Alien vs. Predator

Viendo lo estancadas que se habían quedado sus dos principales sagas de ciencia-ficción, la Fox trató de revitalizarlas en 2004 con este enfrentamiento, un mano a mano alienígena cuyas únicas pretensiones eran abrir nuevas posibilidades para que las dos razas volviesen a acumular dinero en las taquillas. Lo consiguieron, ya que la peli no funcionó nada mal, hasta el punto de volver a unirlas en una segunda peli que se estrenó el año pasado. Pero si hablamos estrictamente de calidad, ahí sí que no se alcanzaron los logros de las anteriores pelis protagonizadas de forma individual por los dos seres.

Pero al contrario de la segunda (Alien vs. Predator-Réquiem), que me pareció un bodrio de cojones, esta primera sí me divirtió, y así lo expuse en la opinión enviada en su día a la sección El Lector Opina, de la revista Acción:

Se ha puesto de moda en el cine ese fenómeno recurrente en el mundo del cómic de juntar en una misma aventura a diferentes personajes cuya personalidad y andanzas ya han sido expuestas en sagas o colecciones propias ( lo que en el mundo del tebeo se denomina comúnmente “crossover” ). Y la verdad, no me gusta. Siempre les tuve manía a los cómics que mezclan a superhéroes, ya que prefiero imaginarme a cada personaje como el centro de un universo propio, en el que él es el único, el encargado de salvar a la chica o a la humanidad, y ni siquiera me gusta que se hagan referencias a otros superhéroes aunque éstos no aparezcan. En el ámbito cinematográfico, hace poco tuvimos un Freddy vs. Jason, y ahora la Fox presenta este Alien vs. Predator, que trata de que sus dos criaturas más exitosas unan sus fuerzas para arrasar la taquilla. Tampoco me gusta la idea. En estas películas los personajes se comportan como el perro del hortelano : ni comen ni dejan comer; al final te quedas con ganas de más aliens, de más predators, de más Freddy y de más Jason. Con todo, Paul W. Anderson es capaz de proporcionar un mínimo de entretenimiento, y son loables los intentos de mezclar las historias de las dos criaturas, con un guión algo más trabajado de lo que a priori nos imaginábamos. Tenemos pues acción, sustos, buenos efectos y un ritmo trepidante que hace que no miremos el reloj en apenas hora y media de proyección, y además sale Lance Henriksen, cuya presencia siempre es de agradecer. En definitiva, hubiese preferido que la Fox hubiera contratado a buenos guionistas para Alien 5 o Predator 3, pero lo he pasado bien, podría haber sido peor…

 

 //spanish.imdb.com/title/tt0370263/