La Duda

SPOILERS

No hay mucho que contar acerca de La Duda, y no porque sea una mala película, sino porque es de esas sencillas historias contadas también de manera sencilla, minimalista, pero rebosante de talento. Sólo dos cosas son destacables en ella: el duelo interpretativo entre Meryl Streep y Philip Seymour Hoffman y la duda misma a la que hace referencia el título, duda que ni siquiera es resuelta una vez finalizado el metraje.

El responsable de escribir y dirigir, y también de la obra de teatro en la que se basa la película, es John Patrick Shanley, cuya última peli dirigida es una que yo recuerdo con cariño: Joe Contra el Volcán, una de aventuras con Tom Hanks y Meg Ryan que se estrenó en 1990. Casi veinte años después Shanley vuelve a ponerse tras la cámara para contarnos una historia radicalmente distinta, aunque en esas dos décadas ha guionizado éxitos tan conocidos y también distintos a La Duda como Hechizo de Luna, El Asesino del Calendario, !Viven! o Congo.

La película cuenta la cruzada que emprende a finales de los 60 una monja de un colegio religioso contra un sacerdote, del que sospecha y al que acusa directamente de pedófilo. Toda la trama se basa en el duelo entre Meryl Streep, que encarna a la Hermana Aloysious y el sacerdote al que acusa, encarnado por Philip Seymour Hoffman. Cada escena en la que discuten es una muestra del talento de dos de los mejores intérpretes de la actualidad, un duelo entre dos pesos pesados que están nominados al Óscar, como también lo está la tercera en discordia de la película, Amy Adams, cuyo buen trabajo se ve ensombrecido por los dos grandes.

Y una vez mencionado el talento de sus intérpretes, sólo queda La Duda, esa duda que al final no se resuelve y que el guionista-director mantiene a lo largo del metraje, para que quizás sea el propio espectador quien saque las conclusiones. Como muy bien aseguraba José Luís Garci en un medio de comunicación hablando de la película: Philip Seymour Hoffman es la duda…su cara es la duda , y es que cada gesto, cada reacción a las acusaciones de su adversaria son absolutamente enigmáticas. El guión parece querer dar pistas para que nos inclinemos por acusarle, para a continuación mostrarnos una cara amable del personaje, que hace que tengamos muchas más dudas que una única, como también le ocurre a la monja encarnada por Streep, en una última escena en donde la grandísima actriz demuestra que es una de las mejores de siempre (quince nominaciones, dos estatuillas).

Y eso es La Duda, una historia sencilla contada con mucha solvencia e interpretada con muchísimo talento. No es poco.

Mi puntuación en IMDB:7.

//spanish.imdb.com/title/tt0918927/