La política suicida de FX Interactive y La fuga de Deponia

Creo que voy a abrir un proyecto en Kickstarter para hacer un monumento a la gente de FX Interactive.

A juzgar por el resto del mercado, deberían haber desaparecido hace años gracias a su política suicida. Porque si leemos por ahí los peregrinos intentos de justificarse de otras compañías que te clavan 60 a 70 eurazos por un juego que no está ni traducido y que reducen el manual a su mínima expresión, si no es que lo quitan directamente, aduciendo que los costes de producción son elevadísimos y que por el nivel de piratería no se vendería lo suficiente para recuperar el dinero, no ya para tener beneficios, los de FX no podrían existir.

Según esto, los señores de FX son unos santos varones que llevan años perdiendo millones por satisfacer al injusto consumidor que pide buenos juegos y, encima, en Español.

Porque desde The Longest Journey, que si no fue el rimero sí fue el que más me ha marcado de los juegos que han sacado hasta la actualidad, pues es una de las 10 mejores aventuras gráficas de todos los tiempos, todos han sido una muestra de mimo e interés por un trabajo, no ya bien hecho, sino sobresaliente.

La verdad, hay que echarle muchos cojones para decidir que vas a crear una compañía para ganar dinero con ella y que para eso tu modelo de negocio va a ser vender juegos de PC (que todos sabemos que  está muerto y se piratea todo), además semidesconocidos y de géneros minoritarios como la estrategia, el rol o las aventuras gráficas y, por si fuera poco, los van, no ya a traducir los textos, sino  a doblar al castellano, con actores de doblaje profesionales y de primerísimo nive, los van a sacar con una envoltura muy cuidada, manual a todo color, guía de pistas, libreto con diseños del juego original u otras cosas que les puedan gustar a los fans, amén de los extras o expansiones que hayan salido apra el juego desde que se publicó originarieamente. Y para ganar dinero con esto, se venderá a 29,95 € las novedades y luego sacarían ediciones Oro a 19,95 € o a 9,95 €.  

Desde luego, al socio capitalista que le contaran esto podía, o bien sufrir un infarto del ataque de risa o bien sufrir un infarto del ataque de rabia, ante lo ridículo del planteamiento, a todas luces destinado al más raudo fracaso de la historia de los videojuegos.

Bueno, pues The Longest Journey se lanzó el 1 de Noviembre de 1.999 y en Noviembre de 2.012, trece años después, hundidos como estamos en la crisis más salvaje que hayamos vivido, han sacado La Fuga de Deponia, manteniendo los valores de producción que han tenido durante diez años, es decir, un doblaje espectacular, un perfecto manual en castellano, libro de pistas… a lo que se añade tener también la copia digital en la nube, 300 puntos FX de regalo para poder comprar más juegos en la tienda online de FX y, por si fuera poco, de regalo el genial juego, ganador del premio al mejor juego español del año en el Gamelab, New York Crimes. Eso sí, diez euros más barato que hace diez años, por 19,95 €.

Pero es que el juego me lo hubiera comprado aunque la traducción la tuviera que conseguir de los monstruos del Clan DLAN.

La fuga de Deponia es una aventura gráfica clásica en el mejor sentido del género. Ha prescindido de unas 3ds casposas y más bien feas que utilizan la mayoría de las aventuras gráficas que intentan adaptarse a la actualidad (los de Sherlock Holmes o los de Agatha Christie, o los de CSI, por ejemplo)  por unos gráficos prerrenderizados y pintados a mano muy coloristas y preciosos que inmediatamente recuerdan a las aventuras de LucasArts. Así que en resumidas cuentas, es muy bonito.

Pero eso solo acompaña a unos personajes muy carismáticos y divertidos, a los que el gran doblaje incluido les hace un enorme favor para enganchar a la historia, más la adpatación de los diálogos que son muy divertidos, mordaces y chispeantes.

Todo esto es fundamental porque aquí no parece que estemos a punto de salvar el universo sino que simplemente queremos irnos de Deponia, un planeta vertedero, a Eliseo, el que supuestamente es el paraíso en la tierra. La habilidad del protagonista, Rufus, un Guybrush Threepwood del futuro, para intentar rescatar a su Elaine (Goal)cuando parecía que había conseguido huir pero que, por culpa de su "gran altruismo", terminan cayendo los dos a Deponia. Así, la historia no parece tan absorvente al ver la sinopsis, pero los puzzles, que son muy divertidos, y el interés que despiertan los personajes y su destino, la vuelven tan interesante como, no sé, destruir la estrella de la muerte.

Es un juego brillante, muy divertido y del  que acaba de salir una segunda parte en Steam y que espero, de verdad de verdad, que los suicidas de FX lo saquen en español.

Porque si en esta ocasión parecía que echaban la casa por la ventana, acaban de sacar otro juego, Lucius, en el que controlamos a un remedo del Damien de la Profecía, y con el cual, por los 19,95 € de costumbre, te regalan la trilogía de Sherlock Holmes. Es decir cuatro juegos por 19,95 más 300 puntos para que te compres otro en su tienda online.

Y aparecen sinvergüenzas como los de Square Enix que sacan sin traducir siquiera Kingdom Hearts 3D: Dream Drop Distance, que vende más que el catálogo entero de FX.

Pues dee stos señores apenas tendré uno o dos juegos (Final Fantasy), pero de FX tengo, al menos, 17 juegos. No sé como lo hacen, no sé como cuadran las cuentas. Pero sí sé que como cliente no puedo estar más satisfecho y están en mi altar de compañías que admiro junto a Pendulo, Valve y CDProjekt.

Ojalá sigan muchos años más.

Saludos fremen.