DEN Richard Corben

000

Hace apenas unos días falleció Richard Corben, uno de los colosos del cómic que revolucionaron el cómic americano en los 60 y 70 con sus publicaciones underground junto a Robert Crumb y Gilbert Shelton, y luego trascendería este ámbito para convertirse en uno de los autores más importantes a nivel mundial. Una de sus obras más icónicas es este DEN.

Yo lo descubrí, cuando empezaba el instituto, en las revistas que se publicaban entonces, Zona 84 y COMIX. Eran unos cómics muy diferentes a lo que estaba acostumbrado a leer, sobre todo superhéroes y Conan. Reconozco que en ese momento como dibujante de cómics no terminaba de convencerme pero, sin embargo, en las revistas venían anuncios de litografías suyas que eran increíbles, ilustraciones de una calidad que nada tenían que envidiar a otros grandes ilustradores de fantasía como Boris Vallejo o Sanjulián.

richard-corben-obras-completas-num-4

Con el tiempo fui apreciando su estilo de dibujo con esa técnica que mezclaba aerógrafo y rotuladores, junto a un uso muy creativo de la cámara de reprografía. Fui disfrutando de su versión de «Bloodstar» de Robert E. Howard (Conan, Kull), de su adaptación de «Las mil y una noches», y más adelante de los cómics que lanzó en su propia editorial, Fantagor Press.

Fue con estas obras con las que más me enganché, y eso que eran en blanco y negro, pero Vic & Blood, un Chico y su perro contaba con el guión de Harlan Ellison y Rip in Time con el de Bruce Jones y ambas tenían historias muy potentes junto a su poderoso dibujo. Imposible no engancharse.

Corben es un gran ilustrador y dibujante de cómics, pero como guionista me parecía más flojo. Me gustaba su uso de la exageración, el sexo, el terror, la violencia y la ironía pero a veces se quedaba un poco corto en la historia que contaba. Por eso prefería cuando escribían la historia escritores de calidad.

Sin embargo, una de sus obras más famosas, DEN, la guioniza él mismo y me parece que está bastante bien la historia.

Trata de una persona, David Ellis Norman, que encuentra un diseño de un dispositivo electrónico en un libro heredado de su tío, decide realizarlo y descubre por las bravas que es una especie de portal dimensional que le arrastra a Nuncanada, un reino bárbaro. Curiosamente,no viaja físicamente por el portal sino que aparece reencarnado en un cuerpo que no es suyo. 

Lo curioso del asunto es que allí ya le conocen y averigua que se llama DEN y que hay un enfrentamiento entre facciones y la Reina que, por supuesto, le pilla en medio. A todo esto es un sitio bastante desértico con distintas razas, varias no humanas, que no llevan apenas ropa. DEN es enorme y muy musculado y las mujeres tienen pechos que parecen el pago de una apuesta con Russ Meyer.

El uso del color continúa siendo impresionante a día de hoy

Sin embargo, la historia es entretenida e interesante con giros en la trama y un dibujo soberbio que impresiona mucho, en algunos momentos por el trazo, pero sobre todo por el uso del color que a día de hoy sigue siendo fantástico y hablamos de un cómic que fue publicado de 1975 a 1978. 

Llamaba entonces mucho la atención y sigue llamándola ahora que el protagonista vaya totalmente desnudo. De hecho en esta era de puritanismo probablemente llame mucho más la atención que en los años 80.

La violencia explícita es una de las características de DEN

La violencia es explícita y sonora, un cómic de fantasía épica con brutales enfrentamientos, violencia desatada, enorme monstruos, mujeres muy voluptuosas, y cierto toque de ciencia ficción con el portal, que no es mágico, y otros elementos que proceden de la ciencia.

El resultado es un cómic con un apartado visual espectacular y una buena historia. Además tiene una importancia histórica por su forma de tomar las reglas del cómic de la época y transgredirlas ampliamente. Recordemos que Will Gaines de EC Comics terminó teniendo que cerrar su editorial entre otras cosas por la aparición del Comics Code y de los libros del Dr. Fredric Wertham. 

La abundancia de textos y los desnudos, dos características del cómic

Cómics como DEN transgredían todas las normas del Comics Code, como la mayoría de los cómics de la editorial Warren y fueron el principio del fin de este, al menos como algo obligatorio aunque aún se mantendría durante mucho tiempo. De hecho aún existe aunque es algo residual y el código se ha modificado varias veces para actualizarlo.

Sin embargo, aunque es un cómic muy moderno y transgresor en muchos aspectos, en otros es deudor de su época. Es muy prolijo en texto y muchos de ellos narran lo que se muestra en la ilustración, siendo estas descripciones redundantes, algo que hace décadas que se ha abandonado en busca de una narrativa más ágil. Aún con eso la narrativa de Richard Corben es soberbia y la expresividad de sus personajes pocas veces se ha visto igualada pero no se puede negar que el texto más que acompañar a la imagen en algunos momentos frena la narración.   

Un buen cómic de uno de los grandes maestros del cómic de todos los tiempos al que echaremos de menos. Afortunadamente fue bastante prolífico e incluso en los últimos años tuvo interesantes colaboración con Marvel como Hulk con guiones de un antiguo socio, Bruce Jones, entre otros. 

Saludos fremen