His Name Was Jason: 30 Years of Friday the 13th

Desengrasando que es gerundio. Después de una bobalicona comedia romántica nada mejor que un repaso por la historia cinematográfica de uno de los mayores iconos del cine de terror. His Name Was Jason: 30 Years of Friday the 13th es un documental realizado para celebrar los 30 años desde el estreno del primer Viernes 13, una estimable peli de terror cuyos méritos se vieron ensombrecidos con el paso de los años por las infectas (y numerosas) secuelas.

La lástima es que traten por igual a todas las cintas, doce nada menos, y no se centren en aquella primera peli que en 1980 dirigiera Sean S. Cunningham, que marcó época por su crudeza y dio lugar posteriormente a una sucesión de despropósitos interminable. Curiosamente en aquella primera película no era Jason el asesino, sino su madre, aunque el aún imberbe psicópata tenía una sorprendente e impactante aparición.

El documental tiene como mayor reclamo la presencia de Tom Savini como narrador, todo un gurú del cine de género, responsable del maquillaje y efectos especiales de un montón de pelis, entre ellas las de la saga de los zombies de Romero y alguna participación en el cine de Dario Argento, aunque supongo que todos le recordaremos siempre como el Sex Machine de Abierto Hasta el Amanecer.

 

Savini nos acompaña en un insulso recorrido por la filmografía de Jason Vorhees, desde la primera de 1980 hasta el reciente remake. El único atractivo, además del carisma de Savini, reside en las confesiones de Sean S. Cunningham y Victor Miller, director y guionista de la primera, quienes desvelan cómo surgió el proyecto en su momento y el inesperado éxito que obtuvieron. A partir de ahí, todos los directores y muchos intérpretes de las demás películas intervienen, aunque teniendo en cuenta la escasísima calidad de las pelis de las que hablan, sus testimonios apenas tienen interés. Es cierto que la segunda, dirigida por Steve Miner (el único director de alguna de las secuelas con una filmografía mínimamente decente), tenía un pase, pero tampoco era una maravilla y ya estaba muy por debajo de la primera.

Así que si se hace un documental sobre una saga mediocre, lo más probable es que el documental resulte también una mediocridad. Supongo que la saga tendrá su público, freaks como alguno que aparece hablando sobre el personaje y las pelis, que disfrutan cuando Jason y su máscara de hockey trocean a sus víctimas, pero lo cierto es que por mucho que Michael Bay y Marcus Nispel se empeñen, Jason está más que amortizado para el cine.

Pues eso, un documental para fanáticos del personaje, una curiosidad mediocre, como son casi todas las películas de las que se habla en él.

Mi puntuación en IMDB:4.

//www.imdb.com/title/tt1282052/