Como En Casa En Ningún Sitio

Comedia navideña, de interesante planteamiento inicial pero que se agota hasta diluírse como un azucarillo. Como En Casa En Ningún Sitio cuenta una verdad absoluta: que a (casi) nadie le hace ni pizca de ilusión tener que reunirse con la familia en Navidad. Estoy seguro de que hay mucha gente que hace como los protagonistas de esta peli: se inventan viajes solidarios (vacunar a niños en África, viajes a Birmania…) con tal de poder librarse de la opípara cena con familiares e incluso hasta con algún ser querido…

El problema para esta simpática pareja es que su viaje de placer se cancela por una espesa niebla que impide que se pueda viajar en avión, y sus familias acaban enterándose porque son entrevistados en directo para la tele. Consecuencia: visita de rigor a las familias de ambos, cuantro en concreto, ya que los dos matrimonios están separados…

En esas visitas se concentran los momentos más divertidos. Los gags se suceden, y los mejores se producen en la primera visita, cuando son recibidos por el padre de él, interpretado por Robert Duvall. El director de Iron Man, John Favreau, interpreta a uno de los hermanos de Vince Vaughn, un personaje divertidísimo (Favreau ya había demostrado una gran vis cómica en Very Bad Things y en varios capítulos de la maravillosa Friends). Después se suceden el resto de visitas, continuando con las interesantes apariciones de buenos intérpretes: Mary Steenburgen, Sissy Spacek, John Voight…Pero el ritmo y la cantidad de carcajadas empieza a disminuir de forma alarmante para terminar con un final típico, tópico, previsible y descafeinado…

Lo mejor, sin duda, el reparto. Los protagonistas Vaughn y Witherspoon se muestran simpáticos y solventes, en especial, ella, una chica que empezó con tonterías como Una Rubia Muy Legal pero que parece aprender rápido (tuvo una interesantísima aparición en la estupenda peli de Robert Benton, Al Caer El Sol, donde compartía planos con Paul Newman, Susan Sarandon y Gene Hackman). Por su parte, Vince Vaughn, ha demostrado con creces que sabe moverse en el terreno de la comedia disparatada, a pesar de alcanzar la fama con la secuela de Jurassic Park y desgraciadamente para él con el remake infame de Psicosis que dirigió Gus Van Sant… Los secundarios, excelentes.

Pues eso, una comedia que empieza bien, con la que te ríes al principio, pero que se queda en tierra de nadie. Al menos cuenta una verdad irrefutable, y es que la Navidad es época de cinismo, hipocresía y cenas insoportables.

Mi puntuación en IMDB:5.

//spanish.imdb.com/title/tt0369436/