(Amigo invisible) Un regalo para Zerael

Ésta es mi entrada-regalo, de la iniciativa Amigo Invisible 2008 propuesta por Shaiyia, dedicada al bloguero…

Ha sido una experiencia interesante indagar en un blog que escasas veces había frecuentado, La Ciudad Olvidada, un magnífico blog dedicado principalmente al análisis de juegos indi y retro; un excelente sitio para deleitarse con las originales creaciones (independientes) de diversas personas en el mundo de los videojuegos. Lo recomiendo plenamente si lo que buscan es una experiencia renovadora en cuanto al campo del ocio electrónico se refiere.

Sin mayores contratiempos, he aquí mi modesto tributo a los juegos retro, dedicado a Zerael:

Los juegos utilizados son los siguientes:

  • Chrono Cross
  • Chrono Tigger
  • Breath of Fire IV

Con el tema de fondo "Alundra OST: Melzas, the Combined God".

Cabe mencionar que el aspecto más complicado para realizar este video fue el tema de fondo, ya que Zerael no habitúa comentar mucho sobre sus gustos musicales (o, al menos, no hallé algo significativo en su blog); estuve escuchando diversas melodías a lo largo de una semana para decidirme finalmente por el tema de Alundra, siendo otras alternativas: Diablo III main theme, Chrono Cross OST, Excel Saga opening theme, etc.

Respecto a los videos utilizados, su elección no ha sido muy complicada porque son sobre videojuegos que el propio bloguero ha comentado o analizado en su blog o alguno externo. En principio, también tenía planeado utilizar imágenes del videojuego "The Legend of Kyrandia 2: The Hand of Fate", pero no hacía un buen conjunto con los demás videojuegos y decidí desechar la idea apenas vi los primeros resultados.

Y, sin mayores comentarios, es aquí donde termina esta breve entrada-regalo dedicada a Zerael, a quien le deseo muy felices fiestas en compañía de su familia y seres queridos; y ustedes también, estimados lectores, espero tengan muy felices fiestas rodeados de la calidez de su familia.

Nota importante: No publicaré comentarios en mis propias entradas, la razón aquí.

Saludos,
Desmodius.