Siete Almas

El hombre bueno, la bondad absoluta de una persona, siempre ha funcionado bien en el cine. Basta recordar a Atticus Finch, o a esos personajes que nos brindó Frank Capra. Los excesos de maldad han abundado mucho más, y los malos siempre han sido muy atractivos, por eso a veces una dosis de merengue provoca reacciones satisfactorias en el público.

En Siete Almas Will Smith es un hombre bueno, un buen pastor, un buen samaritano, aunque en este caso nuestro buen hombre hace lo que hace por una justificación, que no desvelaré, y, que por cierto, desde mi punto de vista funciona bastante mal. Vamos, que lo que le ocurre, y que provoca esos actos de infinita bondad, no justifican esos otros actos posteriores.

Smith lleva a cabo su tercer intento por ganar un Óscar. Juega las bazas que ya jugó anteriormente con Alí y hace mucho menos tiempo con En Busca de la Felicidad. Precisamente ha vuelto a reclutar al director de ésta última, Gabriele Muccino, para contar una historia que peca de eso: se les ve a todos el plumero, y al que más, al propio Will Smith, productor y estrella absoluta de una película fallida, cuyas intenciones descaradas parece que este año, se vuelven a ver truncadas. Otro año será, Sr. Smith.

Y no es que sea mala. Siete Almas es una peli fallida, con errores de bulto, y aciertos que también es justo nombrar. El guión hace aguas por bastantes flancos, lógico, si tenemos que cuenta que el tal Grant Nieporte tiene como méritos destacados varios capítulos como guionista de Sabrina, la serie aquélla de la bruja…Ese recurso de proporcionar información poco a poco, suministrando pequeñas píldoras a lo largo del metraje, no funciona, y otras bazas como la historia de amor forzada, tampoco, por no hablar de lo de la medusa…El reparto tiene también fallos destacables, empezando por Barry Pepper y terminando por el propio Smith, que tiene escenas ciertamente patéticas. En cambio, Rosario Dawson está realmente bien, aunque la cena con Smith y el bailecito posterior son realmente ridículos…Y no quiero olvidarme del personaje de Woody Harrelson, metido con calzador.

Pero se agradece el esfuerzo de la estrella por intentar cambiar de registro, y ofrecer algo diametralmente distinto. Yo, la verdad, veo más al simpático orejudo en cosas de acción, y también me gustó más En Busca de la Felicidad.

Mi puntuación en IMDB:6.

 //spanish.imdb.com/title/tt0814314/