Las nuevas series: True Detective

Solo se ha emitido un episodio de esta serie, por lo que en un futuro siempre pueden fastidiarla y que haya que comerse todos los elogios. Pero el comienzo es tremendo.

La sinopsis de la serie es que diecisiete años después entrevistan los agentes de la DCI a los detectives que investigaron el macabro asesinato de una mujer en Luisiana.

Por medio de flashbacks y con unos colores más bien apagados y con filtros que recuerdan a las imágenes de los 90 en contraste con las imágenes actuales de la entrevista, de colores mucho más vivos, van contando el caso, la relación entre los dos detectives, Martin Hart (Woody Harrelson) y Rust Cohle (Matthew McConaughey), la familia de Martin y el ambiente de la zona de Luisiana donde se ha producido el asesinato. Impresionante el cambio operado en los dos detectives desde los 90 a la actualidad.

 

En este primer episodio va avanzando la trama mostrando aspectos muy escabrosos, e insinuando que quizá sean incluso satánicos, amén de varios apuntes más que crean una intriga y apuntan una historia muy interesante y que va mucho más allá de esa víctima.

Desde luego, siendo de la HBO, no podía ser un procedimental al uso. Su creador Nic Pizzolatto apenas había escrito un par de episodios de The Killing antes de vender este proyecto a la HBO con el apoyo de dos estrellas de Hollywood del peso y el talento de Woody Harrelson y Mathew McConaughey , ambos nominados al oscar. Ambos hacen honor a su fama y con esta serie, mucho más emparentada con Seven que con CSI o Mentes Criminales, se ha encargado a Cary Fukunaga, el director de Jane Eyre por la que fue nominado al Goya a la mejor película europea, de dirigir todos los episodios y dar con el ritmo adecuado para transmitir la frialdad y miseria de la zona, lo dantesco del crimen y las personalidades tan dispares y pero complementarias de los protagonistas.

Queda otro personaje relevante, la esposa de Hart, que lo interpreta Michelle Monaghan (La conspiración del pánico, Código Fuente, Misión Imposible: Protocolo Fantasma), y que tiene poca relevancia en este primer episodio pero que seguro que ganará más peso en los restantes siete episodios.

Eso es una de las cosas que me gusta. La historia se cuenta en solo ocho episodios. Es decir, empieza muy potente y termina dejando el interés por las nubes.  Teniendo una duración limitada es mucho más probable que puedan mantener el altísimo nivel hasta el final, pues no hay que hacer episodios de relleno hasta cubrir una temporada de 24 capítulos.

Por no extenderme más,  el nuevo canal  de series de Canal +, Canal + Serie, es una maravilla, están emitiendo una enorme cantidad de títulos muy interesantes y este, recién estrenado, brilla con mucha fuerza.

Muy recomendable para cualquiera que le gusten las buenas y oscuras historias adultas de detectives. Eso sí, por el momento solo en versión original subtitulada. Dentro de unos meses la emitirán en castellano. Es el coste de verla al tiempo que en USA.

Saludos fremen.