Daños y Perjuícios

Excelente esta serie, Daños y Perjuícios, que en su primera temporada consta de 13 capítulos de una regularidad en cuanto a su calidad increíble. Todos y cada uno de los trece capítulos son igualmente buenos, aunque como es lógico es en los tres últimos cuando la trama alcanza cotas altísimas de emoción y sorpresas.

Toda la gloria en cuanto a premios y consideraciones parece habérsela llevado Glenn Close, que ciertamente esta muy bien en su papel de abogada sin escrúpulos, pero hay otros dos intérpretes que abruman por su excelente nivel : Rose Byrne, a la que hemos podido ver recientemente en Troya, María Antonieta, 28 Semanas Después o Sunshine, que interpreta a la joven abogada contratada por Patty Hewes (Close), y, sobre todo, Ted Danson, del que poco o nada sabíamos en los últimos tiempos y que con este papel de multimillonario corrupto da una lección soberbia de actuación.

La trama se presenta sencilla en los primeros capítulos, con un caso sobre corrupción financiera que enfrentará a la famosísima abogada de Nueva York Patty Hewes con el millonario Arthur Frobisher, acusado de especular con las acciones de su compañía a costa de los ahorros de sus cinco mil empleados. Pero pronto vemos que la cosa es más difícil de lo que parecía en principio para el bufete de Patty Hewes, y la historia acaba dando varios vaivenes a cada cual más inesperado e impactante. De hecho, lo que se revela en la última escena del último capítulo te deja absolutamente clavado en el sofá…

Buenísima serie.

//spanish.imdb.com/title/tt0914387/