El nuevo KITT me gusta…mucho

Hace unos meses comentaba que había visto el episodio piloto del remake de la mítica serie ochentera El Coche Fantástico. 90 minutos entretenidos, que quizás se hacían algo largos, aunque para poner al espectador sobre la pista de lo que sería posteriormente la serie es cierto que eran necesarios, y además se agradecía el cameo final del Michael Knight original, el guaperas David Hasselholf.

El caso es que tras el piloto llegaron los capítulos, que desde el pasado 24 de septiembre se están emitiendo en Estados Unidos. Y a mi me están gustando mucho…Más de lo que esperaba, siendo sinceros.

 El Coche Fantástico, versión 2008, está contada a través de capítulos de 40 minutos, que resultan increíblemente divertidos. Lo cierto es que la actual situación de la televisión americana, con tantas y tantas series de calidad, había hecho que echásemos en falta alguna serie así, puro entretenimiento sin pretensiones. Perdidos, Prison Break, House…son series geniales, de las que sigues sin pestañear, con guiones de un nivel sobresaliente y que enganchan. Pero a veces también te apetece desconectar de tramas serias y enrevesadas, y sentarte a ver un pasatiempo frívolo. Algo así a lo que me pasa con Smallville, una serie flojita pero que sigo por mi afinidad con los personajes de DC, y que no voy a negar que me ha hecho pasar buenos momentos.

Es indudable que el carisma de Michael Hasselholf es infinitamente superior al de Justin Bruening, el nuevo conductor de KITT. Bruening es un tío cachas y guapete que cumple su papel sin mayores complicaciones, pero es innegable que cuando comparte escena con la guapísima Deanna Russo, saltan chispas. La pareja desprende química, y cuando KITT suelta sus disertaciones acerca de las relaciones entre hombres y mujeres surgen escenas muy divertidas.

  

Los secundarios también cumplen y resultan adecuados. Billy y Zoe, encarnados por Paul Campbell y Smith Cho, ponen el contrapunto cómico, y el toque de calidad lo pone Bruce Davison, un gran actor que parece haber encontrado su sitio en el cine y la tele más comercial, con su participación el la saga cinematográfica de X-Men y como impulsor del proyecto KITT.

Y respecto al verdadero protagonista de la serie, pues decir que KITT es…espectacular.

El Pontiac de los 80 ha dado paso a un Ford Mustang Shelby. Pero las capacidades y habilidades del nuevo KITT son infinitas, y dan lugar a episodios y escenas espectaculares. Y el alma de KITT, o sea, su voz, la pone Val Kilmer, un buen actor que estaba olvidado debido en parte al ínfimo nivel de sus últimos trabajos, y que aquí llena de humanidad al sofisticado coche.

Por tanto, muy recomendable este remake de una de las series más recordadas de los 80. El Coche Fantástico del nuevo siglo es una serie divertidísima, perfectamente adaptada a los tiempos que vivimos, con internet, tecnología punta, y con algún toque a lo Mission Impossible, con esas máscaras y esas misiones arriesgadas.

La tele vive una nueva y fructífera edad de oro. Para regocijo de todos.

//spanish.imdb.com/title/tt1213404/