Hellboy

Qué buena peli el primer Hellboy, una manera genial de comenzar la andadura cinematográfica del carismático personaje creado para el cómic por Mike Mignola. Guillermo del Toro acertó de pleno a la hora de plasmar en imágenes un cómic de difícil traslación, y nos proporcionó un entretenimiento estupendo, con uno de los mejores prólogos vistos últimamente, cuando se nos cuenta el "nacimiento" de Hellboy en medio del aquelarre montado por los nazis.

Y sin duda el mayor acierto de del Toro fue convencer a los estudios de la imperiosa necesidad de contar con Ron Perlman para interpretar al cuernecillos. Perlman, todo un referente del fantástico, encontró el papel de su vida, hasta el punto de poder asegurar que no habrá un Hellboy decente en el cine sin él.

Este verano pudimos ver la segunda aventura en el cine. Hellboy 2, El Ejército Dorado, nos divirtió, pero desde mi punto de vista no alcanzó los niveles de la primera, a pesar de no tener que presentar a los personajes y de no soportar los lastres de todas las primeras pelis sobre un personaje de cómic.

Ésta es la opinión que en su día envié a la revista Acción sobre Hellboy:

Es una suerte que gente como Sam Raimi, Bryan Singer o Guillermo Del Toro combinen sus habilidades como cineastas con un gran respeto hacia el material y personajes que adaptan en sus adaptaciones fílmicas de los cómics. Cuando los héroes de las viñetas se convierten en mitos y son venerados por los amantes de los tebeos ( frikis, se les suele llamar, despectivamente…), es necesario que los directores encargados de trasladarlos a la gran pantalla sean tan fieles como los que pasarán por taquilla. Ya no se trata de directores de encargo, de asalariados contratados para llevar adelante un proyecto apetecible económicamente para las productoras; ahora directores como Guillermo Del Toro exigen a alguien tan poco mediático como Ron Perlman, negándose a hacer la peli si el estudio no acepta sus pretensiones. Porque saben que todos aquellos que compran y coleccionan cómics no soportarán a un guapete interpretando a Hellboy. Y como además hay talento a la hora de rodar, el resultado es perfecto: una película fiel a los cómics de Mike Mignola, con lo que se asegura el beneplácito del tebeo-adicto, y también un  entretenimiento ideal para quien nunca ha leído una aventura del personaje. Es decir, el mismo y genial resultado obtenido por Raimi con su trepamuros y por Singer con sus mutantes ( y también por Peter Jackson y su trilogía cinematográfica de la obra de Tolkien, que también contó con el beneplácito mayoritario de los que nos hemos empapado de los libros…). Eso pedimos los aficionados: respeto y fidelidad hacia el original. Si además se cuenta con los medios típicos de las grandes superproducciones, perfecto. Eso sí, tiemblo ante lo que perpetra la Fox para adaptar Los 4 Fantásticos, ojalá me equivoque… 

 

//spanish.imdb.com/title/tt0167190/