Appaloosa

El western ha muerto, como género cinematográfico. No hay más que ver el número de westerns que se estrenan al año y compararlo con el número de comedias románticas, de aventuras o de terror. El que antaño fuera el género más prolífico hoy apenas resiste la embestida de la nueva era: lo digital, la tecnología, los movimientos convulsos de la cámara…Y es una pena. Menos mal que quedan tipos como Ed Harris, que probablemente creció viendo a John Wayne y a Clint Eastwood imponer su ley en el salvaje oeste…

Lo bueno que tiene el hecho de que las películas del oeste hayan caído en el olvido es que cuando se hacen, los responsables se esmeran, no en vano han de demostrar que todavía es posible contar una buena historia protagonizada por vaqueros, indios, forasteros, pistoleros… Se me vienen a la cabeza Open Range, Rápida y Mortal (aún asumiendo las peculiaridades propias del cine de Sam Raimi, que poco tienen que ver con las del western más clásico) y por supuesto, Sin Perdón, como los últimos coletazos de calidad de este género.

Appaloosa es una más a añadir a la lista. Un western estupendo, con escenas que nos remiten a la gloriosa época del género, con los duelos a vida o muerte, sheriffs, caballos, apaches…Y también es una forma distinta de hacer cine, más pausado, esforzado en contar una historia de personajes y en presentarnos y mostrarnos las características de esos personajes. Hay buenos, y hay un malo muy malo. Porque el western era también una expresión perfecta de la lucha que tanto juego da a la hora de contar historias: la eterna lucha entre el bien y el mal.

Ed Harris y Viggo Mortensen son los buenos, soberbios los dos, probablemente dos de las mejores interpretaciones de este año. Jeremy Irons, de quien algún crítico nacional ha dicho que "está pasado", compone un villano genial, quizás algo desaprovechado. Y para mi resulta un placer ver también en el reparto al gran Lance Henriksen, otro veterano que lleva toda la vida haciendo cine de género, y que demuestra que no sólo es capaz de protagonizar pelis de aliens. Quien no me gusta nada es Renée Zellweger, aunque esto es ya un problema mío personal, ya que no me gusta nunca esta rubia mofletuda. El mismo crítico de antes que decía aquello sobre Jeremy Irons dijo también que "Ariadna Gil se come a todos sus compañeros de reparto"…Pues vale. Ariadna interpreta muy bien un papel absolutamente testimonial, y su presencia en pantalla no va más alllá de 7 u 8 minutos…

Menos mal que nos quedan vaqueros. Ed Harris, Kevin Costner o Clint Eastwood están ahí para recordarnos a todos que hay un legado cinematográfico que representa con milimétrica fidelidad una etapa fundamental en la historia de los Estados Unidos.

Appaloosa es una película de vaqueros, de buenos y malos, una película estupenda de las que ya apenas se hacen. Tenéis que ir a verla, porque siempre merece la pena cabalgar, desenfundar y hacer cumplir la ley del Oeste…

Mi puntuación en IMDB:7.

//www.imdb.com/title/tt0800308/