Los Girasoles Ciegos

Ya va siendo hora de que nos demos cuenta de que España tiene una longeva historia de la que se pueden sacar argumentos excelentes para ser contados en películas. En Estados Unidos, con una historia mucho menos prolífica, hacen pelis sobre ella como churros: que si la Guerra de Secesión, que si biopics sobre presidentes o personajes destacados…Aquí parece que nos cuesta más, no sé si por el miedo ése a reabrir viejas heridas, pero desde mi punto de vista es una lástima.

José Luís Cuerda parece tener especial interés en romper esa dinámica, y ha elegido uno de los pasajes de la novela de Alberto Méndez para rodar una estupenda peli, en la línea iniciada años atrás con la también genial La Lengua de las Mariposas.

Cuerda es un director muy bueno, y su última película es un compendio perfecto de sus virtudes como cineasta: elige a la perfección el material que rueda, guiones excelentes (en este caso escrito mano a mano con el desaparecido genio Rafael Azcona, en el que fue su último trabajo) basados en no menos excelentes novelas, producciones cuidadas al detalle, sobre todo como cuando en este caso es necesario mostrar una época pasada, y, desde mi punto de vista, lo más destacable, la perfecta dirección de actores.

Maribel Verdú simplemente lo borda. Es una actriz que lleva toda su vida haciendo pelis, y llegado un momento, esas tablas se notan. Compone un personaje difícil, contenido, que sufre en silencio, pero ella lo interpreta de forma soberbia. Javier Cámara es posiblemente el actor más capaz de nuestro cine de saltar del drama a la comedia con idéntica solvencia, y vuelve a componer otro personaje genial, quizás algo desaprovechado en cuanto a su protagonismo. Raúl Arévalo es la revelación, un actor de físico peculiar que también interpreta a un personaje complicado, atrapado entre su ideología totalitaria y la atracción que siente por Elena. Y los secundarios, excelentes, destacando José Ángel Egido, al que le da igual la dimensión o el protagonismo de su papel porque siempre lo resuelve con maestría. Geniales todos.

Y la historia está muy bien. Una trama desarrollada en esa España afortunadamente muy distinta de la que hoy disfrutamos, una España rancia, triste, en blanco y negro, en donde la dictadura apretaba el cuello de los disidentes hasta liquidarles ideológica o físicamente. Supongo que habrá gente a la que no le guste mucho basando su desacuerdo en la posibilidad de reabrir heridas o de contar una historia sesgada, pero al menos para mi, el punto de vista que adopta Cuerda es el que a mi me gusta, básicamente porque yo tiendo a ponerme del lado de los débiles, de los que sufren, de los que perdieron la Guerra…Quien no esté de acuerdo (la derecha más extrema), mejor que no vea esta peli, porque dudo mucho que la realidad fuese muy distinta de lo que en ella se cuenta. Buenísima peli, que además de desarrolla (y se rodó) en mi ciudad.

Mi puntuación en IMDB:7.

//spanish.imdb.com/title/tt1103192/