeras aventuras consigue derrotar a enemigos de la categoría de Venom, a quien  incluso logra separar de su simbionte. En medio de todo ello, otro nuevo y misterioso personaje irrumpe en escena, un poderoso ser llamado Kaine, quién parece saber muchas cosas sobre el propio Reilly.

 

 el clon regresa 5 años después para visitar a "su" tía May

 

Ben Reilly asume la identidad de la Araña Escarlata

 

La inesperada victoria de Reilly sobre Venom le anima a iniciar su propia carrera como superhéroe

 

 

 

Tras unas cuantas aventuras exitosas de la Araña Escarlata, entramos de lleno en la saga del clon, gracias a la reaparición del Chacal, quien irrumpe en la vida de Ben y de Peter para sumergirlos en una espiral de mentiras, confusión y, sobretodo, clones y más clones de Spiderman de todos los tamaños y colores, entre los que se incluyen seres tan retorcidos como Spidercida. En medio de todo el follón, Tia May finalmente muere en una dramática e inolvidable despedida (con Ben Reilly vestido de la Araña Escarlata llorando desconsoladamente en el tejado de la residencia de los Parker en Queens), y Kaine asesina al Doctor Octopus e inicia una serie de asesinatos, ya que en realidad se trata del primer (y defectuoso) clon de Spiderman creado por el Chacal y que por ello busca destruir a Reilly asolando la ciudad con una ola de muertes en los que el ADN de Kaine incrimine al bueno de Ben.

 

Kaine, el primer y defectuoso clon de Spiderman, además de ser el más fuerte y malvado

 

 

Octopus muere a manos de Kaine

 

 

El Chacal regresa para poner patas arriba la vida de Spiderman y sumirlo en la confusión

 

Spidercida, el enésimo clon de Peter Parker, se convierte en un auténtico incordio para Ben y Peter a lo largo de la sub-saga "Clonación Máxima"

 

 

La tía May muere en plena Saga del Clon

 

 

En medio de todo ello, Peter y Ben descubren después de someterse a toda clase de pruebas dirigidas por Seward Trainer, el mejor amigo de Ben durante los cinco años que se pasó en el “exilio”, una demoledora realidad que hizo temblar los cimientos del universo Spiderman: Peter Parker, el Peter Parker que habíamos conocidos los seguidores durante los últimos veinte años, el mismo Peter Parker que ahora estaba felizmente casado con Mary Jane y que esperaba su primer hijo, era el clon y Ben Reilly el original.

 

La noticia no sólo desesperó al propio Peter, sino que fueron multitud los lectores que llenaron de cartas las oficinas de Marvel mostrando su indignación y quejándose por sentirse estafados, ya que el Spiderman que habían conocido muchos de ellos durante toda su vida (yo mismo incluído) resultaba ser un farsante, una copia del original, y todo lo que habían leído sobre él ahora era poco menos que una gran mentira.

 

 

  UN NUEVO SPIDERMAN 

Tras la muerte del Chacal (después incluso de que Peter Parker se uniera a él y a su ejército de clones temporalmente para luchar contra Ben), Marvel decidió darle todo el protagonismo a Reilly, de forma que dejó su identidad como Araña Escarlata para convertirse en el nuevo Spiderman, mientras que Peter se retiraba de la vida superheroica para dedicarse exclusivamente a su familia y a su futura paternidad. En realidad, todo ello no era más que una maniobra de Marvel para volver a tener al Peter Parker soltero e independiente de los primeros tiempos, con sus líos de faldas y problemas de agenda , y dejar de lado al “descafeinado” Spiderman resultante del matrimonio con Mary Jane. Lo veían como una oportunidad de reiniciar al personaje, algo que nos gustó a unos pocos e indignó a todos los demás. Quizás se pasaron un poco, ya que el nuevo Spiderman era poco menos que un mendigo sin recursos. Se le rodeó de un nuevo elenco de secundarios y el renovado Spiderman comenzó a tener sus propias aventuras, la mayoría, todo sea dicho, bastante flojas.

 

Ben Reilly sustituye a Peter Parker y se convierte en un nuevo y renovado Spiderman

 

Spiderman/Ben Reilly poseído por el simbionte de Matanza

 

Para distinguirse de Peter Parker, Ben Reilly se tiñe de rubio y se hace pasar por su "primo"

 

 

  REVELACIONES: EL REGRESO DE PETER PARKER 

Ante el creciente aluvión de críticas por parte de los fans, que se tradujo en un atroz descenso de las ventas, los guionistas y el propio Stan Lee no tuvieron más remedio que dar marcha atrás e ingeniárselas para devolverle los galones a Peter Parker, en detrimento de Ben Reilly. Pero los seguidores exigían una respuesta tajante, nada de medias tintas que pudieran provocar que algún futuro guionista retomara la historia. La cuestión estaba clara: había que matar a Ben Reilly para no dejar más dudas sobre quién era el Spiderman original y quién no. Tengo que añadir al respecto que los clones del Chacal al morir se deshacen al instante, y no queda de ellos más que un montón de polvo y cenizas. Así que esa sería la prueba definitiva que devolvería a Reilly su condición de clon. Todo ello se puede ver en la divertida “101 maneras de acabar la Saga del Clon”, una historieta de carácter cómico donde los guionistas se autoparodian mientras determinan como llevar a cabo todo el plan.

 

"101 maneras de acabar la Saga del Clon"

 

Finalmente, todo el pastel se descubre en “Revelaciones”, una, desde mi punto de vista, brillante resolución de la saga. En ella, se revela que todos los hilos habían sido movidos por Norman Osborn, a quien se creía muerto, desde las sombras: él había iniciado todo, manipulado al Chacal y a Seward Trainer para que le hicieran creer a Peter Parker que no era más que un clon y que Reilly era el original. Una manera de vengarse de Spiderman por todo el daño que le había causado, incluída la muerte de su hijo Harry. Peter no acaba de creerle y se enfrenta a Osborn, que vuelve a asumir su personalidad del Duende Verde. Durante el transcurso de la batalla, Ben Reilly sacrifica su vida interponiéndose entre Peter y el planeador del Duende, y siendo herido de muerte por el mismo. Ben a duras penas puede despedirse de Peter y muere creyendo ser el original, algo que queda definitivamente desmentido al quedar reducido a polvo segundos después de expirar. Con ello, Peter confirma que él es y había sido siempre el original y que las palabras de Osborn eran ciertas. A todo esto, Mary Jane da a luz a su hija, que supuestamente nace muerta. No es más que otro engaño de Norman Osborn, quien secuestra a la recién nacida para sus futuros planes…

 

"Revelaciones", el punto y final a la Saga del Clon con regreso de enemigo incluído…  

 

Y bueno, hasta aquí la entrada de hoy. Repito que para mí fue una saga inolvidable, de lo mejor que he leído y sin duda la que más me ha enganchado, pese a tener momentos flojos. Una saga que finalmente quedó en nada, ya que incluso posteriormente se resucitó a personajes como la tia May o el Doctor Octopus. Pero ya se sabe que quien paga manda, y la mayoría de los fans no tragaron bien con los cambios, algunos de ellos verdaderamente bruscos y mal resueltos. Una pena que se tuviera que tomar una medida tan drástica con un personaje, Ben Reilly, al que unos pocos lectores le habíamos cogido cariño y al que algunos hemos recordado al saber que tendrá un breve homenaje en el próximo Spiderman Shattered Dimensions en forma de skin de la Araña Escarlata.

 Un saludo a todos y hasta pronto.