El Séquito (4ª temporada)

Todos trabajamos, o estudiamos, tenemos nuestra pandilla, nuestra novia o novio, nuestra familia, nuestra rutina, con horarios más o menos fijos y preestablecidos, y tenemos de vez en cuando problemas, algunos mayores que otros, que hacen que alguna noche nos cueste dormir más de la cuenta.

Vincent Chase no. Su vida es muy distinta a la nuestra. Es mejor, mucho mejor…Porque Vincent Chase es una estrella de cine, y su vida se cuenta en esa maravilla de serie que se llama El Séquito, de la que hablo mucho en el blog y de la que acabo de terminar de ver la cuarta temporada.

Y después de una tercera algo más floja que las tres primeras, en esta cuarta me he vuelto a divertir de lo lindo. La historia gira en torno a los esfuerzos de Vincent (bueno, más bien de su séquito) por mantenerse en el estrellato después de triunfar con Aquaman, dirigida por James Cameron. Su siguiente proyecto es Medellín, en la que interpreta a un famoso narcotraficante, una peli con la que intenta ganarse el respeto de la crítica tras el pelotazo de Aquaman, buscando premios, presencia en Cannes y contratando a Billy Walsh, ese director anti-sistema magníficamente interpretado por Rhys Coiro.

El caso es que cada capítulo es un cachondeo total, con esa ácida crítica al sistema de Hollywood y esos personajes increíbles: el agente cabronazo Ari Gold, su secretario gay y chino Lloyd, el hermano de Vincent, Johnny Drama, el colega Tortuga, el amigo de la infancia y representante Eric, y los cameos de estrellas interpretándose a elos mismos, como Peter Jackson, Dennis Hopper, Sidney Pollack o Anna Faris.

Vincent Chase no madruga, se levanta a la hora que le da la gana, come lo que le cocina su hermano, pasea con cochazos por Los Ángeles, toma el sol, folla con quien quiere, cuando quiere y como quiere…Vamos, como nosotros…

//spanish.imdb.com/title/tt0387199/