El Apartamento

Un buen hombre, trabajador, honesto, solitario por obligación…una historia sobre la explotación laboral, sobre las diferencias de clase, sobre la soledad, sobre la injusticia, sobre esa explotación laboral que lleva también a la explotación personal, casi a la humillación…Cualquiera que no haya visto El Apartamento podría pensar que se trata de un dramón, pero no…la obra maestra de Billy Wilder es una comedia, eso sí, con un trasfondo mucho más trágico del que podríamos pensar.

Se dan en esta peli las condiciones necesarias para que sea una obra maestra, de esas que perduran, de esas que puedes verte una y otra vez. Billy Wilder es uno de los más grandes de la historia (en algún aspecto concreto que comentaré más adelante es el más grande sin discusión), y de nuevo dirigió una historia escrita magistralmente por el guionista I.A.L. Diamond, con quien ya había trabajado en Con Faldas y a lo Loco y con quien repetiría en otras maravillas como Uno,Dos,Tres o En Bandeja de Plata. Pero además estaba Jack Lemmon, uno de los más grandes actores de todos los tiempos, ese intérprete que hacía como nadie lo que parece más sencillo pero posiblemente sea lo más difícil para un actor: dar vida a alguien "normal", a personajes que podríamos encontrarnos en cualquier momento en nuestras vidas, gente con sus problemas, sus vivencias, nada de personajes históricos o grandilocuentes, sin aditivos, sin caracterizaciones (vale, en Con Faldas y a lo Loco sacaba su lado femenino, y bien que nos lo pasamos…)

En esta ocasión Lemmon da vida a Buxter, una buena persona, amable, buen compañero de trabajo y amigo, y serán precisamente todas sus bondades como ser humano las que le lleven a pasar los momentos más amargos. Sus superiores en la empresa en la que trabaja se aprovecharán de él (a veces sin quererlo, es cierto) y de sus circunstancias: de su apartamento, de su soledad…Pero él no cambia, seguirá siendo un tipo íntegro, honesto, hasta que por fin tendrá su recompensa cuando conoce a Fran, una mujer de desgraciada trayectoria sentimental interpretada de forma genial por Shirley MacLaine.

Y con estas premisas, los maestros despliegan todo su talento. El guión excepcional de Diamond es filmado por Wilder de forma sublime, con una narración genial, alternando los momentos cómicos con las pinceladas dramáticas, siempre apoyándose en las actuaciones soberbias de Jack Lemmon, Shirley MacLaine y Fred MacMurray, éste último en un papel muy alejado de los que tenía por norma interpretar.

Y, dentro de la grandeza de El Apartamento, tenemos, una vez más en la filmografía de Billy Wilder, ese final, redondo, genial, magistral…el mejor final posible para la historia que se nos cuenta, con esa escena final entre Buxter y Fran que no desvelaré…Wilder es el número uno a la hora de rematar sus pelis, sin discusión. Los finales de sus historias son de esos que hacen que quieras ver sus pelis una y otra vez, porque hacen que sus películas te dejen con un sabor de boca perfecto. Y éso sólo lo saben hacer los maestros.

El Apartamento, una obra maestra de Billy Wilder.

//spanish.imdb.com/title/tt0053604/