Hellboy II; El Ejército Dorado

Me gusta Hellboy, el personaje, me gustó mucho la primera peli, y me gusta el cómic de Mike Mignola (aunque sólo me he leído Semilla de Destrucción, que cuenta las primeras aventuras). Esta seguna peli me ha gustado menos, de hecho me ha decepcionado un poco…

Lo raro es que una segunda peli basada en personajes de cómic suele dar más cancha a directores y guionistas para contar historias de una forma más dinámica, sin necesidad de presentar a personajes y situaciones, objetivo que ya se ha cumplido en la primera entrega. Así ocurre en las sagas de Spiderman de Raimi, Batman de Nolan o los X-Men de Singer, cuyas segundas pelis son ostensiblemente mejores que las ya de por sí buenas primeras (incluso la segunda de los 4 Fantásticos es mejor que la primera, aunque se trata de una saga de mucho menos nivel).

Porque he salido con la sensación de que a Del Toro ("el visionario director de El Laberinto del Fauno"…ahora todos son visionarios…) se le ha ido la olla. Creo que ha pensado: "voy a dirigir El Hobbit, así que tengo que acostumbrarme a estar entre criaturas, muñecos y seres deformes…". Y es que la peli está repletita, y a mi me carga bastante. Ya no es que los protas, esos entrañables Hellboy y Abe Sapiens, y los villanos sean bichos, es que aquí los secundarios y extras son también muñegotes, alguno excesivamente parecido a los de El Laberinto del Fauno, y uno acaba tan saturado que está deseando ver siempre en pantalla a Liz Sherman, interpretada por la guapísima Selma Blair. Por un momento pensamos que estamos viendo una de las pelis nuevas de Star Wars, con todos esos bichejos, pero claro, Lucas tiene que vender muñequitos, y cuantos más seres raros aparezcan en sus pelis, mejor…

Por lo que respecta a la historia, pues una mil veces vista, sin ir más lejos en la saga de La Momia, cuya última entrega también hemos visto este verano: una antigua maldición despierta a un ejército milenario y temible que amenaza con destruír nuestro mundo. No es que le pidamos a una peli como ésta una profundidad importante, pero lo cierto es que Del Toro no se ha esforzado mucho…no sé qué pensará Mignola.

Con todo, la peli tiene varias cosas buenas: la escena de Hellboy y Abe borrachos y enamorados escuchando canciones románticas es genial, y el último enfrentamiento con el villano está magistralmente rodado. Y por supuesto, lo que eleva el tono de la peli es el propio Hellboy, un personaje buenísimo, macarra, carismático, fruto de la mente de un tipo como Mike Mignola, que fue capaz en su día de escribir y dibujar uno de los mejores cómics de Batman que he leído nunca: Luz de Gas, que recomiendo fervientemente.

Hellboy II no es pues una basura, pero es sensiblemente inferior a la primera.

Mi puntuación en IMDB:6.

//spanish.imdb.com/title/tt0411477/