Concurso Olvidado: El enigma de Eleno Contrasabio – ¡Consigue gratis el último juego de Nifflas!

¡Bienvenidos a la primera edición del Concurso Olvidado! (no, no… no hace falta que me lo digáis; ya sé que me merezco un par de premios por ponerle un nombre tan original).

Hay pocas cosas tan gratificantes como ganar un concurso. Poco importa que no obtengamos nada, o que al conseguirlo hayamos perdido un poquito de nuestra humanidad (véase el periplo de los Simpsons en Japón). Pero no es el caso de este concurso… ¡éste tiene premio para el ganador!

Así que empecemos por lo bueno: el aspirante que se alce con la victoria obtendrá una copia de Saira, el último juego de Nifflas (exactamente, recibirá un número de serie para desbloquear el juego completo). Si a alguien le preocupa la legalidad de todo esto, que no se apure; he comprado dos números de serie mediante la oferta de “un juego extra por un euro más” .

Saira es un plataformas de exploración, que pone un gran énfasis en la ambientación y en ofrecer una experiencia genuina. Su creador, a pesar de no ser el desarrollador más prolífico, tiene mucho prestigio en el mundillo indi –suya es la saga Knytt y el incomparable Within a Deep Forest–.

Dicho esto… ¿de qué va el concurso? Muy sencillo: tenéis que resolver un enigma. La peculiaridad del asunto radica en que no hay una solución definida, se trata más bien de que ofrezcáis una explicación original, concisa y bien redactada. A continuación veréis un texto, “El enigma de Eleno Contrasabio”; cuando terminéis de leerlo, podéis proponer vuestra solución mediante un comentario en esta misma entrada, a través del correo del blog o con un mensaje privado (esto último sólo si estáis registrados en meri). Dentro de cinco días (si no hay ningún problema, el jueves 14 de Enero), actualizaré la entrada con el ganador, y si se tercia, mi justificación para elegirle. Todo esto, claro está, suponiendo que alguien se atreva a concursar.

Resumiendo:

– Ponerte en el papel del investigador y escribir una solución al problema de Eleno.

– El enigma, como es obvio, NO tiene solución única.

– Valoraré las propuestas según tres criterios: originalidad, concisión y buena redacción.

– El ganador recibirá un número de serie para poder jugar a la versión completa de Saira (que por cierto vale 8 euros).

Pero como todo en esta vida, hay ciertos límites. Las reglas son las siguientes:

– La solución aspirante no puede sobrepasar las 300 palabras.

– La fecha límite para entregar vuestras soluciones es el 13 de Enero, miércoles (el jueves actualizaré la entrada con el ganador).

– Sólo se permite una solución por participante (si tengo la más mínima sospecha de que alguien trata de colarme varias respuestas, no tendré en cuenta ninguna de sus soluciones).

Como veis, no hay ninguna restricción en cuanto a la forma que debe adoptar el texto. Podéis orientar la respuesta como os plazca.

¿Todo claro? Si tenéis alguna duda, preguntad y haré lo posible por explicarme. Normalmente consigo el efecto contrario, pero oye… ¡yo lo intento! Very Happy

Así que sin más preámbulos, os dejo con el enigma. En principio iba a ser un puzle de La Caída de Inoa, pero desapareció en una de sus muchas mutaciones.

En fin, ¡mucha suerte a todos! Tengo curiosidad por leer vuestras soluciones.


El enigma de Eleno Contrasabio

Un mago solitario vive en una torre que se alza en lo más profundo de una ciudad próspera. Se llama Eleno Contrasabio, y sus vecinos le consideran un vejete entrañable, aunque algo excéntrico –en realidad, no son pocos los que afirman que le falta un tornillo–.

Un investigador ha acudido a la torre para resolver un misterio que trae de cabeza al pobre Eleno: uno de sus libros preferidos –un tomo sobre las artes mágicas necesarias para encantar escarabajos–, ha desaparecido de su biblioteca.

El investigador, intrigado por la importancia que un libro de esas características pueda tener, interroga a Eleno.

Tras mucho discutir, el hechicero confiesa que los escarabajos no le importan lo más mínimo; el aprecio que siente por el tomo se debe en realidad a que gustaba de usarlo a modo de sombrero.

El investigador, que después de varias horas de charla con el viejo ya tiene una idea clara de su carácter, deduce que esa tontería del sombrero no es más que una mentira. Así pues, tras presionarle un buen rato, Eleno se derrumba, y avergonzado, le cuenta la verdad:

El tomo de encantamiento de escarabajos es único, no precisamente por servir de tocado, sino porque había sido infundido con vida gracias a los poderes del mago. Como Eleno se sentía muy solo, había creado un animal de compañía… ¿y qué mejor forma de hacerlo que dotando de alma a un objeto tan cotidiano para los magos?

Finalmente, añade unos cuantos detalles que resultan de gran utilidad al investigador: como no quería que los demás magos se rieran de él, encantó el libro con una salvaguarda; si por alguna razón el tomo de compañía salía de la biblioteca, su alma artificial se evaporaba, evitando que se escapara y mancillara la impoluta reputación de mago huraño que tenía Eleno. Pero el tomo había desaparecido.

El mago tenía la certeza de que no estaba en su torre, y no concebía cómo podría estar fuera, puesto que más allá de las paredes de la biblioteca no era más que un vulgar libro; un vulgar libro aburrido, para más señas.

Pensativo, el investigador llega a una conclusión…


Puedes escribir tu respuesta en un comentario, o si lo prefieres, enviarla a la siguiente dirección de correo electrónico:

Si eres usuario de Meristation, también puedes utilizar la mensajería privada