Vuelve el Commodore Amiga

Commodore USA es una empresa fundada en 2010 que adquirió los derechos del mítico Commodore. Su fundador, Barry Altman, se considera un fanático de los ordenadores de esta compañía y en su momento se propuso relanzar tan icónica marca. Para ello, hace algunos meses lanzó una reedición del clásico Commodore 64, con su misma forma y estética, aunque cambiando los componentes por los de un PC moderno. De hecho, equipa un lector de Blu-Ray, un procesador Intel Atom a 2.13 GHz, 4 GB de RAM DDR3, una tarjeta gráfica de NVIDIA GT520, Bluetooth, varios puertos USB o lector de tarjetas, entre otros elementos. En el apartado del software, que resulta casi tan interesante como el hardware, lleva una distribución de Linux a la que han llamado Commodore OS Vision, que destaca por ofrecer un emulador del sistema original que permite cargar juegos de aquella época junto al XMBC Media Center, para utilizarlo como un sistema multimedia.

Tras esa hazaña que nos hace generar incesantes babas por no tenerlo en nuestras manos, ahora han resucitado la marca Amiga con el Amiga Mini. Con un cuerpo de aluminio y un reducido tamaño, este ordenador recuerda claramente al Mac Mini, aunque es claramente superior en potencia… y precio. En su interior lleva todo un Core i7, nada menos que 16 GB de RAM DDR3, salida HDMI, lector de Blu-Ray, Wi-Fi y el que probablemente es el component más flojo del conjunto, una NVIDIA GT430. No obstante, admite conexión de hasta tres pantallas. El sistema operativo es el mismo, Commodore OS Vision. 

El precio del Commodore 64, en su configuración más básica, asciende a 1295$, pudiendo incorporarle más capacidad de disco duro o comprar únicamente el teclado para instalarle nosotros los componentes. Por su parte, el Amiga Mini arranca en los 1495$, admitiendo mejoras en la RAM o el procesador, y teniendo también la opción de comprar sólo la caja. ¿Alguno os animáis a rememorar viejos tiempos?