El Hype es directamente proporcional a la mierda que me parece el juego (Pt. 1 – Bioshock)

Pues si señores, últimamente tengo esa sensación que en el fondo me disgusta, juegos super esperados, fotos prometedoras, descripciones de los juegos que prometen mil y una maneras de jugar originales… ¿en qué queda todo? Muchas veces en mucho menos de todo lo esperado.

 

Imagino que esto forma parte  ya de la idiosincracia videojueguil (joder que término más chungo me ha quedado), la del juego megaesperado que luego resulta ser un ñordo de tres pares de cojones… esto siempre ha sido así desde que el videojuego es videojuego, en eso no vamos a entrar, pero lo que realmente me preocupa, es que personalmente en esta generación lo estoy sufriendo mucho más, con 10’s para mi injustos, con críticas excelentes de las páginas webs más importantes del sector (nuestra meri incluida por supuesto) y que luego a mi me ponen de muy mala ostia. ¿Tendrá algo que ver nuestro subconsciente? ¿Nunca os ha pasado que cuánto más os machacan una cosa, más la termináis de odiar? Pues la traslación de ese sentimiento hacía los videojuegos es lo que me preocupa y de lo que voy a tratar con ejemplos en esta entrada de mi/vuestro blog, pero los que esperéis críticas feroces, sangre y bilis expulsada de mi teclado… tranquis que lo vais a tener.

 

Empecemos con uno de los casos más flagrantes:

– Bioshock: Ehm… ¿por dónde empiezo? Joder, que buena ambientación, que gran comienzo, la historia promete, coño, ese agua está de puta madre pero… ya está, ¿para eso tanto 10? ¿tanto mejor juego de la generación? Bueno, pues en mi modesta y crítica opinión NO lo merece, pero vayamos por partes.

· Apartado técnico; Técnicamente y quitando el agua y algunas texturas de alguna pared… ¿dónde está la flipada? Es decir, esas cajas y esos barriles de 3 polígonos, esas vigas con texturas de N64 y sobre todo y ante todo, esos HORRIBLES (nunca mejor dicho) enemigos, los famosos splicers… coño que sólo hay 3 ó 4 en todo el juego, con ese diseño horroroso quedan más vergüenza que otra cosa, Dios es que te entra la risa, pero ¿qué mierda de enemigos es esto? Menos mal que están ahí los Big Daddies  pululando (los que no van con las Little Sister cómo se tocan los huevos, porque no hacen nada), a mi, salvo el agua y algún efecto de la luz reflejada en el agua, bastante normalito.

 

· Ambientación ; que siiiiiii, que queda de un entendido que te cagas el poner música en plan años 50 como los éxitos de Tony Bennett, Teresa Brewer, Eddy Fisher y tal, con sus pasquines y posters típicos de aquella época pero ¿es para tanto? ¿Habrán jugado los de Irrational al magnífico Condemned? Eso es ambientación enfermiza, opresiva, desquiciante… o el megainfravalorado Prey, increible ambientación, extraña, psicodélica, excelente también… en mi opinión le gana por goleada estas dos joyas, pero bueno, como le han dado un 10, pues todo en Bioshock tiene que ser la polla, en fin, así nos va. 

 

· Jugabilidad: Uhmmm, a ver, si se supone que no está planteado como  un shooter si no para "disfrutar de una experiencia única viviendo en Rapture y sobreviviendo allí" ¿para qué coño te ponen tan complicado lo de los plásmidos y sus putas ranuras de los huevos, joder que coñazo.

Y si se supone que sí que es un shooter… ¿a qué viene a cuento esas armas? Joder, pero si yo creo que a los enemigos les haría más daño un chiste malo que esas armas de juguete (aunque a juzgar por esas caras que tienen, más de uno les han contado), si, ponte a hacer fotitos para quitarles más daño, que eso es típico, les haces fotos a los enemigos para luego quitarles más energía, claro… (¿?¿?¿?¿?). En fin, y eso que paso de hablar de los mapas que se suponen que te ayudan a situarte… coño, pero si parece que los diseño un ciego cojones, no te enteras de una mierda con tanta flecha y tanto dibujito… en fin.

 

En resumen: Un buen juego pero lejos de obra maestra.

Próximo juego:  Lost Odissey.