Los Años Desnudos

Los Años Desnudos es la historia de tres chicas que se dedican a un cine muy popular en la españa de la Transición: el llamado cine S, toda una revolución para un país que venía de una larguísima dictadura, y que vio de repente que su cinematografía producía películas con nefastos guiones, rematadamente mal escritas y dirigidas, pero con una característica inusual hasta entonces, los prolíficos y exhuberantes desnudos de sus actrices protagonistas, quienes además protagonizaban escenas tórridas la mayor parte del metraje.

Aquel cine terminó siendo absorbido por la definitiva imposición de la libertad que trajo consigo la Transición. Los españoles empezaron a asumir como normales ciertos hábitos y conductas derivadas de un régimen democrático, y en España empezó, primero, a haber desnudos en las películas (aquélla Cantudo pionera…), para después llegar las clasificadas S con su ingenuidad y provocación, que a su vez darían paso a una potente industria del porno…España se había liberado del yugo, era una democracia…

El cine S no duró mucho, pero dejó huella. Y todo aquel ambiente de liberación y progresía provocó que se taparan ciertas realidades lamentables del sector. Varias protagonistas de aquellas sensuales películas terminaron siendo víctimas de hábitos poco recomendables, relacionados con las precarias condiciones en las que trabajaban y en las que, en definitiva, vivían. Las drogas y el tener que pasar por el (sucio y chantajista) aro de productores sin escrúpulos hacían de aquellas chicas marionetas que, en ocasiones, terminaban sufriendo un trágico destino.

Félix Sabroso y Dunia Ayaso nos cuentan en Los Años Desnudos la historia de tres de aquellas chicas. Tres mujeres que sueñan con triunfar en el mundo del cine, pero que sólo lograrán que sus cuerpos sirvan de festín onanista para buena parte de sus compatriotas, reprimidos durante años por la censura franquista. Candela Peña, Mar Flores y Goya Toledo probablemente representen con fidelidad el perfil de aquellas chicas. Una soñadora, que se cree que por follar una noche con un poderoso (y miserable) productor podrá considerarse ya su mujer y aspirar a buenos (y más recatados) papeles. Otra inestable, de un físico realmente impactante, pero siempre marcada por su pasado rural y su antiguo novio.  Y la tercera, una superviviente de la pobreza, adicta a las drogas, capaz de robar a sus compañeras o acostarse con quien haga falta por una módica cantidad. Las tres bellas, guapas, siempre dispuestas al desnudo exhibicionista, dotadas de unos cuerpos que terminarán por convertirse en su principal y único sustento .

Los dos directores son ciertamente mediocres, aunque eso no les impide que hayan rodado su mejor película, que tampoco es decir mucho, porque su filmografía anterior era ciertamente deleznable. Y Los Años Desnudos no es tampoco una maravilla, aunque sí sirve para recordar una etapa importante de nuestra historia cinematográfica. Candela Peña vuelve a demostrar que es una de las mejoras actrices de nuestro país y Goya Toledo, a su vez, demuestra que es una de las peores, status que ocupará mientras no solvente esos graves problemas de dicción. Mar Flores, sorprendentemente, sale muy bien parada de un papel difícil, y el periodista reconvertido a actor Antonio de la Torre está, como siempre, genial.

Todos hemos visto películas clasificadas S, y por los motivos que todos sabemos. Y esta película nos ha servido para recordar y homenajear a todas aquellas mujeres que encontraron en aquel cine una forma de vivir, de ganarse la vida y de ilusionarse con sueños que, en la mayor parte de los casos, no se cumplieron. Los Años Desnudos es una peli muy normalita, pero infinitamente mejor que las que ellas protagonizaron, aunque aquellos eran otros tiempos…

Mi puntuación en IMDB:5.

//spanish.imdb.com/title/tt1129422/