SUPER BOWL XLIII

En poco más de una hora se disputará la SUPER BOWL XLIII, el mayor evento deportivo del año en Estados Unidos, y una de las citas que todo amante del deporte no debe perderse.

La Super Bowl se disputa en terreno neutral a un único partido y esta es una de las razones por las que este encuentro genera tanta expectación y emoción. De hecho, este acontecimiento siempre se juega en domingo debido al interés popular, de forma que el día del partido es conocido como "Super Sunday" (Super Domingo).

Pero la Super Bowl trasciende de lo meramente deportivo y se ha convertido en un fenómeno social y cultural. De hecho, es el día del año que se produce un mayor consumo en la sociedad americana, ya que familiares y amigos se reúnen y celebran fiestas, hacen grandes barbacoas, etc. Incluso los mayores anunciantes del país preparan spots de los que todo el mundo hablará el día siguiente, ya que se espera que unos 140 millones de estadounidenses vean el partido por televisión (prácticamente la mitad de la población). La Super Bowl se retransmite en directo a más de 180 países de todo el mundo, con una audiencia potencial de casi un billón de personas.

Este año, los Pittsburgh Steelers – que ya se hicieron con la victoria hace 3 años frente a los Seattle Seahawks en Detroit – lucharán por conseguir por sexta vez el título de campeones frente a los Arizona Cardinals, que aparecen por primera vez en la Gran Final.

Los Steelers son claramente favoritos, ya que algunos de los jugadores clave de hoy fueron los artífices de la victoria de hace tres años, como el QB Ben Roethlisberger, el RB Willie Parker o el WR Hines Ward, elegido MVP de la Super Bowl XL.

Nadie esperaba que Arizona se colase en la Gran Final, pero su QB Kurt Warner no es nuevo a la hora de afrontar este reto. En enero de 2000 llevó a los St. Louis Rams a la victoria frente a los Tennessee Titans, siendo elegido MVP del encuentro. 2 años más tarde cayó frente a los Patriots de un joven Tom Brady que asombró a propios y extraños en un partido que se decidió en la última jugada, cuando Adam Vinatieri convirtió un field goal en el último segundo. En ambas ocasiones, Warner terminó con un récord de más de 360 yardas de pase.

Sin duda va a ser un partido muy intenso, donde las individualidades pueden marcar la diferencia y la defensa de Pittsburgh (actual Nº1 en la NFL) pondrá a prueba a la ofensiva de Arizona, lideradas por el WR Larry Fitzgerald y el RB Tim Hightower.

En el Half-time Show (la actuación del medio tiempo), aparecerá Bruce Springsteen y la E-Street Band, que ofrecerán un breve pero espectacular concierto de aproximadamente un cuarto de hora, que no suele dejar a nadie indiferente (como sucedió los 2 últimos años con Tom Petty & The Heartbreakers y Prince, respectivamente).

Feliz Super Bowl XLIII.Wink