Marathon Man

Qué buen cine se hacía en los 70…Los críticos más puristas que añoran la etapa dorada de Hollywood de las décadas de los 30, 40 y 50 consideran que en los 60 comenzó la decadencia…Pero echando un vistazo a los 70 nos damos cuenta de que no, de que el buen cine siguió en esa década: los dos Padrinos, Tiburón, Star Wars, Alguien Voló Sobre el Nido del Cuco, Alien, El Golpe…

Marathon Man no llega al nivel de estas maravillas que he citado, pero es una muestra más de la calidad y diversidad que tuvo parte de el cine en esa etapa. John Schlesinger adaptó la novela de Willam Goldman y construyó un thriller inquietante, duro, violento…con una trama simple y típica, pero contada con unos recursos narrativos propios de alguien con mucho talento.

Y es que Schlesinger sabía hacer películas, era un tipo de esos que nunca fallaba, un Norman Jewison, un John Badham, un John Frankenheimer…directores que conocían el oficio como nadie y que acababan siendo etiquetados injustamente como "artesanos". Pero artesanos que hacían ganar dinero a los grandes estudios, y que casi siempre obtenían éxitos de crítica.

Schesinger había triunfado a finales de los 60 con Cowboy de Medianoche, y volvió a despuntar con Marathon Man, para la que reclutó un reparto de campanillas, con unos geniales Dustin Hoffman, Roy Scheider y Laurence Olivier, quien sería nominado al Óscar por su papel de nazi codicioso y asesino. Los tres actores resumen lo mejor del cine de los 70, tres rostros fundamentales que con Brando, De Niro, Pacino y Nicholson coparon buena parte de los papeles destacados de la década.

Lo mejor de Marathon Man es sin duda la sensación de gran cine que desprende desde el primer minuto de metraje. Desde esa primera escena en la que discuten el nazi y el judío, y que sirve de ejemplo de la intolerante lucha que nos contará posteriormente la película, hasta la mítica escena final con Hoffman y Olivier. Dos horas de cine policíaco, de suspense, de thriller en estado puro, con personajes ambiguos al principio pero perfectamente retratados después…Escenas de acción perfectamente rodadas, malos muy malos, nazis cabrones que ya en sus rostros delatan la maldad que esconden. Cine rudo, seco, en el mejor estilo de otros éxitos de la época de semejante temática, como Serpico, French Connection o A La Caza…

Dustin Hoffman demuestra una vez más las razones por las que fue capaz de convertirse en uno de los mejores a pesar de su físico tan enjuto y poco fotogénico. Da igual que esté corriendo como esos maratonianos a los que su personaje admira, o que le arranquen un diente, o que asuma que no puede echar un polvo más porque se ha pasado entrenando ese día. Su actuación es genial, así como la de sus compañeros Roy Scheider y Laurence Olivier.

Conjunción de talentos para una gran película. Buena novela, buen director, buenos actores…buen cine. En los 70…

//spanish.imdb.com/title/tt0074860/