The Spirit

SPOILERS

 

Pues no se cumplieron los peores augurios, pero sí es cierto que el icono de Will Eisner merecía una peli mejor. La versión cinematográfica que Frank Miller ha escrito y dirigido tiene cosas buenas, pero también muchas mejorables, o directamente nefastas. Porque, desde mi punto de vista, semejante contenido no pega con semejante continente, o, lo que es lo mismo, forma y fondo no están en consonancia…

Supongo que todo el mundo coincidirá conmigo: el Spirit que Eisner creó en las tiras de los periódicos en los 40 está a años luz de Sin City, el cómic de Miller que Robert Rodríguez, en colaboración con el propio Miller, llevó a la gran pantalla hace unos años con inmenso acierto. Las virtudes de la película eran evidentes: la cinta seguía escrupulosamente las pautas de un cómic rompedor, seco, duro y violento, hasta el punto de que prácticamente todas las escenas estaban calcadas de las viñetas. Y como las historias de Miller para los cómics eran soberbias, pues el resultado fue el que fue, una peli soberbia.

Vaya por delante que no conozco en profundidad la evolución del personaje en las viñetas. Solamente me he leído el primer tomo de Los Archivos de Spirit, que editó Norma hace unos años. Conozco por tanto el nacimiento de Spirit, cómo Denny Colt se transformó en ese Espíritu justiciero que vaga por las calles de Central City, enfrentándose en su primera aventura al Doctor Cobra. El resto de historias que conforman ese primer volumen tienen una temática y unos parámetros parecidos: Spirit no deja de ser una suerte de Batman, que trata de atrapar a los malos en su ciudad. Eran historias simples, muy típicas de la época, y en las que Eisner desarrolló importantes novedades estilísticas, como la splash page, esa primera página en la que se anuncia, y en cierta forma se resume, la narración que acontecerá en las viñetas siguientes.

Las virtudes, por tanto, del cómic de Spirit se basaban sobre todo en el aspecto formal, lo cual no quiere decir que fuesen aburridas. De hecho, es un cómic que aún hoy se lee con facilidad y resulta tremendamente entretenido.

Lo que quiero decir es que Frank Miller, espoleado por el éxito de su Sin City, cómic y peli, ha trasladado ese envoltorio en esta adaptación de la obra de su admirado Will Eisner. Primer fallo gordo. La historia de Denny Colt debería de ser contada alejándose de ese blanco y negro (es cierto que también hay color, pero tanta innovación estilística y cromática perjudica desde mi punto de vista a la peli) y de esa voz en off que tanto recuerda a la peli de Robert Rodríguez. Las innovaciones estilístivas que Eisner desarrolló en el cómic deberían de haber sido suavizadas, en mi opinión, en la película. Porque, básicamente, la peli hubiese sido más fiel al cómic, y quien se conozca a fondo la evolución del mismo que me corrija si es necesario…

Pero el guión no ayuda nada tampoco. Esa trama sobre la experimentación genética resulta ridícula y los personajes no están desarrollados ni escritos con acierto. Empezando por el Octopus encarnado por un desatado Samuel L. Jackson. La idea de presentar directamente a Spirit en lugar de empezar por Denny Colt y su posterior transformación es, desde mi punto de vista, un error mayúsculo, y esa imagen de la muerte en forma de chica guapa tampoco es que sea un acierto.

Pero también hay cosas buenas. Empezando por Gabriel Match, que compone un Spirit magnífico y, en este caso sí, muy cercano al del cómic. El tono de cine negro en la órbita de un guión escrito por un Dashiel Hammett también resulta atractivo, y la estética de la película, a pesar de no encajar con el espíritu del original  es llamativa. Y también hay escenas estupendas, como es mano de Denny Colt saliendo de la tumba, que sin duda me recordó la lectura de ese primer volumen con las aventuras del personaje. Scarlet Johansson también está muy bien, y Eva Mendes se come a cualquier compañero de reparto con el que coincida en pantalla. Eso sí, a mi me cuesta horrores ver al padre de Aquellos Maravillosos Años como Dolan, a pesar de que Dan Lauria sea un actor excelente.

Una pena. The Spirit merecía mejor peli, aunque tampoco es la catástrofe que algunos vaticinaron.

Mi puntuación en IMDB:6.

//spanish.imdb.com/title/tt0831887/