INDIANA JONES Y EL REINO DE LA CALAVERA DE CRISTAL (Crítica SIN DESTRIPES, asi que tranquilos :P)

Se apagan las luces, el logo de LucasFilms aparece en pantalla seguido del de la Paramount Pictures cuya montaña se funde con una silueta similar en el primer plano de la película. 19 años y por suerte todo sigue igual. O al menos sino todo, gran parte de lo que los fans entendemos como una película de Indiana Jones.

Un sombrero, un látigo… los ingredientes básicos para una buena aventura

Indiana Jones y la Última Cruzada puso el listón muy alto, tan alto que lo más probable es que ninguna película de aventuras llegue siquiera a rozarlo; por eso no debemos pedirle demasiado a esta nueva entrega, no cometamos el error de que nuestras expectativas la nublen.

En la era del cine-videojuego encontrarnos con una película como ésta es casi terapéutico. Las secuencias se desarrollan sin prisa pero sin pausa (hasta que empieza la acción… y el ritmo estalla), dejando que sean los personajes los que contribuyan al desarrollo en vez de convertirse en meros acompañantes del mismo tal y como nos estamos acostumbrando a ver últimamente. Pero dejémonos de florituras y pasemos a lo que de verdad interesa: INDIANA JONES Y EL REINO DE LA CALAVERA DE CRISTAL.

Han pasado veinte años desde la última aventura de Indiana Jones, tanto fuera como dentro de la pantalla y desde el primer momento eso se nota. Los años 50 es la decada en la que los adolescentes comenzaron a tomar las calles y convertirse en motor económico y social, y en esas nos encontramos, tras la segunda guerra mundial y en el comienzo de la guerra fría nuclear.

Sin entrar mucho en la trama la resumiré en que Stalin, al igual queHitler y el caliz, quiere dar con un objeto que permitiráa los rusos dominar el mundo. Es por ello que necesitan a Indiana Jones para queles ayude a encontrarlo. Si bien consigue zafarse en un primer momentode ellos la aventura llama a su puerta de nuevo en forma de jovenmuchacho, amigo de un profesor conocido suyo que ha sido secuestrado(¿os suena de algo?).

Desde los primeros minutos Spielberg y Lucas nos quieren dejar claro que ésto es Indiana Jones, y en un gran acierto de guión la película comienza donde acabó la primera, en el almacén donde el arca de la alianza quedó perdida para siempre entre miles de cajas. Como si de un punto y seguido se tratara volvemos a reencontrarnos con nuestro héroe y en un lugar conocido. Indiana se coloca el sombrero, la música de john Williams sube y sí….es lo mas parecido a volver al hogar.

No es indy 4, es el plano final de El Arca Perdida

Dado que estamos en el comienzo de la guerra fría los malos no podían ser sino rusos, capitaneados por una Cate Blanchet guapísima (es increible pero casi me gusta más de morena fascistoide que de reina elfaMr. Green) y que a mi parecer su actuación es estupenda, pero a su personaje le faltan minutos para darle profundidad. Si bien en este tipo de cine el arquetipo ya es suficiente para definir a un personaje, un par de matices más hubieran sido la guinda. Pero poco más que achacar.

Después de presentar a los malos y apenas con un par de pistas sobre la historia da comienzo una escena de acción al más puro Indy, solo que esta vez, en un paralelismo con la película en general, va increscendo hasta finalizar de la forma más grande posible. Un gran ejercicio de como ir de menos a más y comenzar una película con un gran estruendo, tal y como decía Cecile B.Demile que todo film debe empezar.

Tras la emoción inicial el primer acto se desarrolla según los cánones, se ponen bastantes cartas sobre la mesa para que el espectador ya sepa de que va todo esto y se presenta al que va a ser el compañero de fatigas, el joven Mutt Williams, con un aspecto calcado al de Marlon Brando en Salvaje pero con una actitud que se asemeja a la de Travolta en Grease, cosa que es muy de agradecer LMAO

La pelicula como he dicho antes es un claro ejemplo de historia que va a más. Poco a poco va cogiendo ritmo y los personajes cada vez se van encontrando más comodos en ella. La relación adulto-adolescente entre Harrison y Labeuf funciona bastante bien. Mientras que el joven vé a Indiana como un ratón de biblioteca que debería estar jubilado ("¿cuantos años tiene… 80?" Very Happy) todos sabemos que el Dr.Jones guarda mil ases en la manga para hacerse respetar. No llega ni por un asomo al nivel Sean Connery-Harrison Ford pero sinceramente lo esperaba muuuucho peor (y mas viendo a Labeuf en Transformer :S)

Donde sí funciona la química increiblemente bien es cuando hace aparición Marion, recuperada de la primera película. La relación con ambos hombres se torna en pura comedia que mezclada a las inteligentes escenas de acción supera por momentos al trío de la segunda película que formaban Jones, Tapón y la joven bailarina.

Foto de familia

En cuanto a personajes es el de John Hurt el que menos me ha convencido. Pero tal vez sea por mi nula predisposición a aguantar personajes que sean locos, retrasados mentales o de cualquier condición similar… Me suelen molestar bastante…aunque el bueno de Hurt trata de hacerlo digno, para mí no llega a funcionar como alivio cómico ni como motor de la última parte del film.

La película en sí podría considerarse un homenaje mismo a toda la saga, ya que después de tantos años sin tener Indiana Jones el público necesita reconocer que lo que esta viendo sigue siendo lo que él recordaba. Y es con todos esos momentos con los que la película despega. El cúmulo de guiños al espectador es tal que el fan mas avispado podra reconocer desde planos idénticos, hasta objetos de otras películas, pasando por momentos en forma de chiste. Si recordáis bien la persecución en moto de Indiana con su padre, atentos a la persecución en moto de esta nueva película, el final es el mismo, pero a la inversa Mr. Green cuando lo veais sabréis por qué lo digo.

Spielberg esta comodisimo en esta nueva película, y la mano de Lucas se nota más de lo que la gente piensa, sobre todo en las secuencias de acción, maravillas llenas de gags y auténtica inventiva visual que hacía años que no le veíamos al Rey Midas de Hollywood. Ha tenido que llegar Lucas e Indiana para que le recuerden cómo se consiguen escenas memorables, con ritmo apabullante y como digo muy muy ingeniosas. Solo deciros que la persecución de la selva es desde ya un clásico de genero al mismo nivel que la secuencia de las vagonetas de la segunda parte.

El film a su vez cuenta con muchas más escenas reconocibles por parte del fan, desde secuencias con animales como protagonistas (¿Recordáis las serpientes de la 1, los bichos de la 2 y las ratas de la 3?), templos con trampas (en la 2 y 3 mismamente), indigenas con mala uva (1 y 2), catacumbas llenas de esqueletos, etc etc… no falta nada que un buen seguidor espere.

Pero no todo es maravilloso en la película. A mi parecer tiene tres fallos bastante importantes los cuales resumiré porque no quiero contar nada de la historia como habéis podido comprobar:

1. Los malos no les llegan a la suela de los zapatos a los nazis… Un buen nazi sigue siendo el malo mas mítico de la saga y estos rusos parecen nenas…Supongo que también no es plan de enfadar al gobierno de Rusia haciendo una película donde sean unos sádicos sin escrúpulos, pero les falta eso… dar mas caña.

2. El tema central de la película. No me ha convecido el rollo Area-51 que se trae el film pero para nada. Me quedo con la mitología cristianojudía de la 1 y la 3, que si bien por supuesto tienen sus connotaciones fantásticas, me resultan más creíbles que en esta, que cae por desgracia en el rollo Stargate que no le pega nada…

3. El final. Las 3 películas anteriores tenían unos minutos finales llenos de emoción, pruebas, y esta a mi modo de ver no esta a la altura. Es mas bien un Remake de la 1 en ese sentido, pero de una forma que a mí, tal vez ya condicionado por el punto 2 que acabo de comentar, no me ha llegado a convencer, y a los que la vieron conmigo tampoco.

Conclusión:

Grandísima película de aventuras como las de antaño, cosa que se agradece muchísimo. Con una imaginería audiovisual en las escenas de acción de muchos quilates que devuelven al cine la grandeza que había perdido entre tanto efecto especial. El cine no es explosiones por ordenador y montaje frenético. El cine es inventiva, gag, desarrollo inteligente para atrapar al espectador, y en este film hay mucho de ello. Unos personajes con mucho carisma que son los verdaderos protagonistas del film y no las CGI, y por supuesto un John Williams (que no se me había olvidado ¿eh?) que esta perfecto, discreto cuando debe y pomposo como él sabe. Ni un pero en ese aspecto.

Nota: 9.5 (y si no existieran las anteriores… 10)

Solo queda por decir… Bienvenido a casa Dr.Jones, le echabamos de menos Smile

Saludos!

PD: Hay alguna parte del texto muy similar a la crítica que ha hecho el compañero Eriag en su blog, mas que nada justo el empezar, pero os aseguro que ya lo tenía escrito desde esta mañana, antes de leer su crítica y pasaba de cambiarlo Embarassed

Comunidad rockera Interblogs, visitanos