Laura

Ver hoy Laura, esa maravilla dirigida en 1944 por Otto Preminger, resulta la manera más eficaz de contemplar las evidentes diferencias existentes entre el cine de ayer y el cine de hoy. Más allá de recursos estilísticos y de la inevitable evolución del cine como forma de contar historias, hay un aspecto que a mi, al menos, me resulta revelador, y en el que reparo cada vez que veo una de aquellas obras maestras.

Me refiero a la duración. Laura dura exactamente 88 minutos, algo menos que Luna Nueva (92) o La Fiera de mi Niña (102), por poner dos ejemplos que se me han ocurrido sobre la marcha. Las tres películas tienen en común que son obras maestras, consideradas así en su día y que han perdurado como tales con el paso de los años. Tres historias contadas en poco más o poco menos de hora y media. ¿Cuántas veces ocurre esto hoy? Las películas que hoy tienen el beneplácito de crítica y público duran (en la mayor parte de los casos), más de dos horas. Y no me refiero a producciones épicas y taquilleras como Watchmen o El Señor de los Anillos, que adaptan un denso material y necesitan larguísimos metrajes. La Lista de Schindler (195 minutos), Million Dollar Baby (132) o El Curioso Caso de Benjamin Button (166) son algunos ejemplos que me han venido a la mente mientras tecleaba, e incluso Slumdog Millionaire está en ese límite de las dos horas exactas de duración.

El talento de los directores y guionistas de antaño para ajustarse a una duración (y, no lo olvidemos, a un presupuesto), era infinito. En Laura los 88 minutos están aprovechados al máximo: nada falta, nada sobra, no hay nada superfluo, ni un plano, ni una escena…todo está en la película porque es necesario, conformando hora y veintiocho minutos de cine con mayúsculas. Es cierto que los diálogos son de una rotundidad pocas veces vista en la actualidad, así como la puesta en escena o el magnetismo de intérpretes como Gene Tierney o Dana Andrews, pero, en mi opinión, ahí reside la mayor diferencia entre los cineastas de entonces y los de ahora: aquéllos eran directos, puntillosos pero eficaces. Hoy en día sólo duran hora y media las cintas de terror como el reciente remake de Viernes 13, o las comedias chuscas como Superhero Movie y sus derivados. Cuánto ha cambiado el cine…

Laura es la mejor peli de Otto Preminger, lo cual es decir mucho teniendo en cuenta que hablamos del tipo que hizo Anatomía de un Asesinato o El Cardenal. Una historia de suspense disfrazada de melodrama, que nos presenta uno de los embrollos amorosos más originales y desatados de la historia del cine. Laura ha sido asesinada, pero todos siguen enamorada de ella. El detective encargado de la investigación (Dana Andrews) da rienda suelta a sus pasiones necrófilas y se ve atrapado por la imagen de Laura. El escritor Waldo Lydecker (Clifton Webb), refinado y pedante, termina por reconocer que estaba literalmente cegado por la pasión hacia la chica. Y finalmente el prometido, Shelby Carpenter (Vincent Price, antes de convertirse en el icono del cine de terror), ha de lidiar con su condición de sospechoso del crimen a pesar de proclamar su amor por la fallecida.

Gene Tierney transmite como nunca y como nadie: una chica enigmática que con cada palabra que pronuncia se da más a conocer, y termina por componer uno de los personajes femeninos más recordados de la historia del cine. Su Laura no es la típica femme fatale del cine negro, sino que es la representación de la cordura en una historia protagonizada por tres hombres invadidos por la pasión. Pero claro, ella no tiene una obsesión como ellos tres, ella es la obesión…

Hay de todo en ese escaso metraje. Diálogos memorables (esos sí que escasean en la actualidad), interpretaciones sobresalientes y un guión sublime, retorcido pero de facilísima comprensión, con golpes de efecto y sorpresas. No reniego en absoluto del cine de hoy, y discrepo de quienes lo desprecian y afirman que todo el cine de antes era mejor que todo el cine de hoy. Pero en algunos aspectos las diferencias son evidentes. Lo mejor, es que podamos disfrutar de las obras maestras, las de antes y las de ahora.

//spanish.imdb.com/title/tt0037008/