Hancock

 

Es tiempo de superhéroes en la gran pantalla, eso es indudable. Bryan Singer abrió la veda en 2000 con su primera peli sobre los X, y después ya no se paró.

Ahora nos llega Hancock, y a mi la verdad es que me parece cojonudo que el cine sea capaz de parir a sus propios superhéroes. Es bueno que de vez en cuando los guionistas de Hollywood puedan escribir historias sobre tipos con superpoderes sin estar sometidos a a la enorme presión que ejercen los millones de fans de determinados personajes cuyo origen reside en los cómics. Ojo, a mi me gusta que las pelis sobre los más míticos personajes de Marvel y DC sean fieles al original, o al menos que no se pasen por el forro determinadas características propias de estos tipos con mallas. Pero con Hancock, por ejemplo, se puede partir de cero, aunque mucho me temo que no veremos una segunda peli ya que parece que la taquilla no ha sido todo lo suculenta que se esperaba.

Y la razón, desde mi punto de vista, no reside en la historia, ni en los actores. Hancock es un personaje genial, bien escrito, con ese punto gamberro que le hace atractivo, y Will Smith lo hace francamente bien, como Charlize Theron y Jason Bateman. Los efectos especiales son de primera (como no podría ser de otra manera), y no hay fallos clamorosos de guión.

Lo que falla, desde mi punto de vista, y provoca que Hancock no sea una peli excelente, es la dirección. Peter Berg es un tipo interesante, que dirigió hace años una comedia estupenda titulada Very Bad Things (y que como actor estaba soberbio en La Última Seducción), pero que aquí le da por mover la cámara de una manera un tanto extraña. Parece que la peli es una colección de primeros planos, constantemente vemos los caretos de Will Smith, Theron y Bateman, lo ue acaba por ralentizar la trama de forma estúpida. No sé si es por la influencia de Michael Mann, que ejerce labores de producción, y al que también le gusta retratar así a sus actores, estropeando a veces pelis que ganarían muchos puntos con otros encuadres. Lo que es lamentable es que miremos el reloj un par de veces durante la proyección de una peli de superhéroes que dura 95 minutos…

Pero que conste que me ha gustado mucho. Simplemente me lamento por lo que pudo haber sido y no fue…Por cierto, mañana es mi cumple, se aceptan y agradecen las felicitaciones cinéfilas…

Mi puntuación en IMDB:7.

//spanish.imdb.com/title/tt0448157/