Historias diferentes

¿Qué es lo que hace única a cada persona? ¿Su apariencia física, su carácter, su forma de pensar, sus sentimientos, sus destrezas y habilidades? No, no es eso. Entonces, ¿cuál es la diferencia entre cada uno de nosotros?

Si bien cada persona es única por muchos y muy diferentes motivos, el principal de todos ellos es su historia; cada uno de nosotros ha recorrido la vida de diferente manera, cada uno de nosotros puede contar su historia de diferente forma.

La mente humana

Si dos personas presenciaron el mismo evento, ambas contarán los hechos desde su particular perspectiva y resaltando diferentes acontecimientos. Cada anécdota de nuestra vida va formando las líneas que componen la gran historia que nos da identidad.

Cada uno de nosotros es escritor inconsciente de su pasado, ese conjunto de recuerdos, vivencias y experiencias guardados dentro de la memoria en los laberínticos pasadizos de nuestra mente.

¿Qué sería de una persona sin historia, sin pasado, sin recuerdos? No sabría el motivo de su propia existencia, su vida sería un vacío total despojado de razón, sentido y conciencia.

Cuando el destino decida poner fin a nuestra historia, sólo importará la cantidad de anécdotas que hayamos vivido a lo largo de los años y la forma en que haya afectado a cada persona envuelta en ellas.


Ésta es una reflexión, a modo literario, que me surgió un día cuando venía escuchando a una señora hablar sobre el terremoto sucedido en la Ciudad de México en 1985. Comencé a darme cuenta que sus palabras describían matices que no iba a poder encontrar en ningún periódico, libro o reporte de ese evento; esa señora estaba contando su particular punto de vista, cómo había ella afrontado los hechos.

De ahí pude darme idea que la historia que cada uno tiene en la mente sobre su pasado es diferente y cuando hayamos pasado nuestras horas finales, esa historia dejará de existir, ya nadie más podrá contarla, no del mismo modo.

 

===
Esta entrada está archivada en La Biblioteca de Zion, en Literatura.
La actividad más relevante del blog está registrada en La Bitácora.
===

Nota importante: No publicaré comentarios en mis propias entradas, la razón aquí.

Saludos,
Desmodius.