La Gran Estafa

Qué buen director es Lasse Halstrom. La Gran Estafa es otra muestra de talento de un director sólido y regular como pocos, que siempre cuenta historias de forma atractiva y amena. Y además en esta ocasión la historia era de lo más interesante: las peripecias de Clifford Irving, el mediocre escritor que a principios de los70 montó una farsa de proporciones gigantescas haciendo creer a todo el mundo que había llegado a un acuerdo con el mismísimo Howard Hugues para escribir la biografía del magnate.

Y la verdad es que la historia real de Irving está maravillosamente rodada, en especial durante la primera hora de película: un ritmo trepidante, mostrándonos las increíbles artimañas del escritor para montar su embuste, sesenta minutos de cine de primera, gracias en parte a las buenísimas interpretaciones de Richard Gere (en mi opinión en el mejor papel de su carrera) y del gran Alfred Molina.

La lástima es que ese nivel no se mantiene hasta el final, y a partir de la primera hora de película el ritmo baja considerablemente, lo que impide que estemos hablando de una película magistral, que además nos sirve para conocer algo más el mito de Howard Hugues, ese millonario que acabó víctima de su propia excentricidad como muy bien nos contó hace unos años Scorsese en El Aviador.

De todos modos, buenísima peli, una de las mejores de su director, que ya había alcanzado niveles geniales con A Quién Ama Gilbert Grape y sobre todo, con la maravillosa Las Normas de la Casa de la Sidra: buenas noches, príncipes de Maine, Reyes de Nueva Inglaterra…

Mi puntuación en IMDB:7.

//www.imdb.com/title/tt0462338/