The Big Bang Theory (Primera Temporada)

Menudo descubrimiento. The Big Bang Theory es, desde mi punto de vista, la serie más divertida de la televisión desde Friends. Reconozco que aún no he podido ponerme con Cómo Conocí a Vuestra Madre, que parece que también es para mondarse, pero, ésta…ésta es la leche…

Me dio por verla cuando en uno de esos días tontos navegas por la red y acabas llegando a blogs o páginas en las que alguien hablaba de sus gustos cinéfilos y televisivos. Leí lo que se hablaba, qué tipos de personajes la protagonizaban y me vi los primeros capítulos para probar. Y me partí de la risa.

The Big Bang Theory es una sitcom protagonizada por cuatro genios, cuatro superdotados, cuatro tipos de una inteligencia muy pero que muy superior a la media. Dominan todas las ciencias, química, física, matemáticas, hablan idiomas, son expertos en tecnología, y, como suele pasar en estos casos, no tienen una vida social muy destacable. Y claro, de chicas, poco…Todo cambia cuando en el apartamento contiguo al de Larry y Sheldon (dos de los cerebritos) llega Penny, una rubia cañón simpática, frívola, guapa, y poseedora de unos enormes pechos…

Y claro, el contraste provoca la comicidad. La serie es de un dinamismo acojonante. Los cuatro superdotados hablan a un ritmo bestial, con diálogos larguísimos y desternillantes, y permite a los actores demostrar su enorme talento, con planos largos en los que se tarda mucho más de lo acostumbrado en estas series en cortar y cambiar de escena.

Pero aparte de ese talento a la hora de actuar y de los guiones geniales, The Big Bang Theory es una frikada de cojones. Porque resulta que estos cuatro zumbados asumen las dos acepciones del término. Son freaks en el sentido de que son tipos raros, gafapastas, que diríamos hoy en día…Pero también son unos jodidos frikis, ya que buena parte de la serie se pasan debatiendo sobre cómics, Star Wars, Halo…Y eso también da lugar a situaciones divertidísimas y hace que la serie sea aún más atractiva para alguien que, sin llegar a ese nivel de frikismo, comparte todas esas aficiones.

Pero, en mi opinión, el mayor acierto reside en los personajes. En dos especialmente. Los cinco son geniales, pero hay dos tipos que sin duda son dos de los más increíbles personajes que se han asomado nunca a la pantalla de la tele. Éste es el primero:

Él es Sheldon, interpretado por Jim Parsons. Este fulano es, probablemente, el ser más inteligente que hay en el planeta. Un auténtico chiflado que es capaz de razonar con frases interminables y terminología científica el aspecto más pueril de una conversación. Un personaje genial, con momentos cómicos que llegan a ser sublimes. Por su vestimenta (y comentarios frecuentes), sabemos que es un fanático de los superhéroes de DC Cómics, y, aunque no lo han mostrado abiertamente (aún), a mi me da que es gay. El tal Parsons, a quien yo no conocía de nada, es un actor como la copa de un pino, y su personaje uno de los más tronchantes que he visto nunca.

El otro megacrack es éste:

Howard Wolowitz, otro extravagente hombre de ciencia, quien asume menos protagonismo pero que tiene momentos en los que te mueres de risa. Mucho más mujeriego que sus colegas, a diferencia de éstos no asume el hecho de que no se come una rosca y trata constantemente de cambiar ese status. Judío, presume de circuncisión, y entre sus habilidades está la de imitar las voces de sus conocidos. Está interpretado por Simon Helberg, un tipo de gran experiencia en series de televisión. Otro cómico espectacular.

Los otros dos cerebritos son Leonard:

quien está perdidamente enamorado de Penny, y aunque también es un chalado es quizás el menos freak de los cuatro, y puede decirse que el protagonista principal (está interpretado por Johny Galecki), y:

Rajesh, un hindú incapaz de hablarle a una mujer si no está borracho. Otro gafapasta interpretado por Kunal Nayyar.

Y finalmente tenemos a Penny:

una rubia encantadora, que tiene una paciencia infinita ya que siempre se adapta a las excentricidades de sus vecinos y que hasta puede llegar a plantearse algo serio con Larry…

De momento he visto la primera temporada y lo he pasado muy muy bien. En breve empezaré con la segunda, que actualmente se emite en USA. The Big Bang Theory es una maravilla, capítulos de 20 minutos que se pasan en un suspiro.

Estamos en la era dorada de la ficción televisiva americana. Ya podían aprender los del cine de sus colegas guionistas de la tele. Disfrutémosla.

//spanish.imdb.com/title/tt0898266/