Primer amanecer (relato muy corto)

Hoy voy a publicar, estimados lectores, el pequeño relato con el que participé en el Concurso del mes de agosto en el foro de Literatura en Meristation. Es muy breve, cien palabras incluyendo el título, por lo que no veo oportuno ambientarlo con tema musical alguno. Espero que la escasa lectura sea de su agrado:

Primer amanecer

La oscuridad comenzaba a disiparse en lontananza, los opacos tonos azulados y rojizos inundaban el cielo. Débil y lentamente, escasos y tímidos rayos dorados buscaban la forma de escapar de las tinieblas. Los sonidos matinales llenaban los alrededores, anunciaban que la noche estaba por terminar.

Fuertes gritos y un intenso llanto rompía el silencio en la sala de partos de un pequeño hospital; una joven madre sostenía a su hijo recién nacido entre sus delgados brazos. El padre, a su lado, sonreía con una alegría incomparable. Los ojos del pequeño se abrían dificultosamente: una nueva vida había comenzado.


La única condición del concurso era limitarse a las cien palabras en total; fuera de eso, el relato podía tomar las directrices que el autor deseara. Como pueden apreciar en los resultados, mi relato consiguió empatar en el puesto de "Mejor escrito"; hubiere deseado una mejor puntuación en cuanto a la categoría de "Mejor relato", pero los demás relatos fueron oponentes muy difíciles a vencer por su excelente calidad.

Respecto a mi relato en sí, debo decir que me tomó aproximadamente quince minutos en escribirlo. Vi la propuesta del concurso en el foro de Literatura y me propuse a participar, dada la "condición especial"  de esta edición y su conveniencia al momento de desarrollar el escrito.

Me tomó algunos minutos lograr decidir sobre qué hablarían mis cien palabras, pero pronto encontré el tema adecuado: la belleza de la naturaleza. En primera instancia, el relato sólo trataría sobre un amanecer cualquiera; sin embargo, llegado al segundo párrafo, algo me impulsó a comenzar a describir el alumbramiento de un bebé.

En este punto, ajusté el primer párrafo para poder expresar de forma equilibrada la descripción del amanecer,  comienzo del día, con la analogía del nacimiento de un bebé. Finalmente, tras unos quince o veinte minutos, pude ver este diminuto relato hecho realidad.

Desde este espacio, le envío mi enhorabuena a todos los participantes del concurso, especialmente a los que resultaron ganadores en alguna categoría.

===
Esta entrada está archivada en La Biblioteca de Zion.
La actividad más relevante del blog está registrada en La Bitácora.
===

Nota importante: No publicaré comentarios en mis propias entradas, la razón aquí.

Saludos,
Desmodius.