Spiderman (Mega Drive)

Hoy voy a hablar del que es para mí el mejor juego de Spiderman que he jugado jamás (sí, ya sé,no es el mejor ni de coña y no se puede comparar con otros como el Spiderman de PSX o el Spiderman 2 de PS2, pero es lo que tiene flipar con un juego cuando eres un crío, que se te queda aquella primera impresión de por vida): Spiderman de Mega Drive.

Este juego es más conocido como Spiderman vs The Kingpin, y es que, como indica el título, nuestro famoso trepamuros se enfrenta al que durante años fue uno de sus peores enemigos (aunque acabaría siéndolo más de Daredevil). El argumento es bien sencillo:

Kingpin aparece en televisión anunciando que Spiderman ha colocado una bomba en algún lugar de Nueva York, y lo más chungo es que explosionará en 24 horas. Para terminar de alegrarle el día al bueno de Peter, ofrece una recompensa por su cabeza.

 

Evidentemente, la mala reputación de Spidey entre sus conciudadanos (gracias principalmente a las columnas de opinión de J.J. Jameson en el Bugle) no le ayuda en nada, y la gente se traga el plan de Kingpin. Así que no nos quedará más remedio que ayudar a nuestro héroe a limpiar su reputación y de paso recuperar las 5 llaves necesarias para desactivar la bomba, custodiadas por 6 de los principales enemigos de Spiderman: Doctor Octopus, El Lagarto, Electro, El Hombre de Arena, El Duende y Venom. Por supuesto, al final del juego nos esperará el mismísimo Kingpin.

El juego se divide básicamente en 7 niveles, tras una breve introducción donde únicamente tendremos que trepar por el Daily Bugle para colarnos en sus oficinas.

A lo largo de los mismos, tendremos la posibilidad de sacar fotos de los enemigos, que luego podremos vender al Bugle para costear el fluído arácnido (es que en este juego se le acaba, no tenía el chollo de ser orgánico como en las pelis). Obviamente, las fotos de los supervillanos nos reportarán más ingresos que las de un enemigo normal. También tendremos la opción de, cuando andemos escasos de vida, volver momentáneamente al piso de Parker para recuperar un poco, pero hay que tener en cuenta que eso hará correr más deprisa el reloj de la bomba y además tendremos que empezar el nivel en el que nos encontremos desde el principio. Estos son los escenarios que componen el juego:

Almacén: Tendremos que avanzar por un viejo almacén derrotando a los secuaces de Kingpin y esquivando a los perros, hasta llegar a un doble enfrentamiento: primero con una carretilla elevadora y después contra el mísmisimo Doctor Octopus. Al derrotarlo, obtendremos la primera llave.

 

Alcantarillas: Hay que atravesar el subsuelo de Nueva York, teniendo cuidado con los murciélagos, los mutantes y los caimanes. El enemigo final es el Lagarto, con una breve aparición de Venom. Después de darle pal pelo (o mejor dicho, pa las escamas), la segunda llave será nuestra.

Central Eléctrica: Es el nivel más corto del juego y en él nos veremos las caras, como no, con Electro. Sobredosis de telaraña y tercera llave al canto.

Central Park: Aquí hay de todo: francotiradores en los árboles, serpientes e incluso un gorila fugado. El enemigo es el Hombre de Arena, con la colaboración de Venom (que tío más pesado), y la manera para derrotarlo es bien original: nada de golpes o telaraña, un patadón en el momento adecuado a la boca de incendios más próxima y se acabó. Ya tenemos la cuarta.

Calles de Nueva York: En este nivel nos zurra hasta el propio Jameson, que encima no hay manera humana de "tranquilizar". Lo chungo de esta fase es que no puedes balancearte mucho porque siempre hay alguien en las cornisas que te aterriza a base de tiros. Más adelante nos encontraremos con un motero al que habrá que propinarle varios golpes y después de acabar con él vendrá el villano de turno, que en esta ocasión es El Duende (no confundir con su homónimo verde). Eso sí, después de vencerle tendremos el enfrentamiento definitivo (o eso parecía) contra Venom. La quinta y definitiva llave ya está en nuestro poder.

Antes de pasar al siguiente nivel, aparecerá una breve escena en la que Venom secuestra a la por aquel entonces señora de Spiderman, Mary Jane Watson-Parker…

Gruta: En esta fase no hay ningún jefe final (a menos que juguemos en el nivel de dificultad Nightmare, ya que en tal caso nos esperará, por enésima vez, el dichoso Venom).

Guarida de Kingpin: Es la fase final y, evidentemente, la que más faena nos dará: nos volveremos a enfrentar otra vez a todos los supervillanos del juego excepto al Hombre de Arena (que después de la duchita en Central Park con la boca de incendios debe de ser "el Hombre de Barro"). Y sí, habrá que volver a cargarse a Venom. Tras esto, tocará desactivar la bomba usando las cinco llaves que con tanto sudor hemos conseguido y después la traca final: Un enfrentamiento cuerpo a cuerpo con Kingpin, al que debemos derrotar antes de que M.J. caiga en un tanque lleno de lava o algo así. Una vez derrotado el gordo, se acabó el juego, después de una breve escena de Spidey abrazando a su chica (tanto esfuerzo para un final tan poco currado…)

El juego técnicamente cumple bien sin excesivos alardes, al igual que la jugabilidad. Lo que ocurre que es el típico juego que o te engacha o no lo aguantas ni cinco minutos. Juego claramente destinado a los fans del personaje (al menos a los de aquella época, que ahora con tanto Ultimate y demás historias la cosa se ha liado bastante).

El juego fue convertido para otras plataformas, en concreto para Master System, Game Gear y Mega CD (a éste último no he jugado, y por lo visto es el mejor de todos). Después llegaron a la Mega otros juegos del Trepamuros, aunque para mí el único que estuvo a la altura de éste fue el Maximum Carnage, que gráficamente en su día fue una auténtica virguería (sobretodo comparado con el juego que nos ocupa) y que contaba con la flipante posibilidad de jugar con Venom, que en aquellos tiempos era el enemigo más molón de Spidey (en mi casa había tortas a ver quién se lo pillaba).

Para un fan de Spidey, ver esta portada a principios de los 90 e imaginarse como sería el juego era garantía segura de un orgasmo

 

 

En fin, de momento lo dejamos aquí, que con tanto recuerdo nostálgico las lágrimas no me dejan ver lo que escribo. Un saludo a todos.

Iron Man (2008)

Hoy retomo el tema del cine después de hablaros de Gremlins en mi primera entrada, esta vez con una peli bastante más reciente e igualmente entretenida: IRON MAN

 

La película está dirigida por Jon Favreau (quién también ejerce un breve papel como "Happy Hogan"), y cuenta en su reparto con actores tan conocidos como Robert Downey Jr., la "española" Gwyneth Paltrow, Jeff Bridges o Terrence Howard.

De izquierda a derecha:  Terrence Howard (James Rhodes), Gwyneth Paltrow ("Pepper" Potts), Downey Jr. (Tony Stark/Iron Man) y Jeff Bridges (Obadiah Stane/Iron Monger)

 

 

Como ya sabreis la inmensa mayoría, la película está basada en un cómic de la Marvel, siendo la primera película producida independientemente por la propia Marvel Studios.

El guión respeta bastante los inicios comiqueros del personaje y simplemente los actualiza sustituyendo el escenario de la Guerra de Vietnam por el actual conflicto en Afganistán. En ese contexto, el millonario fabricante de armas Tony Stark (Downey jr.) es secuestrado por un grupo terrorista denominado "Los Diez Anillos" tras una demostración en el país afgano de la última invención de Stark, el misil Jericó.

Recluído en una cueva, es obligado junto a otro secuestrado afgano llamado Yinsen a construir un misil Jericó para sus captores, en tanto se ve obligado a fabricarse para sí mismo un pequeño reactor que, injertado en su cuerpo, impida que la metralla recibida durante el asalto de los terroristas llegue a su corazón.

Pese a las constantes amenazas que recibe para que finalice cuanto antes el arma, Stark y su nuevo socio dedican sus esfuerzos a construir clandestinamente una especie de armadura de combate altamente sofisticada que les permita enfrenarse a sus captores y poner fin a su cautiverio. Stark consigue sorprender a los terroristas y darles una auténtica paliza con su nuevo invento, pero en el transcurso de la huida Yinsen perece, no sin antes aconsejarle que aproveche bien esta nueva oportunidad que le ofrece la vida.

 

Una vez de nuevo en EEUU y al frente de su mastodóntica empresa, un Stark concienciado tras los amargos sucesos que acaba de padecer da por concluída su etapa como fabricante de armas, algo que encuentra una fuerte oposición en su amigo y hombre de confianza dentro la empresa, Obadiah Stane (Jeff Bridges). Al mismo tiempo que recibe presiones del resto de los accionistas por boca del propio Stane, Stark rediseña y mejora la armadura que le permitió escapar de la muerte y durante el proceso descubre, con la ayuda de su secretaria "Pepper" Potts (Gwyneth Paltrow), que detrás de su secuestro hay mucho más de lo que en principio podía parecer…

Image and video hosting by TinyPic

 

El diseño original de la armadura de Iron Man (Mark I) será aprovechado por los enemigos de Stark para crear a Iron Monger

 

Iron Man vs Iron Monger

 

La verdad es que esta película le dio un toque de aire fresco al saturado y en la mayoría de ocasiones mediocre cine de superhéroes, después de chascos mayúsculos como Los 4 Fantásticos o Superman Returns, en parte gracias a la brillante interpretación de Robert Downey Jr como Tony Stark, que clava el personaje. Por lo demás, se presenta como una película sin más pretensiones que la de entretener respetando el material original, y es algo que consigue con creces, cosa que se vio reflejada tanto en el éxito de taquilla como en el de la crítica.

 

Armaduras

MARK I

MARK II

  MARK III

IRON MONGER

 

 

El 7 de mayo de 2010 está previsto el estreno de una secuela, Iron Man 2, de la cual únicamente se cae del reparto original Terrence Howard como James Rhodes, siendo sustituído por Don Cheadle. Mickey Rourke hará las veces de villano como Ivan Vanko.

 

 

El videojuego

Tal y como viene siendo habitual, coincidiendo con el estreno de la película se puso a la venta su versión jugable, disponible para todas las plataformas. Y para no romper la tradición, el resultado fue un juego mediocre tirando a malo.

Gráficamente era bastante discreto, salvo en el caso del propio Iron Man, que presentaba un acabado brillante (nunca mejor dicho). Por lo demás, los escenarios eran enormes pero vacíos, y los enemigos casi te estaban acribillando antes de que la pantalla se terminara de cargar. Lo único destacable era la posibilidad de ir mejorando la armadura a medida que avanzaba el juego (algo imprescindible para sobrevivir entre tanto tiro) y el poder desbloquear armaduras extras vistas en los cómics a través de unas misiones de supervivencia.

 

La única diferencia entre las versiones de PS3 y Xbox 360 es que la primera contaba con una armadura extra, la de Ultimate Iron Man. La Silver Centurion, en principio exclusiva para 360, finalmente se incluyó en ambas. 

 Armaduras desbloqueables en "Iron Man, el videojuego" (PS3)

 

Y hasta aquí la peli de hoy. Un saludo a todos y que paseis unas felices tardes palomiteras.

La Atlántida, ¿mito o realidad?

Muy buenas a todos otra vez, después de dedicar mi primer blog al cine, cambio totalmente de registro y hoy voy a hablaros de un tema que durante siglos y hasta el día de hoy ha estado cubierto por un halo de misterio y fascinación: el continente perdido de la Atlántida.

Image and video hosting by TinyPic

La primera referencia que tenemos de tan mítico lugar se encuentra en los Diálogos de Platón, concretamente en el Timeo y el Critias. En ellos, el filósofo nos cuenta con todo lujo de detalles las dimensiones y características del continente, además de informarnos de su trágico final y de cómo aquella brillante sociedad donde imperaban la justicia y la virtud acabó degenerando en un pueblo arrogante y soberbio con ansias de conquista, razón por la cual los dioses decidieron castigarles provocando su hundimiento bajo las aguas. El mismo Platón explica que la historia le fue contada por su abuelo, que había recibido la información de un legislador ateniense llamado Solón, que a su vez había escuchado el relato de unos sacerdotes egipcios.

Platón

 

Recreación de la Atlántida siguiendo las descripciones de Platón

Llama poderosamente la atención que Platón insista reiteradamente en presentarnos la historia de la Atlántida como un hecho histórico y no como una mera ficción, algo bastante sorprendente si tenemos en cuenta que muchos de los datos que aporta sobre la isla son poco menos que inverosímiles. Estas son algunas de las imposibilidades que presenta el relato:

– Platón situa la existencia del continente en el tiempo unos 11.000 años respecto al momento presente en el que nos encontramos, algo imposible si tenemos en cuenta que por aquel entonces ni siquera existían las ciudades y el hombre apenas se agrupaba en tribus de cazadores recoletores que ni siquiera habían iniciado la domesticación de los animales.

– La teoría de la Deriva Continental nos ha demostrado que en el pasado los continentes formaban uno solo al que llamamos Pangea, antes de que el movimiento tectónico de las placas lo fuera dividiendo hasta llegar a la situación actual. Esto imposibilita la existencia de un continente de las dimensiones que cita Platón, ya que si "juntamos las piezas" con ayuda de un mapa, veremos que encajan perfectamente, lo que descarta automáticamente la existencia de otro continente, y menos de semejante tamaño.

 

Pangea

 

– Otro punto al que se agarran los partidarios de la existencia real de la Atlántida es la similitud de las pirámides egipcias y las aztecas, lo que indicaría que hubo un intercambio cultural imposible de establecer si no fuera por medio de una inmensa isla que comunicara ambos continentes. Pero esas similitudes son más estéticas que funcionales, ya que mientras las pirámides egipcias eran monumentos funerarios, las aztecas eran templos donde llevar a cabo prácticas rituales, sacrificios, etc.

Pirámide azteca

 

Todo ello sumado al amplio conocimiento que hoy tenemos de los fondos marinos (algo imprescindible para el desarrollo del tendido de cables telefónicos y telegráficos) prácticamente han dejado sin argumentos a los que hoy en día siguen insistiendo en la historia de la Atlántida como un hecho histórico.

Probablemente, a través del ejemplo de los atlantes, Platón lo único que pretendía era aleccionarnos acerca de lo que ocurriría si los hombres se apartaran de las leyes de los dioses y del modelo social defendido por el propio filósofo en La República. 

Sea como sea, el mito de la Atlántida nos ha fascinado durante siglos, y su utópica sociedad basada en el orden y el conocimiento seguirá inspirándonos a lo largo y ancho de nuestra historia.

Gremlins (1984)

Ahora que están tan recientes las fiestas navideñas, me apetece estrenarme en esto de los blosgs hablando de la que siempre ha sido para mí la peli navideña por antonomasia y que años atrás se emitía durante esas fechas, al estilo de Ben-Hur en Semana Santa: GREMLINS

Image and video hosting by TinyPic 

Una portada con todo el encanto de las pelis de los 80…

 

La película en cuestión estaba dirigida por el director Joe Dante, conocido también por la mediocre Pirañas (1978), con guión de Chris Columbus (Harry Potter, Solo en Casa), quienes se basaron en una especie de leyenda urbana que circuló entre los pilotos ingleses de la Segunda Guerra Mundial destinados en Oriente Medio, los cuales acusaban a estas criaturas mitológicas de los numerosos incidentes que sufrían sus aviones en pleno vuelo y sin explicación aparente. Esto se explica brevemente en la propia película por boca de uno de los personajes, Futterman, que vive desde entonces traumatizado por la experiencia.

El argumento, que mezcla brillantemente el terror con el humor, nos explica la historia de Billy Peltzer, un joven aficionado a los cómics que por Navidad recibe una fantástica mascota a modo de regalo: un ejemplar de mogwai, una extraña y adorable criatura adquirida por su padre en una pequeña y prácticamente oculta tienda del Barrio Chino de Nueva York. El animal, al que el padre de Billy bautiza con el nombre de "Gizmo", demuestra ser muy inteligente y afectuoso, pero requiere de unos cuidados especiales, resumidos en tres reglas cuyo inclumplimiento podría acarrear graves consecuencias para él y para los que le rodean: no debe recibir nunca luz brillante, especialmente la del Sol, nunca debe tener contacto alguno con el agua y, la más importante, jamás debe comer después de medianoche.

 

 

 Evidentemente, no habría película si se hubieran respetado las normas: una amigo de Billy derrama accidentalmente agua sobre Gizmo, lo que provoca que de su cuerpo salgan expulsadas varias bolas de pelo, que a su vez se transforman en nuevos mogwais. Eso sí, estos nuevos ejemplares, a diferencia de Gizmo, se muestran agresivos e incluso violentos, y no tardan en provocar el incumplimiento de la tercera norma: engañan a Billy para que los alimente después de medianoche, lo que da como resultado su transformación en unos seres (gremlins) de aspecto aterrador.

 

Pese a que Billy, con la ayuda de su madre, consigue acabar con casi toda la camada, el líder, al que Billy llama "Stripes" por el mechón de pelo blanco que recorre su cabeza, consigue escapar de la casa y sumergirse en una piscina, lo que provoca el nacimiento de cientos de nuevos gremlins. Evidentemente, no tardan en provocar el caos más absoluto en el pequeño pueblo de Kingston Falls, ya sea manipulando maquinaria o atacando directamente a la gente. La verdad es que esta parte de la película es particularmente desternillante viendo las numerosas trastadas que los pequeños seres montan por toda la ciudad, y lo que en principio parecía iba a ser una película de terror acaba convirtiéndose en un auténtico descojone.

 

"Stripes"

 

 

Ya sé que es una película que ha visto todo el mundo, pero por si acaso prefiero no revelar el final. Sólo deciros que es una peli que ha soportado magníficamente el paso del tiempo, así que el que no la haya visto ya tarda en echarle un vistazo a este clásico de los 80.

La película tuvo una secuela, Gremlins 2: La nueva generación (1990), dirigida por el mismo director y que recuperaba el reparto original. La pérdida del factor sorpresa le restó mucho encanto, e incluso los mogwais, incluído el propio Gizmo, tienen más aspecto de "muñeco" que en la anterior, lo cual le resta aún más. De todas formas, sigue siendo una película muy entretenida que además cuenta con la participación de un auténtico mito viviente del cine, el gran Christopher Lee (¿pero hay alguna saga mítica en la que no aparezca este hombre?).

 

 

Incluso se ha rumoreado la posible realización de una tercera parte, de la cual Joe Dante, el director de las anteriores, ya ha dejado claro que no quiere saber nada. Pánico me da la idea de unos gremlins digitales…

Por otra parte, y como he comentado anteriormente, los gremlins no tienen ni mucho menos su origen en esta película, al contrario de lo que cree la mayoría de la gente; en realidad se trata de unas criaturas mitológicas de origen sajón, a las cuales se les acusa de sabotear todo tipo de instrumentos y maquinaria. Prueba de ello se puede ver en otras referencias a estos seres, como por ejemplo en un episodio Especial Halloween de los Simpsons, donde se muestra a una de estas criaturas, que físicamente nada tiene que ver con las de la película que nos ocupa, manipulando un autobús lleno de pasajeros y amargándole la vida hasta hacerle perder la chaveta al bueno de Bart.

 

gremlin visto en "Los Simpson"

 

Bueno, y hasta aquí mi pequeño homenaje a ese icono del cine moderno que son los Gremlins. Un saludo a todos y feliz Año.