Crónicas de Silent Hill: Luciérnagas.

 

 –

IV. Luciérnagas  

 

         A cien pasos de la casa, sobre el lago Toluca, y como lámparas que se quiebran y agonizan moribundas, decenas de luciérnagas revoloteaban parpadeantes y sin seguir un rumbo fijo, nerviosas.  

Jack Corbent abrió la puerta de la habitación. Las bisagras chirriaron levemente, despacio, echando por tierra todo intento de entrar sin molestar. Las últimas y moribundas luces del atardecer entraban por la ventana y dibujaban extrañas sombras alargadas sobre los muebles y los cuadros y terminaban perdiendose por el extremo opuesto de la sala.

Ella estaba de espaldas, apoyada contra el marco del ventanal. Su pequeño y delgado cuerpo permanecía sentado en el diván que formaba parte de la ventana, ese diván en el que ella tanto había insitido cuando remodelaron la habitación, repleto de cojines y revestido una tela de colores apagados.

Junto a la gran cama de matrimonio, en una de las mesitas de noche, un pequeño despertador con radio emitía un ruido incoherente, como si la señal de alguna emisora se hubiese perdido de forma repentina y ahora el aparato sólo escupiera una retalía de sonidos absurdos e incomprensibles.

Desde donde se encontraba, Corbent no alcanzaba a ver con claridad la hora que los llamativos números rojos del aquel incordio de despertador reflejaban. Es posible que ya llegara tarde al trabajo, pero quería hablar con ella de nuevo. Tranquilizarla y decir una vez más todas aquellas palabaras que tanto había repetido cuando la tenía que dejar durante toda la noche a solas, lejos de todo el mundo. Ya quedaba menos para que sus vidas fuesen un poco más fáciles.

Miriam parecía absorta en observar aquel espectáculo de luces vivientes sobre las orillas de lago. A pesar de que el verano ya se aproximaba, en las horas en las que el sol comenzaba a desvanecerse la temperatura descendía considerablemente y ella se había cubierto casi por completo con una de las mantas que guardaban para los meses de invierno.

Los discordantes sonidos que salían vomitados desde de la radio se habían vuelto realmente estresantes. Supuso que de un momento a otro el aparato encontraría de forma automática una emisora y alguna canción estúpida comenzaría a sonar.

-Cariño, me…- se interrumpió el mismo y dirigió su mirada hacia la radio.

Entrecerró los ojos, aquel ruido era de lo más molesto. Volvió a mirar a Miriam e hizo un esfuerzo por hacerse oír.

¡Me voy a trabajar!

Avanzó unos pasos lentamente, sin soltar el pomo de la puerta.

-¿Quieres apagar eso? Estoy intentando hablarte.

Ella no respondió. Estaba molesta, lo sabía. Ni si quiera se dio la vuelta o movió la cabeza a modo de contestación. Seguía ahí sentada, apoyada en el marco y cubierta por la oscura manta mientras la estática del aparato de radio inundaba todos y cada uno de los rincones de la habitación. Ahora parecía sonar con más y más fuerza.

Miriam, ¿me has oído? Apágalo de una vez.-Corbent tenía que alzar la voz para, esta vez, oírse a sí mismo.

Chasqueó la lengua, indignado. Tras unos instantes dejó el marco de la puerta y anduvo con paso decidido hacia la cama sin dejar de mirar la radio. Ahora que el sol había desaparecido por completo aquellas sombras alargadas se desvanecían fundiendose lentamente con la oscuridad que minuto a minuto se iba apoderando de toda la casa.

Le pareció oir algo a medida que se acercaba a la otra punta de la habitación. Un sonido reconocible bajo todo aquel manto de extrañas y perturbadoras emisiones.

-¿Qué demon…?-alcanzó a susurrar.-¿Lo has oído?-le dijo a Miriam sin dejar de mirar hacia la mesita de noche.

Llegó junto al pequeño mueble y, dándole la espalda a su mujer, que aún permanecía en silencio observando a través de la ventana, se apoyó sobre las rodillas y comenzó a toquetear con rapidez los botones del despertador.

La estática aumentó estruendosamente de volumen. El estallído sonoro provocó que Corbent se llevara las manos a los oídos de forma instintiva para después volver a ponerlas sobre la radio, buscando como apagarla, nervioso. Aquel sonido se repetía una y otra vez. Era el claro y reconocible llanto de una mujer. Demasaido familiar, demasiado cercano para su gusto.

Un escalofrío le recorrío la espalda y se perdió por su nuca. Una vez, no recordaba cuando, había oído a Miriam llorar de aquella forma. No conseguía recordar el momento. Se dio cuenta de que temblaba.

El lamento ahora había aumentado de volumen y casi se había convertido en un alarido agónico. La estática gritaba, chillaba brutalmente de forma desgarrada. Era ella. No. No podía ser real. Eso era imposible.

La radio se apagó. 21:53. Los números parpadeaban en un rojo intenso, de forma silenciosa, iluminando parte de la habitación. Ya era noche cerrada.

Tras unos segundos observando el aparato con la cara desencajada, Corbent exhaló aire con fuerza dibujando una mueca de asombro en su cara. Se giró lentamente, envuelto por la penumbra.

Miriam seguía dándole la espalda cuando se lanzó por la ventana. Frente a Corbent, donde antes había estado el cuerpo de su mujer, las luciérnagas bailaban frenéticas a lo lejos, a cien pasos sobre el lago Toluca.

 

        Jack Corbent volvió en sí.

Las cinco detonaciones del arma hicieron que sus muñecas se agitaran violentamente. Le costó controlar las manos. Las calles, envueltas en aquella ceniza permanente y desconcertante que lo engullía todo, devolvieron el eco de los disparos casi con la misma fuerza sonora con la que estos habían sido expedidos.

La criatura que le sujetaba las piernas se retorció y chilló como un recién nacio enfermo, rezumando un negruzco y espeso líquido por cada uno de las cinco perforaciones que los proyectíles habían inflingido en su pútrido cuerpo.

Una pesadilla dentro de otra, como si de un horrible y perturbador bucle se tratara. Pateó desconcertado el cuerpo inerte de aquel ser, ya muerto, y se puso en pie tambaleándose. Estaba cubierto de una sangre espesa, oscura y maloliente.

Silent Hill le envolvía en un manto blanquecino horrorosamente silencioso. Cerró los puños sin dejar de observar la bestia que yacía muerta junto a sus pies. Nada de aquello tenía sentido. Las calles próximas al centro comercial apenas eran visibles y la única referencia de la que disponía eran las farolas, los cables de tensión sobre su cabeza y las mismas puertas del "Town Center".

La céntrica calle Simmons era un burdo y apagado recuerdo de lo que solía ser. La gente había desaparecido. Los coches estaban inmóviles, con las puertas abiertas. Finalmente, como algo que sus instintos más primitivos quisieran evitar recordar, estaba aquella cosa que le había atacado…

Y Hails. Hails muerto con la cabeza destrozada en la sala de control del centro comercial.

Corbent comenzó a andar. Un metro, dos. Poco a poco, los pasos se convirtieron en una frenética carrera en dirección al lago Toluca, jadeando, casi histérico, intentando inútilmente ordenar sus pensamientos, aún con los llantos de Miriam en el interior de su cabeza.

En su garganta, un grito casi incontenible de pánico luchaba por salir y resonar en aquellas desoladas y solitarias calles. 


¡Saludos!

Es curioso. Me resulta extremadamente complicado trasmitir la atmósfera de ese pueblo maldito que es Silent Hill a pesar de haber estado allí incontables veces. Al final siempre intento imaginar lo desesperante y horrible que sería encontrarse en cada una de las situaciones que hemos vivido durante esta saga. No me cabe la menor duda de que, mas temprano que tarde, nos acurrucaríamos en la esquina de algún callejón, gritando por puro terror. Ni palancas ni bates de béisbol.

Esta es mala época para actualizar. Pero a pesar de que últimamente no me encuentro demasiado concentrado a la hora de escribir me apetecía continuar con esta historia. Aquí os dejo el cuarto capítulo, Luciérnagas, el cual queda añadido a los bloques laterales. 

¡Un saludo y que paséis un estupendo verano!

Baalard, Relatos de Suburbia.

V Concurso de Relatos de Gamefilia. [RESULTADOS]

– 

 

¡Bienvenidos!

Hoy es día 14 de Junio y, cumpliendo con el plazo, desvelamos los ganadores de las diferentes categorías del la V Edición del Concurso de Relatos de Gamefilia (ideado por Desmodius, basado en el concurso de los foros de Meristation, por Esdrás)

Sobra decir que ha sido una experiencia divertida y un orgullo para mí, ya que este blog se centra principalmente en la publicación de relatos y temas relacionados. Comprobar la reacción ante las dos condiciones me animó bastante y, a pesar de que en un principio no recibí mucha participación, finalmente el número de relatos ha ascendido a siete, una cifra más que generosa. Mis más sinceras gracias a todos los participantes y votantes 🙂

Y ahora, vamos a lo que interesa:

A continuación desvelaremos los relatos participantes y autores/as de los mismos. Tras cada título podréis leer los comentarios del autor/a y, tras estos, los envíados por los votantes.

[por orden de recepción]

 

· Extinción por locura ·

Ellolo17 

Comentario del autor:

Lo he desarrollado en 30 minutos de descanso. En un editor que no tiene corrector ortografico ni nada de eso, asi que puede que se me hayan saltado algunas faltas o algo asi.

Me he basado en uno de los escenarios del fin del mundo de la pagina web Exit Mundi, donde pasaba esto. De ahi saque la idea de explosiones atomicas por culpa del presidente alocado y la frase de “mira, mamá, soy un avión”

La idea se ha ido haciendo por improvisación. En un principió no tenia pensado añadir a Eduardo si no describir la situacion en ese año con unas cuantas situaciones comicas entre locos cuando toda la humanidad enloquezca. Pero el añadir a un cuerdo me hizo pensar en buscarle algo que hacer. Pensé en que habia oido eso esa noche y el dia siguiente iba a algun sitio, y luego preguntandome: ¿A donde? ¿A que? ¿Por que? Etc… fui hilando todo dejandolo lo mas sólido posible.

En un principio decidí ponerle como salvador del grupo acosado por locos. Ademas, la situacion es facil, solo hay que sustituir los tipicos zombies por humanos que hacen cosas extrañas. Pero pensé darle ese giro al final. Por lo demás, he quedado muy satisfecho con el resultado pese a los sucesivos cambios que ha sufrido -al principio, la protagonista iba a haber sido la madre del chico del principio que iba a haber sido una cientifica. La locura la habia hecho decir sus primeras frases-

Y eso es todo. Que gane el mejor.

Lo que han dicho de el relato: 

Zerael:

A pesar de lo trágico de su propuesta, me ha resultado cómico –debido a lo absurdo de la locura que retrata-. Su mayor acierto es precisamente ése, regodearse en la insalubridad mental. Desafortunadamente, me ha parecido formalmente mejorable, especialmente por el mal uso de algunas palabras (en castellano bizarro sólo tiene una acepción, que nada tiene que ver con la inglesa) y unas cuantas faltas de ortografía.

Zappadown:

Caótico. Aunque el final es bueno más bien un final de locura.

_____________________________

 

 · Superviviente ·

RikkuInTheMiddle

Comentario de la autora:

Nació, como muchas historias cortas que se me ocurren, de golpe. Supongo que la inspiración viene de aquí y de allá pero no hay una fuente clara que puedas decir "se ha inspirado en tal o cual claramente", y su pongo que en parte en eso reside su espiritú. De hecho, me pareció bastante original el plantear que la razón para el fin de la raza humana fuese otra especie extraterrestre, en este caso bastante agresiva y decidida que no trabaja sola. La idea final era sentenciar que si bien la raza humana estaba al borde del exterminio total era por su propia culpa y arrogancia, ya que nuestra actitud "colonizadora" vista desde una óptica extraterrestre es a todas luces muy negativa.

Lo que han dicho del relato:

Electroduende:

Un relato genial aunque no sea muy original y prácticamente desde el principio intuyes que la forma en la que se encontró a la chica no puede traer nada bueno. Una gran historia con el sabor de los clásicos de la Ciencia Ficción.  

Zerael:

Interesante relato de ciencia ficción. Me ha parecido una mezcla muy inspirada de Mass effect con alien, Iji y depredador. Salvo pequeñas excepciones, creo que es una historia bien escrita pero de contenido escaso. Apenas hay progresión –y los múltiples datos sobre tecnologías futuras me han resultado superfluos-.

Zappadown:

Yo tambien hubiese caido en la lasciva y mortal trampa que nos prepara el autor, el misterio y la antiguedad engañarían a cualquiera. Bien llevado, y escrito. Inmersivo.
Un estilo correcto, detallista y bien llevado.

MeteoWolf19:

Un relato corto, pero muy bien escrito y con una historia en la que lo mejor se reserva para el final, y que demuestra que las apariencias suelen engañar, ya que incluso la criatura más frágil puede convertirse en la exterminadora de toda una especie.

______________________________

 

 · Nunca debí abrir aqulla puerta ·

El electroduende

Comentario del autor:

Bueno, aquí dejo esta historia Post Apocalíptica, aunque más bien es una reflexión sobre la esencia de la belleza que habita en nuestro interior, bueno no, más bien es una historia de amor entre dos seres opuestos, aunque por otro lado es el drama humano de dos personas abandonadas a su suerte, o quizás simplemente tan sólo sea un texto escrito con tono cómico. En fin, realmente no sé que es lo que es, pero sea lo que sea, de lo que no cabe duda es que se trata de un relato corto, y cumple con todas las reglas de participación, ¿no?. Very Happy

Lo que han dicho del relato:

Zerael:

Una historia muy ocurrente y tierna, aunque con un sentido del humor que no comparto. A pesar de ello, tiene todas las características de una narración completa.

Zappadown:

Humor a borbotones, alguna que otra escena asquerosilla, pero que les maten si no me morí de risa! El apocalipsis nunca fue tan gordo!

De hecho, destaca por su originalidad, por su cotidaniedad y por su característico humor.
"Definitivamente la tenía en el punto de ídem" Solo esa frase merece una ovación.

MeteoWolf19:

Una historia de supervivencia contada con una visión cómica e irónica de la vida de los últimos supervivientes de un planeta agonizante. Una versión canalla de Adán y Eva, que lejos de ser trágica, rebosa un sentido de humor de lo más peculiar. Me ha sorprendido y encantado, todo a la vez.

______________________________

 

· Vínculo Simbiótico ·

Zappadown

Comentario del autor:

Sobre el comentario de la obra es evidente, que ha sido algo de última hora. Con decir que lo entregue 13 minutos tarde. Vi el concurso la semana pasada, pero tuve examen este viernes. Y solo me pude poner el fin de semana, como alguno sabrá soy del género vago. Asi que me costo lo suyo.
Tenía ya iniciado un relato sobre temática futurista-bélica, solo era un boceto, pero cuando vi el concurso y sus bases supe que era el momento adecuado de desarrollarlo. Siento las prisas, los fallos y el desarrollo algo acelerado. Sé que quedarán detalles sin pulir y del género inconcluso. La próxima vez será mucho más asequible. Mis gracias y un saludo.

Lo que han dicho sobre el relato:

Electroduende:

La forma en la que se desarrolla la historia es muy original así como la manera de presentarla y su inesperado final. Extensa y compleja para ser un relato tan corto, y muy bien narrada. De esas historias que tras acabar de leerlas deseas que su autor se hubiera extendido un poco más para saciar tus ansias de lectura

Zerael:

Mantiene el misterio con soltura hasta el final, aunque la resolución no sea del todo satisfactoria. Me ha provocado tensión durante toda la lectura; la escena de Hefesto hablando con el Heraldo es genial, así como la extraña artificialidad de los no-seres. La única pega es lo irregular de su forma: intercala momentos de genialidad con fallos incomprensibles.

MeteoWolf19:

La excelente historia de un futuro muy lejano, en el que una raza misteriosa amenaza con acabar con los últimos humanos que permanecen en el planeta. Una historia bien escrita de la última batalla por la supervivencia del ser humano.

_____________________________________

 

· Naturaleza ·

El viciado

Lo que han dicho sobre el relato:

Electroduende:

Salvo el tema de los Velociraptors, que me dejó un poco fuera de lugar, me parece una historia interesante y bien planteada, relacionando la muerte de sus padres con las muertes del final del relato. Un fin del mundo inesperado y diferente

Zerael:

Un apocalipsis muy original. La idea de que las plantas nos exterminan es buena, y la falta de explicación del fenómeno me entusiasma –lo entiendo como una especie de venganza vegetal-. A pesar de contar con una narración cerrada y un final interesante, considero que flojea en términos de redacción.

MeteoWolf:

Me ha gustado mucho esta historia, en la que las plantas se rebelan contra los humanos, dejándoles con pocas posibilidades de sobrevivir. Su única esperanza se encuentra en un grupo de cazadores, que en este relato realizan su última cacería.

 _______________________________________

 

· Instinto Asesino ·

MeteWolf19

Comentario del autor:

Llevo tiempo pensando en hacer un relato sobre este tema, el cual me parece muy interesante. Me he inspirado en muchas historias presentes en el cine y los videojuegos, con el objetivo de responder a estas preguntas: ¿y si el fin de la humanidad no fuese provocado por un agente externo, sino que fuese el ser humano el que se autodestruyese? ¿Y si la especie humana tuviese fecha de caducidad incluso antes de su creación? La respuesta a estas preguntas, en esta historia a la que he añadido cierta coherencia científica.

Lo que han dicho sobre el relato:

Zerael:

Una historia desgarradora, de contenido soberbio, pero cuya forma –a mi juicio- es mejorable. Todas sus premisas e ideas son buenas, pero su ejecución es excesivamente simple. Lo mejor, sin duda, la reflexión final sobre la inevitabilidad del gen macabro.

 

____________________________________

 

· El Rey Rojo ·

Zerael

Comentario del autor:

"El Rey Rojo es la pobre materialización de una idea a la que llevo dando vueltas mucho tiempo. Pretende ser una historia de sueño "inversa", como sugiere el final de la narración. ¿Cuántas veces hemos sido espectadores de historias que terminan siendo sueños de los protagonistas? Pero, ¿qué pasaría si el punto de vista se traslada a los objetos y personas soñadas? El engaño es el mismo, pero el resultado está menos trillado. Aunque no mucho menos. La cita del final es de la continuación de "Alicia en el País de las Maravillas" -"Alicia a través del espejo"-."

 


Como habéis podido comprobar, la participación a la hora de votar y comentar ha sido especialmente baja.

Con más participación quizás el resultado hubiese cambiado, o quizás no. Y muy a mi pesar, algunos relatos no han tenido comentarios que sin duda se merecían, como el último presentado. Este es el único aspecto en el que estoy algo decepcionado con el resultado final. Por lo demás, todo perfecto.

Sin más dilación, vamos allá con los resultados:

 

· Nunca debí abrir aquella puerta ·

por El electroduende

 

· Superviviente ·  

por RikkuInTheMiddle

 

Empate técnico

· Nunca debí abrir aquella puerta · 

 El electroduende

· Naturaleza ·

El viciado

 

· Superviviente ·

por RikkuInTheMiddle

 

 · Vínculo Simbiótico · 

por Zappadown

 


Agradecimientos:

Desmodius por sus medallas, que me han servido de ejemplo, y por terminar pasando el archivo de los relatos a PDF. También quiero agradecer a Zerael su interés en el mismo asunto con el dichoso archivo. Y, cómo no, a todos los participantes 🙂 

Curiosidades:

  • Esta entrada es, posiblemente, la más larga que he realizado desde que abrí el blog y, lo más curioso, es que no he escrito ni el 20% de la misma xD!
  • Sólo hizo falta apuntar DOS VECES en la sien de participantes y votantes para cumplir los plazos del concurso.
  • Ningún Carmine fue dañado durante la organización de este concurso.

¡Felicidades a los ganadores y ánimo a Zappadown con la organización de la VI Edición!

*** 

Un saludo y atentos a las legiones de Britania esta semana.

Baalard, Relatos de Suburbia.

Recordatorio. Votaciones «V Concurso de Relatos»

 

A riesgo de ser pesado, os recuerdo que mañana día 12 de Junio (a última hora) finaliza el período de votaciones. Sólo he recibido tres MPs (que por otra parte no sé si esto es normal en todas las ediciones…).

Hay siete relatos participantes, y los siete son bastante entretenidos. Echádles un vistazo y votad, que los autores/as se lo merecen 😉

¡Un saludo y suerte a los participantes!

Baalard, Relatos de Suburbia.

 

[Relatos participantes] – V Edición Concurso de Relatos.

Sea bienvenido/a a la Base de Datos Interplanetaria.

Código de Archivo 4-0609.VEd.

 

 

Por favor, introduzca confirmación genética.

*** **** ***

Analizando…

 

Saludos, Vindicador.

 

Ha seleccionado:

"Historia dela raza Humana. Decadencia y Extinción"

Mi deber como guía durante esta sesión de hoy es advertirle de que estos archivos pueden resultar no ser del todo verídicos.

Las múltiples versiones del fin de la raza conocida como ·Humana· y la lejanía de los acontecimientos en nuestra línea temporal han dado como resultado una cantidad ingente de versiones, algunas similares, otras totalmente dispares.

¿Es su deseo continuar?

Analizando y compilando información. Aguarde unos segundos.

Toda la información solicitada está recopilada en el siguiente contenedor de datos. Por favor, proceda a la descarga de los datos. Es mi obligación pedirle que sea discreto con el uso de los mismos, ya que son considerados archivos de gran interés histórico y científico.

Los datos están a su disposición bajo estas líneas.

 

Cerrando sesión…

Que sus días transcurran en paz, Vindicador.

***


¡Saludos!

La recopilación de los relatos se ha hecho en un archivo de word, basicamente porque he tenido problemas con el pfd. Espero que no os cause molestias y todo se vea centrado y sin erratas. Las correciones han sido omitidas en su totalidad, es decir, lo que véis es tal cual me lo mandaron sus autores.

Como ya sabéis, se abre el período de votaciones. Tenéis hasta el final del 12 de Junio para enviarme vuestras votaciones mediante MP. ¡No olvidéis comentar acerca de los relatos que más os han llamado la atención!

Método de votación aquí.

Hasta entonces, gracias por participar y mucha suerte a todos.

Baalard, Relatos de Suburbia.