Fringe : Un balance de los 10 primeros capítulos…

Tras los diez primeros capítulos de Fringe llega el primer parón, que se prolongará hasta el 20 de enero, fecha en la que se emitirá el capítulo once. Buen momento éste para hacer balance de lo que ha ofrecido hasta ahora la que fue una de las series más esperadas…

Fringe fue la nueva apuesta televisiva de J.J.Abrams, quien trata de lograr el éxito obtenido con Alias y Perdidos. Abrams podrá ser discutido en cuanto a su capacidad como director y guionista (buena pinta tiene su Star Trek, de estreno en salas en 2009), pero lo que es indudable es su capacidad para atraer al potencial espectador. Sus productos llaman la atención antes de estrenarse, gracias a campañas promocionales vistosas y enigmáticas (como ocurrió con Monstruoso, que acabó dando mucho menos de lo que prometía) y a los guiños que incluye en todo aquello que lleva su firma…

Fringe es una serie de suspense que a priori toma prestados muchos elementos de Expediente X. Pero sólo a priori. La principal diferencia es que aquí se intenta dar explicaciones científicas a (casi) todo, de forma que los extraños casos que salen en cada episodio suelen ser analizados científicamente por el Dr. Walter Bishop, un personaje genial encarnado por John Noble, el Denethor de El Señor de Los Anillos. Su hijo Peter, encarnado por Joshua Jackson y la agente Olivia Dunham, a quien pone rostro Anna Torv, completan el equipo conformado por el misterioso Broyles (Lance Reddick, visto en Perdidos), un alto cargo del FBI que parece esconder oscuros secretos relacionados con la empresa Massive Dynamics, una multinacional presente en todos los episodios que parece ser la clave de todos los sucesos extraños que ocurren…

 

Desde mi punto de vista el reparto es el gran acierto de Fringe respecto a Expediente X, ya que a mi Mulder y Scully me parecen los personajes más coñazo de la tele. Los actores de Fringe son muy buenos, y los personajes que interpretan, interesantes y misteriosos.

Pero además estos primeros diez capítulos han tenido la regularidad  que siempre se pide a una serie de televisión. Parece no haber episodios de relleno, como ocurre en todas las temporadas de Perdidos. Todos tienen un nivel parejo, con guiones elaborados y sorprendentes. Si te gusta uno, te gustan todos. Y resultan realmente entretenidos. En mi opinión, sólo el capítulo ocho baja algo el nivel, pero los demás son muy divertidos, con casos como el del espectacular episodio piloto, el del bebé de 80 años, el del tipo que maneja la electricidad o la gente que se provoca heridas con la mente…por no hablar del hasta ahora último episodio, el 10, un desparrame con viajes en el tiempo y gente que atraviesa paredes…Pero ahí está Walter para explicárnoslo todo…

Y en medio de esos casos increíbles, la trama global, que se va descubriendo a cuentagotas, centrada en Massive Dynamics, y que parece tener como elemento central al misterioso John Scott, antiguo amor de Olivia Dunham.

Veremos cómo evoluciona, pero a mi de momento me está gustando mucho. El cabrón del J.J.Abrams lo ha vuelto a hacer…

 //spanish.imdb.com/title/tt1119644/